Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Buscando pareja con la inflación de la Quinta República

Cover-dating-clímax
23/01/2015
|
COMPOSICIÓN FOTOGRÁFICA: MERCEDES ROJAS PÁEZ-PUMAR

En un país tan particular como Venezuela, hasta enamorarse es complicado. Y es que en una patria con una larga lista de productos escasos, el corazón no se escapa del desaparecido inventario

Conseguir pareja en tierra tricolor puede resultar una hazaña. Eso si además se toma en cuenta la cantidad de prospectos que se sumaron al éxodo en busca de una tierra prometida llamada “calidad de vida”. La latente y escalofriante amenaza de la inseguridad somete a los ciudadanos a un toque de queda voluntario. Las calles, que una vez estuvieron llenas de música y farra, fueron sepultadas por la intransitada oscuridad.

La proliferación de aplicaciones como Tinder es de esperarse en un ecosistema donde hay muchos cazadores y pocas presas. En esta patria nueva es más fácil conseguir un kilo de azúcar que un novio.

A pesar del panorama, existen algunos suertudos que comienzan su proceso de “dating”, una carrera de obstáculos, en donde se permite el flirteo, las estrategias y una que otra mentirita piadosa. Pero ¿cuánto cuesta una cita en pleno socialismo del siglo XXI?

La inflación castiga y aquellos que buscan lugares para los primeros arrumacos van a tener que poner a trabajar más que hormonas. Clímax, siempre consecuente con las preocupaciones de su lectoría, comparte un presupuesto aproximado de lo que le costará a su bolsillo entregarse al amor.

ADVERTENCIA: Estos precios fueron consultados la primera quincena de enero 2015. No podemos asegurar que estos valores no se hayan duplicado o triplicado para el momento de su publicación.

Plan helados + cine

Helados-clímax

Un par de helados solía ser el plan por excelencia para endulzar a la pareja incipiente. Hoy disfrutar de una cremosa tinita es un lujo. En la 4D y Yogen Früz dos porciones cuestan Bs. 200. Lo que parece una locura cuando, incluso, es posible encontrar en alguna taguarita rica, un menú ejecutivo —sopa, plato principal y bebida— por menos de este precio. Ni hablar de las populares heladerías por peso. Una porción modesta supera los Bs. 200.

El séptimo arte dejó de ser para las masas luego de los impresionantes aumentos en los precios de sus caramelerías el pasado mes de diciembre. Los venezolanos no se enteraron que las cotufas ahora son una exquisitez. Lo que explica que un combo doble con tequeños o perros calientes en Cinex roce muy de cerca los Bs. 1.000. Una pareja comedida debe elegir entre una cena regularmente decente o un volátil snack que acompañe la función.

Los precios de los boletos son tan variados como la propuesta de la cartelera. Estas son las ofertas anunciadas en http://www.cinex.com.ve/

Entrada General: Bs.F 205
Entrada 3D: Bs.F 250
Entrada VIP: Bs.F 370
Entrada 4XD (2D): Bs.F. 810
Entrada 4XD (3D): Bs.F. 860

Disfrutar de una película almidonada por los interminables efectos del 4XD es una verdadera ostentación que se reservará para ocasiones especiales.

Costo total del plan helados + cine (para dos personas) Bs.F. 2.180,00

*Incluye: tinitas de dos porciones, entradas generales para el cine, combo de cotufas doble con tequeños

Plan cena + cine

cotufas-clímax

Una cita que complazca el paladar se puede dividir en tres categorías. Depende del local que se elija y los precios que marque su menú.

Grupo 1: Bs.F. 800 – Bs.F. 1.000 (2 personas)

En esta denominación entra todo aquello que los glotones conocen como fast food. Existen numerosos locales, cuyas propuestas gastronómicas no dejan de involucrar comida rápida —en este rango de precio— pero buscan ofrecer al comensal una experiencia un poco más completa. SanduChef, Burger Shack, Avila Burguer y Pincho Pan forman parte de esta categoría.

Grupo 2: Bs.F. 2.000 – Bs.F. 3.000 (2 personas)

La experiencia en estos locales es más tradicional: mesa, menú, mesoneros y propinas. No por eso se está hablando de una práctica lujosa. En este rubro están locales como Friday’s, Hard Rock Café, Sushi Market, entre otros.

Grupo 3: Bs.F. 4.000 en adelante (2 personas)

Este es el montón en donde se acumulan los sitios de pompa. Se supone que por los elevados precios de las cuentas, el servicio y la calidad de la comida deberían ser sobresalientes, no es siempre el caso. El galán puede llevar a la acortejada para sorprenderla, pero quizás ella termine más asombrada cuando él divida la cuenta entre dos.

Costo total del plan cena + cine (para dos personas)

*Para saber el costo total de este plan se debe conocer primero el grupo al que pertenece el restaurante de su preferencia. Luego sumar el costo de la entrada al cine y el de las chucherías, si es que el hambre persiste.

Plan Happy Hour

tragos-clímax

Las bebidas espirituosas suelen ser un invitado constante en las “citas románticas”. Sorbos mágicos que relajan tensiones y evocan a Eros. El precio total de este plan depende de la cantidad de alcohol que consuman o toleren los hígados y bolsillos de las partes.

Precios estimados:
Birra Bs.F. 45
Ron Bs.F. 250
Vodka Bs.F. 400
Whisky Bs.F. 600

Costo total del plan happy hour (para 2 personas) Bs.F. 2.000

*Suponiendo que cada uno tome un promedio de 4 tragos de ron

Plan “empiernado”

sexo-clímax

Si la pareja decide consumarse y consigue condones en la farmacia, entonces la siguiente lista de precios puede interesarle.

Montaña Suites: Habitaciones sencillas por 8 horas, desde Bs.F. 1.500 – Bs.F. 1.900.
Aladín: Habitaciones sencillas por 4 horas, desde Bs.F. 1.500 – Bs. F. 3.610.
Dallas Suites Hotel: Suite normal por 8 horas Bs.F. 2.000.

Costo total plan empiernado

*Considere la cantidad de horas que quiere pasar dedicado al amor, el lugar y los accesorios que quiere involucrar en el proceso.

Si se toma en cuenta que el sueldo mínimo en Venezuela es de Bs. 4.889,11, según la Gaceta Oficial Nº 40.542, y agregando a la ecuación una inflación del 63,3%, anualizada al mes de noviembre según el Banco Central de Venezuela, un ciudadano promedio no puede darse el lujo de participar frecuentemente en escapadas amatorias. Las cuentas comenzarán a dividirse en dos, los planes en casa proliferarán, las chucherías para el cine comenzarán a pasar como polizontes en alguna cartera y las cenas a la luz de las velas dependerán de las habilidades culinarias de la pareja de turno.

En Venezuela no hay lugar para la vida, ni para los profesionales y mucho menos para el amor.