Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

El naufragio de la belleza venezolana

Miss-Venezuela-Foto-1
04/09/2017
|
TEXTO: ORLANDO SUÁREZ | FOTOGRAFÍA: AP

La concreción del Miss Earth Venezuela y las dudas existentes sobre el futuro de las franquicias de Miss Mundo y Miss Internacional, presentan a una Organización Miss Venezuela que tiene ante sí el reto de sobrevivir a la crisis y resguardar una historia de 65 años

Enrarecido. Incierto. Enrevesado. Inimaginable. El panorama de la belleza venezolana muestra los mismos nubarrones que se han formado sobre el resto de los escenarios de la vida nacional. Aparecen y desaparecen rayos de luz que crean una imagen confusa, sin certezas ni contundencias. Similar a un holograma, todo cambia de acuerdo con la incidencia de los fotones.

Certámenes hay muchos y de los más variados. Pero, sin duda, la máxima referencia criolla es el Miss Venezuela. Con 65 años de historia que comenzó el 7 de junio de 1952, cuando fue electa Sofía Silva, el concurso estableció los cimientos durante tres décadas, se proyectó internacionalmente en los 80 y se consolidó en los 90, enfrentando el nuevo milenio con cierta zozobra. En todo este período, apenas el Chica 2001 (1982-1994) logró hacerle algo de sombra al tener como soporte una alianza entre el Bloque De Armas y RCTV, para promoción, organización y transmisión.

En las décadas doradas -los 80 y 90-, fue clave una estrategia ejecutada por la Organización Miss Venezuela (OMV): mandar representantes a todos los concursos posibles, es decir, tratar de acaparar las franquicias que garantizaran el envío no sólo de las ganadoras, sino de las finalistas –con evidentes cualidades físicas e igual preparación que las triunfadoras- para meterlas en la pelea y acumular títulos. Llámese: Miss Turismo de las Américas, Miss América Latina, Reinado Bolivariano de la Belleza, Reinado Mundial del Banano o Miss Piel Canela, la lista es nutrida. Así se fortaleció el gentilicio como potencia en materia de belleza, gracias a la estructura presidida por Osmel Sousa.

Y si bien la OMV soltó y agarró a conveniencia derechos de certámenes de menor categoría, siempre se cuidó de conservar para sí los más importantes: Miss Universo, Miss Mundo y Miss Internacional; en 2010 incorporó Miss Tierra que mantuvo un lustro.

Pero en los últimos años la situación ha variado. Los efectos del control cambiario, la escasez de productos y la consecuente merma de anunciantes, además de los recortes presupuestarios, han restado operatividad a Sousa, quien ha tenido que ceder espacios, mientras ve peligrar su influencia en los principales concursos internacionales.

cita-Miss-3

Son rumores

Es difícil determinar cuándo comenzó el naufragio. Sin embargo, existen rumores que parecieran dar algunas pistas. Uno de ellos está relacionado con Miss Mundo 2011, Ivian Sarcos. Algunas voces aseguran que la reina le hizo un daño considerable a la OMV, a través de su relación directa con la presidenta del concurso londinense, Julia Morley. Incluso durante los tres años posteriores se comentó que la portugueseña estaría trajinando la franquicia. Lo cierto es que, después de ella, ni Gabriella Ferrari ni Karen Soto ni Débora Menicucci ni Ányela Galante ni Diana Croce lograron clasificar, estableciendo el período más largo –cinco años- sin que la venezolana se cuele entre las semifinalistas (se omite intencionalmente el ciclo 1956-1961, porque en 1959 no hubo elección nacional y en 1960 la representante desapareció después de haber llegado a la capital británica).

Desde ese momento, cada año se repite el cuento de que la Organización dependiente del Grupo Cisneros perderá los derechos. El año pasado sólo entregaron una corona en la linda noche y la incertidumbre de si habría representante en Miss Mundo se mantuvo hasta última hora, cuando el 5 de noviembre, en Súper sábado sensacional, le adjudicaron la responsabilidad a Croce. Trascendió que su padre, a través del mánager Esteban Velásquez, canceló los 100 mil dólares correspondientes a la franquicia.

