Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Famasloop crea mundos que jamás fueron

famasloop portada

La banda venezolana Famasloop publica el primer sencillo de su próximo disco con una mezcla 360 que engaña y seduce al cerebro al mismo tiempo. “Gira” se plantea como un viaje interior para quien escucha siguiendo instrucciones que los venezolanos radicados en México dictan para exponenciar el alcance de la canción con la que reactivan su repertorio luego de tres años de silencio

Sentir. El resultado de adentrarse en el nuevo videoclip de Famasloop es tan básico como sorpredente, íntimo y humano. Sentir. Música diseñada para estimular no solo al cuerpo sino, especialmente, la mente.

La música se escucha pero también se siente, genera efectos físicos. Lo saben los científicos que desarrollan proyectos usando el sonido como principal elemento. Lo saben investigadores de la Universidad Penn State en Estados Unidos que desarrollan un sistema de refrigeración que funciona con ondas sonoras, por ejemplo. Y también lo saben quienes comienzan a tomar en cuenta a la acústica como parte integral de cualquier iniciativa, desde diseños arquitectónicos hasta los de vehículos modernos con sistemas de sonido que funcionan como estimulantes neuronales.

En todos los casos se trata de derivaciones a los hallazgos de Anne Blood y Robert Zatorre, investigadores de la Universidad McGill en Montreal, que en 2001 demostraron que las personas que escuchan música placentera activan regiones del cerebro llamadas límbicas y paralímbicas, que están conectadas a respuestas eufóricas, a partir de la dopamina, un potente neurotransmisor. Ambos científicos exploraron más los lineamientos esbozados en 1956 por el filósofo y compositor Leonard Meyer, quien sugirió que la emoción en la música tiene que ver con un juego de expectativas.

Famasloopcita4

Ahora, en 2019, la banda venezolana Famasloop se ha sumado a esas búsquedas, lo hayan pensado o no. Su nuevo videoclip, perteneciente a la canción “Gira” que formará parte de su próximo disco de estudio, Lo más seguro es que quién sabe, incorpora sonidos y lírica con imágenes prediseñadas y trucos acústicos para generar algunas nuevas, individuales.

“Sentí que era una cabeza que cantaba dando vueltas por mi cabeza con escarcha azul”.

“Sentí que hacía un viaje hacia la luna”.

“Me sentía bajo el agua, dando vueltas de forma muy tranquila, pero constante”.

“Me sentí en un viaje de colores”.

“Sentí que estaba flotando sobre el Ávila girando mientras veía el Caribe y la montaña”.

“Sentí como si estuviera flotando en el espacio”.

“Lloré de felicidad”.

Las reacciones de quienes participan del juego que plantea la banda -y las registran en los comentarios de Youtube- son infinitas, casi todas con un cable a tierra desde la emoción. Así es “Gira”, una canción que cumple un objetivo con un videoclip que llega con instrucciones: cierra los ojos y usa auriculares. Su mezcla 360° llama a entregar más de 6 minutos a las sensaciones.

“Queríamos decir algo muy interno, y queríamos obligar a la gente a cerrar los ojos. En una época en donde todo el mundo dice ‘mírame’, nosotros queríamos decirle a la gente ‘mírate’. Porque obviamente cuando pasas por una experiencia cercana a la muerte es inevitable ver hacia ti”, explica Alain Gómez, fundador de Famasloop, ahora radicado en México sobre la pieza que es “un canto de amor a la vida, al universo impredecible del que formamos parte y del cual estamos hechos”.

carl sagan famasloop

Los caraqueños no publicaban música nueva desde 2016 cuando sacaron el sencillo “No pasa nada”. Pero su último LP fue La Quema, un disco que cerraba la “trilogía de las casas” y que fue publicado en 2012 con un trabajo gráfico y de empaquetado que iba más allá de lo musical. Más de un lustro después, comienzan a dibujar el contenido de su próximo álbum, que inicia una nueva trilogía.

