Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Constituyente para dummies

constituyenteya
30/06/2017
|
TEXTO: GABRIELA ROJAS | COMPOSICIóN GRáFICA: IVáN ZAMBRANO

El país avanza hacia un proceso constituyente. En la oposición exigen que debe ser evitado, detenido, que “no va”. Oficialistas, sin embargo, aseguran que es un escenario “indetenible”. La cuenta regresiva va restando días hasta el 30 de julio, cuando será la elección de asambleístas convocada por el Consejo Nacional Electoral. Por estas razones, es obligatorio entender lo que enfrenta la sociedad venezolana

Mientras un grupo de venezolanos marchaba, otro hacía cola para conseguir comida y otro calculaba cómo iba a rendir el reciente aumento salarial, la tarde del primero de mayo al presidente Nicolás Maduro se le ocurrió resetear el país. Su anuncio “histórico”, según lo calificó, consistía en la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente. Antes del plumazo, es un tris, mataba la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

“Será una constituyente ciudadana, popular, obrera. Una constituyente chavista. Convoco una constituyente ciudadana, no una constituyente de partidos ni élites”, resumió Maduro en la presentación oficial de su iniciativa para sustituir a la “bicha” redactada en 1999, la promovida por su padre político Hugo Chávez, quien la calificó como “la mejor Constitución que se haya hecho para siempre en la historia venezolana, la mejor de nuestra historia, la mejor del continente americano y una de las mejores constituciones del mundo”.

La mejor, no es tan buena

Quizá la memoria del venezolano es corta, pero la historia deja registro escrito. En enero de 1999, la representación del Movimiento V República (MVR), el entonces partido de Hugo Chávez, planteó en el extinto Congreso Nacional el debate para la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente que se encargara de redactar una nueva Constitución para derogar la de 1961.La sala Político Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) emitió entonces una sentencia que precisaba que debía realizarse un referéndum consultivo para escribir una nueva Constitución.

Dos preguntas de Sí y No fueron a votación universal, secreta y directa hace 18 años:

  • ¿Convoca usted una Asamblea Nacional Constituyente con el propósito de  transformar el Estado y crear un Nuevo Ordenamiento Jurídico que permita el funcionamiento efectivo de una Democracia Social y Participativa?
  • ¿Está de acuerdo con las bases propuestas por el Ejecutivo Nacional para la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente, examinadas y modificadas parcialmente por el Consejo Nacional Electoral en sesión de fecha Marzo 24, 1999, y publicadas en su texto integro, en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela N° 36.669 de fecha Marzo 25, 1999?

Se consultaba al pueblo sobre la iniciativa de Hugo Chávez de redactar un nuevo texto fundamental que sustituyera al vigente desde 1961, y el mecanismo planteado por él: 131 constituyentes que debían construir un nuevo texto legal en seis meses, electos de manera uninominal, para luego someterlo de nuevo a consulta popular para que entrase en vigencia, como ocurrió.

El segundo triunfo electoral de Hugo Chávez marcaba el camino de estos 18 años: con 71% de los votantes ganó la opción del Sí en ese referéndum consultivo. Así comenzó el proceso que el 25 de julio seleccionó a los asambleístas que redactaron en tres meses y medio la nueva Constitución. El texto fue defendido o cuestionado en campaña electoral y finalmente fue sometido a elecciones en diciembre de ese año. Fue aprobada su entrada en vigencia por 81% de los electores que participaron.

cita-Const-8

¿Qué es una Constituyente?

Cuando el presidente Maduro convoca a la constituyente desde el Poder Originario, como si se tratara de un espíritu del más allá, se refiere a que el Poder que se le otorga a una Asamblea Constituyente es de carácter superior, incluso por encima de la Constitución vigente pues la decisión reside en el pueblo, en la sociedad entendida como todos y cada uno de los integrantes de la vida del país.

Como en la Constitución de 1961 esto no estaba contemplado, en 1999 el problema fue zanjado a través del TSJ. Mediante la sentencia del 19 se enero estableció como primer paso un referéndum consultivo para que la población decidiera si había o no había proceso. Pero la Constitución que hoy rige resolvió esa posible discrecionalidad a través del artículo 347 y señala que la iniciativa la puede proponer  el Presidente de la República, la Asamblea Nacional, las dos terceras partes de los Consejos Municipales, un número de electores superior al 15% del registro electoral nacional, pero como una cosa es querer y otra es poder, en todas las opciones la única que aprieta el botón de “play” al proceso es la votación mediante un Referéndum consultivo para decir Sí o No.

cita-Const-7

¿Para qué se convoca una Constituyente?