También en 2016 circuló la especie de que no habría peligro con los derechos del Miss Internacional, en virtud de que la titular del año anterior –Edymar Martínez- era venezolana y eso libraba de pago al “país reinante” frente a la posibilidad de un back to back. Sin embargo, nueve meses después de la última edición del certamen japonés se sabe de buena fuente que la organización asiática ha ofrecido la franquicia a personas ajenas a La Colina, lo que hace suponer que, hasta el momento, la OMV no ha mostrado interés en cancelar el monto correspondiente -10 mil dólares- y que podría haber un cambio de manos.

cita-Miss-4

La cruda realidad

Hasta esta parte del cuento, todo resulta incierto. El hecho real tiene partida de nacimiento: el 4 de octubre de 2016, Alyz Henrich y Prince Julio César ofrecieron una rueda de prensa para informar que habían adquirido los derechos de Miss Tierra, por un período de cinco años. Ante la inminencia del compromiso internacional, escogieron a dedo a Stephanie De Zorzi, anunciando que a partir del siguiente año habría elección. Cumplieron su palabra.

El domingo 20 de agosto de 2017 se realizó la primera edición de Miss Earth Venezuela, en el hotel Tamanaco Intercontinental, en alianza con Globovisión. Correspondió a Maite Delgado y Rocío Higuera conducir el show que se extendió durante cuatro horas, con el apoyo de Dereck Blanco y Rosangélica Monasterios. La estructura fue la misma estrenada en 1921 en Atlantic City, donde nació el formato que ha sido infinitamente replicado desde entonces: tres desfiles con números musicales intercalados para que un jurado –en esta ocasión integrado por 30 personas- evaluaran las condiciones de las aspirantes al título. Al término de la jornada, Ninoska Vásquez fue declarada vencedora y el espectáculo logró posicionarse con nueve etiquetas en Twitter; la décima correspondió a la fenomenal serie Game of Thrones.

cita-Miss-5

Otro punto a destacar: el paquete de premios. Vehículo 0 kilómetros para la ganadora, además de póliza de seguro con cobertura de 100 millones de bolívares, dos mil dólares en efectivo, día de spa y remodelación en la casa. Las tres finalistas obtuvieron pólizas con cobertura de 60 millones y 500 dólares en efectivo. El cuarteto firmará contrato por un año con el canal de TV.

Más allá de los errores –que los hubo y muchos- y de las críticas –que también las hubo y muchas- el público estuvo pendiente del primer acercamiento de la planta de la Alta Florida al terreno de variedades, lo que ha dado pie a comentarios en relación con el posible alejamiento de la televisora del campo noticioso.

Aunque circuló el rumor de que el mismo Prince Julio César había logrado la franquicia de Miss Mundo, hasta el momento de redactar estas líneas no se había producido confirmación alguna.

cita-Miss-1

La temporada

Luego de que el 27 de junio presentara un cronograma con las actividades de La temporada de la belleza, fijando el inicio del ciclo para el 22 de julio, la Organización Miss Venezuela cayó en un silencio roto el 22 de agosto, en el magazine Portada’s. Obviamente, hubo una reprogramación derivada de los sucesos ocurridos en el país y de la intención de bajar el tono a un evento que muchos señalan de inoportuno (crítica compartida con el Miss Earth Venezuela).

La agenda comenzará el 1° de septiembre con la selección de las 24 candidatas del grupo de 200 reducido a 40. El 16 será La presentación oficial y asignación de bandas y el 23 arrancará el seriado de siete entregas de La magia de ser miss hasta llegar a la elección el 9 de noviembre.

cita-Miss-2

El boletín informativo emanado desde la Organización Miss Venezuela incluye palabras del presidente de Cisneros Media, Jonathan Blum: “En Cisneros Media nos comprometemos a seguir llevando entretenimiento a todos los hogares y cosechar nuevos triunfos internacionales que continúen trayendo alegría al país y nos hagan sentir orgullosos de ser venezolanos”.

Esta declaración parece descartar el otro rumor que ha sido propulsado desde Colombia, sede de una tradicional guerrilla contra las reinas criollas: que Keysi Sayago no viajaría a Miss Universo, porque la Organización no podía pagar los 100 mil dólares de la franquicia. Antes de la afirmación de Blum, la especie carecía de veracidad, no por el aspecto económico, sino porque la anulación del viaje hubiera significado mandar al Miss Venezuela al lado de Robinson Crusoe.