Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Festival de Cannes 2018: Género, minorías y entretenimiento

Cannes2
19/05/2018
|
TEXTO: CAROLINA LARA Y ANTONY RENAULT (ENVIADOS ESPECIALES)| FOTOGRAFÍA: AFP

La cita por excelencia del séptimo arte combina posturas políticas con revoluciones artísticas. Sus películas son más que fotogramas en movimiento, gracias a temáticas sociales y de denuncia. Tiempo de reivindicaciones

Cannes no solo es un prestigioso festival lleno de glamour, estrellas en la alfombra roja y reporteros. Es un encuentro de personas que comparten una misma pasión, que aman el cine. Esto es lo que más le gusta del exitoso festival a su presidente de jurado, Cate Blanchett.

A punto de culminar su edición número 71, el festival tiene más presente que nunca la lucha de minorías, en particular la búsqueda de igualdad por parte de las mujeres en la sociedad. Más allá de elegir a Cate Blanchett como presidente del jurado, la cita se mostró comprometida con esta causa en la noche del sábado 12 de mayo, cuando 82 mujeres de distintas nacionalidades y profesiones se unieron en la alfombra roja para pedir igualdad salarial y seguridad en su ámbito de trabajo.

La protesta fue encabezada por Blanchett y contó con personalidades importantes, como Salma Hayek, Kristen Stewart, Marion Cotillard, Claudia Cardinale y Agnès Varda, entre otras.

Cannes1

Todo esto sucedió justo antes del estreno de la película Girls of the Sun, dirigida por una mujer, Eva Husson, y centrada alrededor de un grupo de guerreras kurdas combatiendo a ISIS. A pesar de mostrar un asunto tan importante, se vio opacada por la crítica negativa que recibió de la prensa. Al finalizar la proyección, el silencio fue interrumpido por el grito de un crítico español: “¡Sinvergüenzas, inmorales, pobres kurdas!”.

Otras dos mujeres compiten en la selección oficial: Alice Rohrwacher, con su comedia Lazzaro Felice y Nadine Labaki con Capharnaüm. Esta última, sigue a un niño libanés que lleva a sus padres a la corte por haberlo traído al mundo. Rumores de Palma de Oro rodean a esta conmovedora película, que transmite de forma muy simple y a través de los ojos de los pequeños profundos problemas sociales que trascienden a la comunidad libanesa, como son la falta de educación en medio de la pobreza y lo que esto causa en la familia.

También se dice entre pasillos que Benicio Del Toro, presidente de la selección “Una Cierta Mirada”, salió con una gran sonrisa de la proyección de Sextape. La cinta del francés Antoine Desrosières trata del enfrentamiento de dos adolescentes musulmanas en contra de sus novios quienes las chantajean con un video sexual. Muy original, con excelentes diálogos (coescritos por el director y sus actores principales a base de improvisación), habla de temas como el consentimiento y la violación, entre momentos de comedia pura.

Cannes3

En la misma selección participa un filme cargado de gran contexto político: Rafiki. Primera película de Kenya en competición, de la directora Wanuri Kahiu y protagonizada por una pareja de mujeres lesbianas. Esta historia es relevante por el peligro que corre el equipo que la realizó, en el contexto de un país donde los derechos de la comunidad LGBTI son rechazados.

Blackkklansman, de Spike Lee, también toca temas políticos, al reproducir en la gran pantalla hechos ocurridos al final de los años setenta, cuando un policía afroamericano se encuentra en medio de enfrentamientos entre el Ku Klux Klan y la revolución negra. A través de esta comedia bastante entretenida, Lee hace alusión al racismo del que tanto se ha hablado bajo la presidencia de Donald Trump.

Kirill Serebrennikov, director del largometraje ruso Leto, y Jafar Panahi, director de la película iraní 3 Faces –ambas en competición–, no asistieron al festival por estar detenidos en sus países debido a razones políticas

Por otro lado, el legendario director suizo de la Nouvelle Vague francesa, Jean-Luc Godard, hizo una aparición a través de FaceTime para hablar con la prensa después de años sin atender al evento. Godard regresa a Cannes, cuatro años después de haber ganado el Premio del Jurado, con su nueva película Book of Image, muy  explosiva y experimental.

Como ha sucedido con la mayoría de sus productos recientes, fue recibido con críticas ambiguas de parte de la prensa; algunos lo adulan y otros lo abuchean, como el crítico francés Éric Neuhoff, del Figaro, quien tituló su artículo “Cincuenta años después de Mayo del 68, Godard sabotea el Festival”.

Cannes4

En medio de los temas políticos, sociales y artísticos, por las cuales se caracteriza el festival, también se vieron elegantes “Montées des Marches” en la alfombra roja. Las estrellas de Todos lo Saben del iraní Asghar; Penélope Cruz, Javier Bardem y Ricardo Darín, caminaron al son de “Se muere por volver”, canción escrita por Javier Limón e interpretada por la venezolana Nella Rojas especialmente para la película.

El estreno más esperado de todos fue Solo: A Star Wars Story, el cual tuvo una gran acogida del público dentro y fuera de la sala al lanzar una de las mejores fiestas del festival, incluyendo un show de fuegos artificiales que iluminó a toda La Croisette.