No, no es para que llegue la harina de trigo y aparezca el pan, ni para que los medicamentos estén disponibles en las farmacias, ni para que se pueda comprar la comida en los anaqueles del mercado en lugar de recibirlos en una esporádica caja.

El principal fin de una Constituyente es “transformar el Estado y crear un nuevo ordenamiento jurídico y constitucional”, como lo establece el artículo 347 de la Carta Magna vigente: lo que significa en cuatro palabras: hacer/ una/ nueva/ Constitución.

ilegalidades

¿Cuánto tiempo tardaría redactar una nueva Constitución?

Acá algunos ejercicios de matemáticas y de memoria. La elección para los 131 constituyentistas de 1999 tardó siete meses, un mes más para que se instalaran y tres meses y medio más para que redactaran el texto fundacional de la República. Finalmente el proceso concluyó el 15 de diciembre de 1999 cuando se aprobó la nueva Constitución. Era un país con comida, medicinas y una inflación de 20%.

En esta convocatoria, las bases comiciales entregadas por el Ejecutivo Nacional el pasado 23 de mayo ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) contemplan la elección de 540 integrantes en una elección fijada apenas mes y medio después; con el agregado de que antes de terminar 2017, debería iniciar un segundo proceso electoral paralelo para cumplir con las votaciones para los cargos de gobernadores, atrasadas desde 2016.

cita-Const-6

Las bases presentadas por Maduro no establecen tiempo de funcionamiento de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), como ocurrió en 1999. Según Elías Jaua, cabeza de la Comisión Presidencial que promovió la iniciativa, decidir ese tiempo quedará como potestad a los integrantes de esa Asamblea con poderes plenipotenciarios. “No nos corresponde a nosotros, como poder constituido, normar a la futura Asamblea Nacional Constituyente. Será ella la que se dé su estatuto definitivo, su período de funcionamiento, sus normas, sus acciones”, dijo el 6 de junio.

No obstante, algunos indicios ya se han dado. La cuenta oficial de Twitter que promueve la ANC habla de un proceso que puede extenderse “durante dos años”.

¿La nueva Constitución será sometida a referendo para aprobarla o negarla?

Hace casi dos décadas, la nueva Constitución fue sometida a consulta popular. El 15 de diciembre de 1999 se votó una simple pregunta para que el texto entrara en vigencia. Las respuestas, inequívocas, Sí y No. Era la primera vez, y por ahora la última, en que una Carta Magna era refrendada por el pueblo venezolano.

Pero en 2017 la situación es otra. La ley vigente no es taxativa con la exigencia. El artículo 349 constitucional se limita a decir que el nuevo texto fundamental no podrá ser objetado por el Presidente de la República y deberá ser publicado en Gaceta Oficial para entrar en vigencia. Por eso Elías Jaua ha dicho que la decisión de someter el resultado de una constituyente a una elección nacional dependerá, de nuevo, de los 540 redactores. Serán ellos, con su poder plenipotenciario, quienes dirán si la gente sustituirá una Constitución “de doble costura”, como la calificó la exdefensora Gabriela Ramírez, o deberá obedecer a una nueva, lo quiera o no.

cita-Const-5

¿Cómo se elegirán a los constituyentistas?

El Consejo Nacional Electoral omitió el paso fundamental establecido en la Constitución para dar inicio al proceso: organizar un referéndum para consultarle a la población si quiere o no una Asamblea Nacional Constituyente. Contraviniendo la ley, al evitar ese paso saltaron al siguiente, que es organizar de una vez la elección para los constituyentistas.

Y aquí vienen más ejercicios de matemáticas. El mismo CNE que tardó un mes para admitir la solicitud de revocatorio y cuatro meses para verificar 399 mil firmas, logró responder en 14 días la solicitud para revisar las bases comiciales, aprobó los cambios y fijó la elección para el 30 de julio, lo que le deja diez días para revisar 4 millones de firmas que respaldan las candidaturas de unos 3 mil postulados que debieron presentar firmas equivalentes al 3% de los electores inscritos en el registro electoral o por los sectores propuestos.

Una vez curado el listado final de aspirantes, se iniciará la campaña el 9 de julio y deberá terminar tres días antes del día de las votaciones, pautadas para el día 30 de ese mes.

cita-Const-4

Las bases comiciales propuestas por Nicolás Maduro, en teoría surgidas de una amplia consulta nacional en la Comisión Presidencial Constituyente, establecen que la elección de los asambleístas será por votación directa y secreta pero no universal, pues se ejecutará por dos modalidades: sectorial y territorial. El CNE avaló esta manera de plantear la escogencia.

