Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Juan Pablo Guanipa hereda un estado frágil y hambriento

guanipaportada

Fue, por al menos 300 mil votos, el candidato opositor con mayor número de papeletas en toda Venezuela. Gobernará un estado Zulia empobrecido, inseguro y dominado por el chavismo. Promueve una coalición donde todos los partidos tengan voz y voto para reconstruir a la región con mayor densidad poblacional del país. Será líder en la verdadera joya de la corona

Juan Pablo Guanipa, candidato de la Mesa de la Unidad Democrática en el estado Zulia, jura que le dio una paliza a Francisco Javier Arias Cárdenas, cofundador de la revolución bolivariana. Nada de final de foto. Una “pela”, acota. El Consejo Nacional Electoral le adjudicó la noche de este domingo por cuatro puntos de diferencia la gobernación de la trascendental región del occidente venezolano, la de mayor densidad poblacional y rica en producción petrolera, ganadera e industria.

El boletín oficial del Consejo Nacional Electoral (CNE) reconoció su triunfo por 697 mil votos en sus tarjetas de Primero Justicia y Voluntad Popular (51,55 %) contra 638 mil del Polo Patriótico en la opción del ex compañero de armas de Hugo Chávez (47,18 %), quien recuperó la gobernación zuliana para el chavismo en noviembre de 2012 tras derrotar al delfín de Manuel Rosales y funcionario en ejercicio, Pablo Pérez.

Ee-regionales-estado-zulia

Pero no quedó contento. “No hay nada que celebrar”, adujo Guanipa. Su semblante era serio al llegar al comando de campaña en el hotel Intercontinental de Maracaibo. Incluso se le vio molesto. Ya Tibisay Lucena, presidenta del Poder Electoral, había confirmado el arrase del chavismo con 17 gobernaciones y solo cinco para la plataforma de la oposición. Zulia estaba entre ellas, sí, pero el electo no estaba para festejos.

Su comando de campaña ordenó desmontar la tarima instalada en plena avenida Delicias de Maracaibo para celebrar su victoria. Fuentes cercanas a su candidatura informaron que el margen de triunfo oscilaba entre ocho y diez puntos. “Tenemos la responsabilidad de seguir luchando. Vamos a luchar para que la verdad pueda resplandecer y podamos revisar qué fue lo que pasó con el anuncio que hicieron desde CNE. Según nuestras cuentas, la diferencia era muy superior a lo anunciado por el CNE”, advirtió frente a un púlpito, con una gigante bandera del estado a sus espaldas y escoltado por colaboradores como Manuel Rosales, a cuya esposa, la alcaldesa Eveling Trejo de Rosales, derrotó en septiembre en las primarias de la MUD.

cita6

Lo cierto es que el Poder Electoral le ungió como ganador. “Adjudicado”, reza el resultado en la página web del ente. Es, por la importancia del estado y por haber sido el candidato opositor con mayor número de votos, un líder de facto de los opositores ganadores en la jornada del domingo.

Ocupará en solo semanas su silla en el Palacio de los Cóndores como máximo responsable de un estado que Arias Cárdenas le hereda con mil tareas pendientes. Guanipa, dice, tiene un plan para honrarlas.

Un plan de todos

El gobernador electo ha sido enfático en que no quiere proponer un plan personalista. Prefiere un proyecto “para el Zulia”. Ha acotado que no tiene varitas mágicas, que la crisis nacional no le permitirá resolver los problemas de la región “en un cortísimo plazo”. Su plan de gobierno tendrá dos fases: en la primera atenderá “de emergencia” la crisis, la pobreza y el hambre; y en la segunda, desarrollará cuatro áreas de acción: “Zulia saludable (atención médica), Zulia confiable (seguridad), Zulia innovador y democrático, y Zulia vivo y libre”.

