Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Así engordan los precios en Navidad

compras-de-navidad-oriana-clímax

Esta es una crónica de compras en vísperas de Navidad, de la llegada del Niño Jesús o San Nicolás. El descubrimiento, aunque sabido, es desolador. En un abrir y cerrar de ojos los precios aumentan y las cuentas se amortajan en los vacíos sin ceros a la izquierda. La inflación y la especulación asestan golpes. Los comercios venden sus pocas mercancías, pero para otros roban. Y la Ley orgánica de Precios Justos es más sueño que realidad

El lunes 15 de Diciembre Nicolás Maduro anunció con agasajo de sobrado: “trabajaré 24 horas al día, 7 días a la semana por la economía de este país”. La imagen del Presidente trabajando horario navideño en un momento que él considera “guerra económica” produce cierta gracia. Mucho más cuando la mercancía de cualquier establecimiento puede aumentar hasta el doble de un día para otro. ¿Cómo haría él en medio de las tiendas de cualquier centro comercial de Caracas para ajustar los precios que suben al ritmo de las actualizaciones de las fotos en la página de Dolar Today? ¿Tendrán los hombres detrás de la cuenta de Dolar Today mucho más poder sobre nuestra economía que el mismísimo Ejecutivo?

El martes 9 de diciembre por la tarde, Josefina Rodríguez tomó la decisión de ir a comprar para regalar en las navidades. En la tienda Parfois del C.C El Recreo encontró un bolso, que parecía tener un buen precio: 3.659,82 BsF. Lo tomó y llevó a la caja. El tiempo le daría la razón y su bolsillo aplaudiría su decisión.

La factura fue hecha a mano, la máquina registradora se estaba actualizando. Una de las vendedoras le comentó: “aproveche porque en nuestras otras tiendas, las del Sambil, Líder y Millenium, ya aumentaron toda la mercancía”. Al mismo tiempo Josefina quedó enganchada con otra cartera, pero piensa en comprarla luego, en todo caso, si el dólar aumenta todos los días uno o dos puntos, qué tanto podrá subir de precio la cartera en dos días.

El viernes 12 de diciembre Josefina decidió pasar por Parfois a buscar la handbag que no se había quitado de la mente. Rogó que tuviera el mismo importe. Pero aquí no se sabe, y ni porque Maduro trabaje 24 horas las tiendas se sentirían amenazadas por los “ajustes de precios”. Entró directo a la boutique y no la encontró. Como premio de consolación fue a buscar el mismo modelo que ya había comprado, para su sorpresa -porque el venezolano nunca deja de sorprenderse- vio que la etiqueta indicaba que ahora costaba 8.599 BsF. comparación-de-precios Tres días y los precios eran más injustos que nunca. En el Líder, el Milleninum y el Sambil. En ninguno de esos cuatro lugares había pasado una sola persona que se diera cuenta y denunciara el arbitraje para que la epidemia no siguiera propagándose. La plaga de la inflación y especulación se está comiendo los billetes y bolsillos.

“El problema es que la gente no se queja. Todas las vendedoras estamos pensando renunciar, con estos precios no vamos a cobrar comisión y nos vamos a morir de hambre” busca desahogar Clarissa Gutierrez, una de las vendedoras de Parfois El Recreo. Dice ella misma: “Esa pulsera costaba 580, ahora cuesta 1.899″. La prenda subió más del 100% de su costo inicial, y qué pasó ¿el dólar subió también el 100% en una semana? Pero ya va, aquí hay varios con ganas de quedarse con la plata de otros. cuantovaleelshow Pero Josefina no es la única. Clarissa, la vendedora, menciona que hace un par de horas un cliente vio una cartera y al abrirla encontró la etiqueta vieja, esa que marcaba un precio más abajo del que decía afuera y que por descuido dejó adentro alguno de los trabajadores. El cliente aseguró que amenazaría ante el SUNDEE, el ente gubernamental encargado de regular los precios. Si antes eran injustos, no se sabe qué nueva palabra esté a la talla en esta oportunidad –con razón la insistencia de muchos por crear nuevas expresiones.

Parfois es solo un pequeño ejemplo. Más abajo, en el mismo mall, una tienda independiente que vende diferentes marcas juega a lo mismo. “La semana pasada vino el jefe y aumentó los relojes. Teníamos un reloj Fossil a 12.000 BsF y ahora cuesta 40.000. Hoy solo he vendido uno”, comenta Ana, la vendedora del lugar. cuantovaleelshow2 Mientras tanto, en el primer piso, una carpa roja es habitada por “voluntarios” del SUNDEE, La Superintendencia de precios justos. Luz Marina, Aniasco, Rosa María y unos cuantos más son los encargados. Se pasean por todos los pisos a ver los precios, de vez en cuando amenazan con hacer una inspección. Pero su trabajo es básicamente esperar que alguien denuncie el abuso para ellos pasar la orden directamente al SUNDEE. En muchas ocasiones son la esperanza de gente como Josefina que decide manifestar lo ocurrido. Sin embargo, según la misma Clarissa, el grupo fue el viernes a inspeccionar la tienda porque Josefina había hecho la denuncia. Ese clan son solo los encargados, ellos pasan el reporte a los jefes, los que trabajan directamente en el SUNDEE. Los “chivos” aseguraron aparecerse el lunes 15 diciembre para sancionar la tienda y levantar el acta. Para el martes 16 brillan por su ausencia.

El asunto es tan complejo como amargo. Diciembre es por excelencia la época de compras. En Venezuela dicho fenómeno se da por dos razones: comprar los regalos, y porque en enero usualmente se abalanzan los batacazos o ajustes económicos para los años en ciernes. Pero en diciembre pareciera que el viernes negro puede alargarse al mes negro. ¿Qué se puede hacer? Es ahora o nunca, mañana no es que es tarde, es que es más caro. Ahí están Luz Marina y Rosa María, sin cobrar una locha esperando que usted pegue el grito ante el SUNDEE. Ellas como buenas servidoras dicen “la gente tiene que venir a quejarse de los precios. Usted sabe, no todo es perfecto, pero hacemos lo que podemos”. También entregan una edición de bolsillo de “La Ley orgánica de Precios Justos”. Ellos hacen su parte del trabajo, son los de más arriba a quienes les toca decidir regular o no. puntojusto