De los 540 representantes 364 serán elegidos según el ámbito territorial, electos por voto nominal. Cada municipio tendrá un constituyente, excepto las capitales de estado que escogerán dos personas por voto lista, y Caracas que aportará siete nombres también escogidos proporcionalmente. De esta manera, el municipio Baruta, en Miranda, con sus 235.003 electores será representado por una persona, al igual que el municipio Maroa, de Amazonas, con sus 2.090 electores.

Los otros 176 representantes saldrán del “ámbito sectorial”, grupos sociales definidos por las bases comiciales en ocho grupos: trabajadores, campesinos, estudiantes, personas con discapacidad, pueblos indígenas, pensionados, empresarios, comunas y consejos comunales. Los electores fueron repartidos por el Poder Electoral en los sectores correspondientes, siguiendo listados y métodos no aclarados públicamente. De allí que haya personas que aparezcan como electores en sectores coincidentes con la realidad, pero también se han registrado “errores” y exclusiones: no todas las personas podrán votar en la elección sectorial.

Cada elector deberá verificar su nombre en el buscador del registro electoral ubicado en el portal web del CNE para conocer en cuál sector podrá emitir su voto.

cita-Const-3

Tuve suerte: según el CNE pertenezco a uno de los ocho grupos, ¿cómo y por cuántos puedo votar?

Las bases comiciales de Maduro establecían la elección de un constituyente por cada 83 mil electores. Pero el CNE suprimió esa disposición. En cualquier caso, se mantuvo la cantidad de representantes a seleccionar: los campesinos y pescadores elegirán 8 constituyentes en todo el país; los empresarios tendrán 5 delegados y los estudiantes podrán votar por 24 personas —11 le corresponden a las universidades públicas, 10 a las misiones socialistas y 3 a las universidades privadas.

En las comunas las elecciones serán a través de listas regionales y los consejos comunales tendrán 24 constituyentes, uno por cada estado. Las personas con discapacidad contarán con cinco representantes.

La gran caja donde entran todos los trabajadores tiene la posibilidad de elegir a través de voto lista un total de 79 representantes. Pero esta macro categoría a su vez estará dividida en pequeñas cajitas: Petróleo y minería tendrá dos constituyentes; Transporte contará con otros dos; Construcción podrá elegir cuatro; a Industria le corresponden seis delegados; los de Banca podrán votar por 11 personas, igual número que los de Economía Popular Independiente.

cita-Const-2

Los trabajadores que quedaron en el subsector Social son tan diversos que pueden trabajar en áreas como ciencia, prensa, salud, deportes o cultura, y a este grupo le corresponde elegir a 12 legisladores; a los trabajadores de Servicios públicos y privados les corresponden 14 constituyentes, menos que a quienes pertenecen a la administración pública que deben elegir 17 miembros para la ANC.

Los pensionados escogerán 28 representantes según las regiones: en la Capital son 7; en la región Central serán 4; a la región de Los Llanos le corresponden 2; a la Centrooccidental le tocan 6; en Los Andes serán 4; en el nororiente serán 3; en el suroriente 1 y en la región Insular 1.

Los pueblos indígenas elegirán “según sus prácticas sociales” a ocho representantes: 4 para las circunscripciones de occidente, tres personas para la de oriente y una para la del sur.

cita-Const-1

¿Quiénes no pueden ser parte de la Constituyente?

Ni el presidente, vicepresidente, ministros, gobernadores, presidentes de institutos autónomos, secretarios de estado, diputados, concejales, magistrados, fiscal general, defensor del pueblo pueden postularse como candidatos a la Asamblea Nacional Constituyente a menos que renuncien a sus cargos.

Diputados, gobernadores, ministros y demás funcionarios del chavismo han sido cambiados en sus cargos para permitirles buscar votos para ser electos a la Asamblea Nacional Constituyente. La mayoría de las grandes figuras del oficialismo optaron por inscribirse en el ámbito territorial, incluso cambiando su lugar registrado de residencia y votación: Héctor Rodríguez votaba en Bolívar, donde fue electo diputado, pero se inscribió ahora por el municipio Páez, en Miranda; Isaías Rodríguez no aparecía habilitado para votar por la ANC al ser elector en Italia, donde era embajador, pero fue “mudado” para poderse inscribir y votar en Guarenas —municipio plaza, Miranda—; mientras que Cilia Flores será candidata por Caracas aunque salió electa diputada en 2015 por Cojedes, donde votaba, según el registro electoral.