La primera canción que dan a conocer, “Gira”, afirman se desmarca del resto de la estética del disco y responde, además, a haberle visto la cara a la muerte. “Vivimos el terremoto de 2017 en México, casi podemos decir que lo sobrevivimos. Estábamos en un piso seis. Nuestro estudio quedaba en La Condesa, que es la zona que estuvo más afectada. El disco duro donde teníamos el material entero se quedó arriba, y la guardia civil no nos dejaba subir. Lo hicimos a escondidas. Fue bien espeluznante cómo quedó el edificio por dentro. Logramos rescatar el disco, y de allí se despertó otra vez la inquietud de esta canción que no tenía la letra ni la la música completa. En un día la terminamos. Nos juntamos como para celebrar que estábamos vivos”.

Ahora la canción se distribuye en plataformas digitales con una mezcla 3D diseñada para que la voz de Alain, literalmente, vuele alrededor del espectador. “Primero la mezcla quedó estéreo, pero sentimos que no era suficiente parar expresar lo que queríamos decir, que era algo muy interno”, dice Gómez sobre la pieza que comenzó a nacer en Venezuela, antes de que la banda emigrara a tierras aztecas, pero fue completada mucho después.

Famasloopcita3

“Era una canción que no iba al disco”, se atreve a confesar el músico. “Estaba inspirada en un poema de Carl Sagan, llamado Pale blue dot, como el pálido punto azul, que es hermoso. Es un poema inspirado en una foto que tomó el Voyager 1, que es el objeto terrícola que ha viajado más lejos en el espacio, justo antes de salir del sistema solar. El Voyager 1 tomó una foto, y la tierra desde esa distancia se ve como un grano de arena. Entonces él hace una reflexión sobre cuán ávidos estamos los unos y los otros por conquistar momentáneamente un rincón de ese pixel que estás viendo allí”. A propósito de eso, el científico escribió: “Hemos averiguado que vivimos en un insignificante planeta, de una triste estrella perdida, en una galaxia sobre la olvidada esquina de un universo, en el cual hay muchas más galaxias que personas”.

Las ideas de Sagan sobre la relación del humano con el universo han dado pie a infinitos materiales artísticos, literarios y hasta de ciencia ficción. “Somos polvo de estrellas que piensa acerca de las estrellas. Somos la forma en la que universo se piensa a sí mismo”, dijo alguna vez y Alain la ha incorporado a sus palabras. Y aunque Famasloop disfruta de citar al autor al respecto del cosmos, se deja llevar por otra frase, así sea inadvertidamente: “La imaginación frecuentemente nos llevará a mundos que jamás fueron. Pero sin ella, no iremos a ningún lado”.

-Si no iba para ese disco, ¿cuál era el plan original para esta canción?

-Es que el disco fue el que cambio mucho. El disco pasó por un exilio, y todo lo que eso implica. Obviamente las canciones que hablaban de una cosas empezaron a hablar de otras, con el remolino emocional que implica tener que irte de tu casa, no porque quieres, sino porque no tienes ninguna otra opción.

-Además para llegar a un sitio que se desmorona con un terremoto y el miedo que eso puede implicar. ¿A qué le habla esta pieza?

-A todo lo contrario del miedo. A pesar de que es la experiencia más cercana a la muerte que he tenido, el día antes había hecho un temascal, que es un ritual prehispánico muy intenso. En el terremoto yo estaba muy tranquilo, incluso cuando empezó a caernos el techo del lugar en la cabeza, con la idea de pasar a otro plano. Y la canción creo que habla de eso, de ver la vida como una ola en un mar, pero cuando se acaba la ola volvemos al mar. No solo somos parte del universo, el universo también es parte de nosotros. Somos la manera con la cual el universo halló la forma de interpretarse a sí mismo. Entonces, digamos que transformarnos en parte del universo no es algo que necesariamente deba darnos miedo.

Famasloopcita2

-De hecho, la última canción de La Quema habla de un techo que desaparece para dejarnos frente a las estrellas, con el llamado a formar parte de ellas.

-Cien por ciento. Creo que nada es casualidad. La última canción de nuestro último disco dice exactamente eso. Si la casa se quema, el techo se hace estrellas.

-Piden ver el videoclip con audífonos para amplificar la experiencia. Entonces, más allá de la letra, más allá incluso de la melodía, comienza un diálogo con el producto final, que va girando en la cabeza. ¿De donde vino la idea de hacer esto?