Es un planificador. Señala que las mentes universitarias serán espina dorsal de sus ideas. “Iniciaremos nuestro gobierno con un plan de emergencia de 100 días, un programa de atención inmediata en los hogares que están en pobreza extrema, en materia de salud, educación, vivienda y ocupación, recibiendo el asesoramiento académico. Trabajaremos también en un programa de atención a la desnutrición infantil, que vaya desde el periodo de gestación”, indicó en la presentación de su plan de gobierno.

elquesalioo

Promete trabajar de la mano de los alcaldes de la región, sin miramientos de sus inclinaciones políticas –el chavismo controla 13 de los 21 municipios del estado–. Pero no tiene fe en la labor conjunta con la Presidencia, allá en Miraflores. “Independientemente de los colores políticos debería existir una relación institucional entre el gobierno nacional y regional, pero eso no lo entiende quien hoy gobierna Venezuela”, manifestó en el acto. Nicolás Maduro, al celebrar la victoria del domingo, prometió tender su mano a los gobernadores de oposición.

El plan que Guanipa ideó junto a sus colaboradores de Primero Justicia y demás partidos de la Mesa de la Unidad Democrática plantea que Zulia abrace su “binacionalidad” estratégica, reforzada por su ubicación fronteriza con Colombia. Incluso planteó la iniciativa de crear nuevos municipios en la región en la franja oriental o el sur del Lago de Maracaibo.cita5

El gobernador entrante tiene justamente como norte la recuperación del estuario zuliano. “No me importa si ese proyecto dura 15 ó 20 años, tampoco si no me llevo los créditos, porque mi compromiso es sentar las bases para recuperar nuestro Lago”.

El historiador Juan Romero recién advirtió de la posibilidad de que los gobernadores opositores, que ahora dominan la franja fronteriza occidental con Colombia –Táchira y Zulia–, impulsen un plan con ánimo secesionista o promuevan políticas para empoderar a las autoridades vecinas en zonas estratégicas de Venezuela. “El hecho que los gobernadores de la oposición que resultaron ganadores en los estados fronterizos hayan estado relacionados con acciones muy violentas entre los meses de abril y julio, permite establecer un escenario prospectivo de alta conflictividad y avizora relacionamiento no oficial, entre estos gobernadores y fuerzas especiales encubiertas que se movilicen desde Colombia, con el objeto de desestabilizar”, escribió en su más reciente artículo de opinión, difundido este lunes en Aporrea.

La tarea que le deja Arias

Francisco Arias Cárdenas, reprobado por el electorado que hace cinco años le devolvió a la gobernación tras su exitosa gestión de 1995-1998, no deja un estado en las mejores condiciones. Él mismo tuiteó, reconociendo el triunfo de su adversario, que enfrentó “condiciones adversas” durante su segundo período al frente del estado.

Su más rotundo fracaso está en la que fue su principal promesa de 2012: la seguridad. Los niveles de la delincuencia, a excepción de las frecuencias de los secuestros, se dispararon sin remedio. Zulia presentó un promedio de cuatro homicidios por día durante los últimos meses. El accionar de mafias de robo de vehículos y extorsiones de La Cañada, Maracaibo, Santa Rita y Miranda no halló mayor freno en sus políticas. También son frecuentes los atracos y asesinatos de pescadores de parte de los llamados “piratas del Lago”. El flagelo de la inseguridad tuvo su cénit en el contrabando de gasolina y de alimentos.

El teniente coronel retirado encaró en sus primeros años una lucha intestina contra los llamados “bachaqueros”, pero sus planes fracasaron. Implantó máquinas captahuellas en los supermercados para regular las ventas irregulares de comida y productos básicos. Y promovió la instalación de chips en bombas y vehículos para monitorear el servicio de gasolina, especialmente en Maracaibo y San Francisco. Sus intentos por mermar la fuga de combustible y provisiones hacia Colombia fallaron de manera estruendosa. Decidió entonces, a finales de 2015, firmar autorizaciones a empresarios privados para importar alimentos desde Colombia y venderlos en mercados de la región a precios no regulados. El plan disminuyó las colas kilométricas en los expendios, pero exacerbó la especulación de los precios.

adiosal4f

Arias Cárdenas también lega un estado impactado en sus servicios de telecomunicaciones por el robo de cableado. Giovanny Villalobos, su secretario de gobierno, admitió que hasta 35% de los sectores de la región estaban afectados e incomunicados.

