Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

El universo Marvel de Stan Lee: realidad llevada a la ficción

StanLee-portada
15/11/2018
|
TEXTO: FÁTIMA DE OLIVEIRA | PORTADA: ARCHIVO|FOTOS EN EL TEXTO: AFP Y ARCHIVO

Stan Lee convirtió episodios de la historia de Estados Unidos en historietas a todo color. Sus personajes, creados junto a Jack Kirby, fueron su vehículo para tratar temas de la sociedad norteamericana. Como editor navegó los altibajos del negocio, y terminó convertido en figura clave para fanáticos de un universo expandido que él diseñó más de medio siglo atrás

Frase-StanLeeGigante, leyenda, padre del comic y abuelo de los superhéroes que hoy baten records de taquilla. Un sin número de epítetos surgieron con la noticia de la muerte de Stanley Martin Lieber. Conocido como Stan Lee, es una de las mentes detrás de Fantastic Four, Spider Man, Thor, The Incredible Hulk, Iron Man, Daredevil, The X-Men, Doctor Strange, Avengers, Scarlet Witch y Black Panther.

Lee nació en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, el 28 de diciembre de 1922, creciendo en los duros años de la Gran Depresión económica tras el crack de 1929. Diez años después, cuando la Segunda Guerra Mundial se hizo inminente, consiguió un trabajo como asistente en Timely Comics, empresa que luego evolucionó a Marvel Comics. También en 1939 se convirtió en editor.

StanLee-foto1

Entre 1942 y 1945 sirvió en el Ejército estadounidense durante la segunda conflagración. Era el sargento que escribía. Figuró en las filas de la milicia como dramaturgo, siendo uno de los nueve redactores de manuales y guiones para películas de entrenamiento, como parte de Signal Corps.

Durante la década de los sesenta, en plena Guerra Fría, Lee trabajó estrechamente los escritores y artistas Jack Kirby y Steve Ditko. Nunca le tuvo miedo al trabajo conjunto, de hecho, su estilo llevaba por nombre: el “Método Marvel”, pues solía laborar con todo tipo de profesionales para el desarrollo de las historias de sus personajes. Cuatro décadas más tarde, en 2010, relató a CNN cómo era su ritmo de trabajo: “Yo escribía la historia original, ellos la dibujaban y luego la editaba y se hacía el arte. Así que todo lo que he hecho siempre ha sido una colaboración”.

Stancita4

No solo fue un método de trabajo, sino también un modo de organizar las historias y sus protagonistas. Precisamente, gracias al intercambio de ideas, en 1961 Marvel reveló un grupo de héroes llamados los Fantastic Four, una suerte de respuesta a la Liga de la Justicia, que ya había estrenado DC Comics.

En 1972 Lee asume como editor de Marvel. Entonces ya su firma se multiplicaba por incontables portadas. Sus personajes tenían vida propia y ahora podía echar mano de las creaciones de sus compañeros para impulsar la editorial.

Las páginas de aquellas historietas funcionaban como espejo también de las realidades fuera de la oficina de la Gran Manzana.

Captain America, creado por  Joe Simon y Jack Kirby en 1941, es un soldado estadounidense de la Segunda Guerra Mundial deseoso de mostrar su valía al enfrentar a la Alemania nazi. “El primer vengador”, como lo tildan en la película de 2011, es en efecto el nombre ideal para referirse a un militar mejorado genéticamente. Fue presentado al público en marzo de 1941, cuando EEUU estaba a las puertas de entrar a la guerra, nueve meses antes del ataque a Pearl Harbor que desató la participación de Washington en el conflicto bélico. Una década más tarde, en 1953, es Stan Lee quien relanza al personaje identificándolo como “el aplasta comunistas”, insertándolo en el contexto de la Guerra Fría.

StanLee-foto3

En esta misma línea, los Fantastic Four son un grupo de astronautas que en un viaje hacia el espacio tienen un grave accidente y deciden aterrizar forzosamente en la Tierra, el problema es que ya no son los mismos. Ahora cuentan con habilidades sobrenaturales. El mismo Lee, su creador junto a Kirby, dijo en su momento: “a la velocidad con la que los comunistas están progresando en el espacio, tal vez es mejor hacer de esto un vuelo hacia las estrellas, en lugar de sólo a Marte, porque cuando salga esta revista a la venta, puede que los rusos ya hayan hecho un vuelo a Marte”. Una clara alusión a la carrera espacial entre las dos grandes potencias. Esa historieta se estrenó en noviembre de 1961, seis meses después de que el entonces presidente John F. Kennedy anunciara que su país pondría un hombre en la Luna.

El hombre verde, The Incredible Hulk, también producto de la dupla creativa, adquiere poderes sobrenaturales por un accidente científico que modifica sus genes. Ocurre durante la prueba militar de una bomba experimental que afecta al débil y reservado Bruce Banner. Así, se convierte en un corpulento y musculoso humanoide de piel verde que desata su furia cuando está sometido a estrés emocional, a su voluntad o en contra de ella. Si lo provocan, estalla. Como un ejército con bombas nucleares. Como el Pentágono.