-Yo estuve obsesionado con las ilusiones ópticas, que las deberían llamar defectos cerebrales porque en realidad eso es lo que son. Lo mismo es esto. Básicamente nos estamos aprovechando de que el universo alucina en nuestra realidad. Cuando hacemos trucos para que el cerebro no entienda dónde está el audio, el cerebro va a buscar la manera de decirte que esta atrás, arriba, enfrente. Va buscar traducir lo que no entiende, y por eso decimos que hay un video en cada cabeza, porque literalmente cada quien va  a interpretar algo distinto.

-¿Hubo investigación para lograr el resultado técnico?

-Básicamente te aprovechas de tres cosas: paneo, reverb y la velocidad en la que pones las cosas. Déjame darte un ejemplo. Tus orejas están apuntando hacia adelante; entonces, si yo hablo detrás de ti, me vas a escuchar con más (notas) graves. Yo cambio la ecualización para hacer sentir que estoy detrás de ti. Si te hablo del lado derecho, la música va a llegar a tu lado izquierdo unos milisegundos más tarde. Si te hablo más lejos, con los reverbs te hago sentir que estoy más lejos en el cuarto. Cuando mezclas estos tres elementos, que son ecualización, paneo, y reverbs, puedes crear la ilusión de que estamos fuera de los audífonos, de que la música está delante, arriba, abajo, pero no es más que una ilusión.

-¿La idea fue tuya?

-Sí. La idea viene desde tratar de brindar un experiencia distinta, una experiencia. Hay gente que llora, hay gente que se ríe, hay gente que se marea. Y digamos que lo que viene a enfrentar la letra es algo que dan ganas de llorar, que dan ganas de reír, que a veces marea. Entonces solamente estamos tratando de amplificar el mensaje a través del medio, eso es todo. Esto no es una acrobacia del sonido. La técnica está 100% relacionada con el concepto de la canción “Gira”.

Famasloopcita1

-No abundan ejemplos de gente que haya hecho esto. ¿Cómo fue la investigación para lograrlo? Rick Wakeman, por ejemplo, usó teclados buscando crear imágenes, jugando con los paneos y las mezclas estéreo. ¿Qué buscaron ustedes como referencias?

-Todo comenzó con un audio que me mandaron por WhatsApp de una banda hindú que hacía esto. Me obsesioné por tratar de entender cómo lo habían hecho. Después entendí por Internet, y con la ayuda de Andrés Mayo, que es uno de nuestros mentores. Hemos trabajado con él desde nuestro segundo disco, y siempre ha estado presente. Él tiene ahora una compañía de audio 360, nos explicó cómo se hace, y nos ayudó a lograrlo.

-Nos dices que esta canción es distinta al resto del disco. ¿A nivel musical, con el uso de esta técnica?

-No queremos que el disco se convierta en una acrobacia sonora. Esta canción tiene el audio 360 porque ella lo pedía. Las otras canciones tienen una mezcla espectacular porque la hizo Héctor Castillo (Beck, Gustavo Cerati). Siempre nos aseguramos de armar un equipo que garantice que lo que van a escuchar les va a sorprender. Famasloop siempre ha sido una banda audiovisual, y cada canción tendrá una sorpresa distinta.

-¿Qué le pasa a quien escuche la canción y no lo haga con todo el efecto 360, sino que la escuche “normal”?

-De hecho, ahora está la versión con mezcla 360 solamente, pero cuando salga el disco va a salir la versión estéreo. Yo sí creo que te vas a perder gran parte de la experiencia, creo que es muy importante en esa canción en particular. Insisto, no es una acrobacia caprichosa, es parte de la narrativa. Es el primer video que vas a poder ver con los ojos cerrados. Hay uno distinto en cada cabeza. Estamos tratando de regalarte un momento contigo mismo, que es algo que se ha perdido mucho.

-El video está hecho para que la gente cierre los ojos y ustedes piden que cada quien luego describa lo que construyó su cabeza. Pero al mismo tiempo en los créditos del video dice que el guion es de Alain Gómez. ¿Cómo entendemos esa dualidad?

-Es una buenísima observación. Digamos que el guion o el concepto es lo que pasa al principio y al final, lo que pasa en el medio lo va a ir construyendo la gente, y estará acreditado en la medida en que decidamos qué es lo que va a pasar en el medio, en base a lo que las personas nos digan.

Famasloop Prensa 1

-Después de La Quema, prometieron que vendrían Las Cenizas. ¿Es un concepto superado o descartado?

-No se descartó, en lo absoluto. La Quema forma parte del proyecto de las casas, que son tres discos. Ahora comienza nuestro nuevo proyecto que se llama Las Cenizas, que tiene tres capítulos: Lo más seguro es que quién sabe, Dónde estamos y Las Cenizas. Nosotros trabajamos por trilogías, y de hecho, estos discos ya están 90% listos los tres. Es decir, nosotros nos hemos desaparecido pero no hemos dejado de hacer música un segundo. Tenemos tres discos ya listos para salir, y un cuarto, que es Caracha, Tío, un tributo a Simón Díaz para niños en el que participan Rubén Albarrán (Café Tacvba), Kevin Johansen, Madame Periné, Natalia Lafourcade… Si hay algo con lo cual yo me puedo jactar es con ser coherente con respecto a los conceptos de los discos. Cualquiera que vea nuestras entrevistas de hace cinco o 10 años verá que ya estábamos hablando de las cenizas. Esto no  se ha improvisado de ninguna forma. Lo que sí surgió nuevo es el título del primero disco de la nueva trilogía. Después del terremoto, lo único que nos quedó en la cabeza fue que lo más seguro es que quien sabe. Estamos aquí y mañana no, nadie sabe. Entonces, nos pareció adecuado, y por eso decidimos que este iba a ser el primero.

-Están ahora en México, un país con una industria musical años luz de la venezolana. ¿Hay un cambio también en la manera de pensar la publicación, la difusión del trabajo de Famasloop ahora?

-Obviamente sí. Nosotros estamos en un país que nos ha recibido con los brazos abiertos y asumimos esa bienvenida con mucha humildad. Durante casi tres años no dijimos una sola palabra, solo escuchamos, solo vimos, solo observamos, porque nos pareció la manera correcta de abordar un país nuevo. Aprendimos de las formas de hacer las cosas de los mexicanos, y al mezclarlas con las nuetras va a salir algo interesante.

-¿Cuándo sale el disco nuevo?

-Lo más seguro es que quien sabe, pero yo creo que hacia septiembre u octubre. Pronto vamos a sacar otro sencillo. Lo más seguro es que quién sabe. El arte son huevos. Así como antes había casas, ahora hay huevos. Son nueve huevos y cada uno trae muchas sorpresas muy locas. El próximo video, si sale como lo tengo pensado, va a ser estrenado en YouPorn y habla sobre los militares venezolanos.

-¿Qué ve Alain Gómez cuando cierra los ojos y escucha “Gira” en audio 360?

-El mar rosado y el huevo volador, por eso al final le puse una pista del que yo veía. Cada vez veo cosas distintas, depende de tu estado de ánimo, depende de muchas cosas porque básicamente es tu cerebro el que decide qué está pasando.

-¿Famasloop sigue haciendo cucupop?

-Yo creo que nuestro genero ahorita se llama “no es reguetón”. Creo que cualquiera que no haga reguetón, su género es básicamente “no estoy haciendo regueton”. Así que sí, siempre será cucú pop, pero básicamente no es reguetón.

Alain Gómez y Luis Daniel González, de Famasloop, trabajan como productores del nuevo disco solista de Rubén Albarrán, mientras sus Estudios Pararrayos se adentran en la creación de bandas sonoras y también de materiales audiovisuales par Café Tacvba o Chicano Batman, entre otros clientes.

Famasloop Prensa 2

Estas son las instrucciones para disfrutar mejor “Gira”:

-Tienes que tener audífonos, preferiblemente de calidad.

-Tienes que tener tiempo y ubicarte en un espacio adecuado para dedicarle tu entera atención.

-Tienes que cerrar los ojos (cuando se te indique).

En la cuenta de Instagram de la banda, plantean un juego para seguir la pista, etiqueta tras etiqueta y perfil tras perfil, construyendo una narrativa que se va expandiendo por mundos posibles.