Stancita3

En 1963 nace Iron Man dando cuenta de la carrera armamentística y tecnológica entre Estados Unidos y la Unión Soviética. La premisa sobrevive a las décadas: un hombre multimillonario que representa el sistema capitalista se enfrenta a una serie de enemigos. En sus primeras apariciones el villano era el comunismo. Luego, traducido a la pantalla grande a partir de 2008, se enfrenta al opuesto contemporáneo de EEUU: el terrorismo. Es lo que representan de una u otra manera sus retadores, sea el Mandarín o Thanos.

Y hablando de Thanos, ¿a qué se asemeja este ser portador de un extraordinario guante que le posibilita acabar con la mitad de las personas? Pues al intimidante botón rojo de la amenaza nuclear. No es casual que su primera aparición ocurrió en febrero de 1973, en tiempos de Richard Nixon y la guerra de Vietnam.

El entorno propio de Nueva York también se convirtió en lienzo para la creación de mundos. Stan Lee siguió así la tradición ya emprendida por Timely Comics. Su personaje consentido, Spider-Man, le dio cabida a la juventud rebelde de los años sesenta. Publicado por primera vez en 1962 refleja a través de Peter Parker a una sociedad de la posguerra, armada, poderosa y dominante de medio mundo. El protagonista, un joven tímido y solitario, no tiene mentor que le enseñe a manejar sus poderes y debe asumir responsabilidades con toda la ciudad antes de cumplir la mayoría de edad.

StanLee-foto4

Lo propio ocurre con Black Panther, el primer superhéroe de raza negra. Publicado en 1966, su nacimiento coincide con dos acontecimientos históricos de suma importancia para la sociedad afroamericana. Por una parte, la lucha por los derechos civiles de la raza negra en los Estados Unidos, en auge entonces. Faltaban dos años para que ocurriera el asesinato de Martin Luther King, pero ya se conmemoraba uno desde el “Domingo Sangriento” de 1965 cuando una marcha pacífica en Selma, Alabama, fue reprimida. Un hito histórico. Apenas meses después de que la historieta llegara a los kioscos, nació el partido Pantera Negra. En paralelo, la mayoría de países africanos se independizaban luego de cruentas guerras con “potencias blancas”.

Al celuloide

Desde 1989, Stan Lee gozó de un privilegio que otros autores no han tenido: comenzó a aparecer de forma breve en la pantalla de cada versión audiovisual de alguno de sus personajes. El asunto se convirtió en un sello característico: “los cameos de Stan Lee”.

La primera vez fue en la película The Trial of The Incredible Hulk, una cinta para televisión a partir del popular personaje verde interpretado por Lou Ferrigno y Bill Bixby, con o sin músculos respectivamente. Lee interpretó a un miembro del jurado. En 1994 prestó su voz para la animada de Spider-Man, y fue dibujado balanceándose sobre los rascacielos de Nueva York gracias a una de las telarañas de Peter Parker.

Stancita2

En la gran pantalla comenzó sin diálogos. Apareció, sin decir palabra, en X-Men (2000), Spider-Man (2002), Daredevil (2003) y Spider-Man 2 (2004). Comenzó a hablar, y a protagonizar escenas humorísticas, en Hulk (2003), Fantastic Four (2005) y Spider-Man 3 (2007).

¿Cómo olvidar a Stan Lee imitando a Hugh Hefner en Iron Man (2008)? Pasará a la historia el intento de un simpático anciano de obtener el martillo de Thor en la película de 2011, así como el despreocupado bibliotecario en The Amazing Spider-Man (2012) que, por escuchar música, no se percata de la pelea que sucede a sus espaldas. Incluso en la cinta animada Big Hero 6, el editor de Marvel resultó ser el misterioso padre de Fred, uno de los amigos del protagonista Hiro Hamada.

StanLee-foto2

En total fueron 54 veces las que apareció en pantallas, grandes o chicas, de Marvel o no, con su rostro o con su voz, sin importar cuál productora desarrollara la cinta. Su presencia iba más allá de disputas legales por copyrights. Eso sí, ninguna será tan propia como aquella escena de Avengers: Age of Ultron en la que, ebrio por tomar licor asgardiano, enuncia con dificultad “¡Excelsior!”, la palabra con la que remataba su columna Stan’s Soapbox que publicaba en el boletín informativo de cada número impreso mensual de Marvel entre 1965 y 2001.

Stancita1

Sus últimos cameos antes de morir fueron en Ant-Man & The Wasp y Venom. A la lista habrá que sumar su próxima aparición en el videojuego Spider-Man: Into The Spider-Verse (voz) y en Avengers 4 (2019), que se espera sea su adiós en pantalla, justo en la cinta que cierra una época del universo que comenzó a delinearse una década atrás. Es poco probable que haya podido registrar alguna escena para Spider-Man: Far from home (2019).

Stan Lee falleció este 12 de noviembre a sus 95 años, un año después de la muerte de su esposa desde 1947.