La ganadería también es un karma. Voceros de los productores agropecuarios critican constantemente la falta de apoyo en la obtención de repuestos para sus maquinarias e insumos para garantizar miles de litros de leche y kilos de queso.

La falta de efectivo es otro punto suspensivo para los zulianos. Los bancos no cuentan con suficientes billetes del nuevo cono monetario y su circulación en los suburbios es menos limitada que en los poblados fronterizos, hacia donde migran por culpa de mafias dedicadas a la extracción de papel moneda.

Entre sus obras inconclusas, Arias Cárdenas exhibe un prometido oncológico de última tecnología para los pacientes con cáncer. Su retraso fue tal que en las últimas horas de la campaña electoral su despacho propuso un censo para futuras operaciones y tratamientos.

cita4

Resistencia y legitimidad

Jesús Castillo Molleda, politólogo, afirma que Guanipa encarará resistencia de funcionarios y sindicados. “Debe hacer una alianza fuerte con los partidos aliados, respetar cuotas de poder, ceder espacios, buscar interlocutores y hacer puentes con voceros del Gobierno para lograr obtener recursos y poder hacer su gestión de gobierno, pago de nóminas y funcionamiento”.

Considera que el nuevo gobernador tiene la oportunidad de hacer un gobierno de verdadera unidad que le permita “tener muchos dolientes y avanzar. En sus manos está el crecimiento de la oposición zuliana como bloque que permita hacer frente a los actores del oficialismo”. Su principal recomendación es que Guanipa se rodee de un equipo de gobierno “técnico y político”. Recuerda, además, que es la única ficha de Primero Justicia en el país. “Es una gran oportunidad para él si sabe darle lectura correcta a lo ocurrido”, subraya.

Gervis Medina, abogado y analista político, apunta obras planteadas por Arias Cárdenas que no han pasado por el fragor de la formalidad. “Hay una institución llamada Polizulia (nueva policía del estado) que no se terminó de culminar porque no pasó por el Consejo Legislativo. Está en veremos. ¿Será atraído por el fuero nacional o regional?”, se pregunta.

El ex compañero de armas de Chávez configuró en la Contraloría local los estatutos de una empresa eléctrica regional, denominada Enersur, para descentralizar la administración del servicio. Hace una semana planteó la idea al mismo Maduro en reunión televisada. Su concreción es, ahora más que nunca, una interrogante.

Medina recuerda que los 70 mil trabajadores de la función pública zuliana no cobraron sus bonos decembrinos antes de las elecciones. Es otro deber pendiente. Considera, a fin de cuentas, que Guanipa hereda más problemas que beneficios para el Zulia. Está la duda latente de si se juramentará ante la Asamblea Nacional Constituyente, bajo la amenaza de que si no lo hace no tendrá legitimidad alguna a los ojos del poder central.

cita2

El Gobierno lo va a atacar por cualquier vía, incluso montándole un gobierno paralelo, teme Medina. En todo caso, el analista ya le tiene un apodo: “corre el riesgo de ser el breve Guanipa”.

Resurrección desde las cenizas

Juan Pablo Isidoro Guanipa es hijo de un animal político del Zulia. Manuel Guanipa Matos, dirigente de Copei, fue un hombre respetado, admirado, promotor de la democracia cristiana desde mediados del siglo pasado hasta su muerte, cuando el nuevo gobernador apenas tenía 15 años. Tenía vocación de cantante, pero prefirió la cosa pública luego que un orientador vocacional amigo de la familia le dijera, en un ataque de sinceridad extrema, que como showman sería “un comemierda”.

cita3

Hoy el hijo tiene 52 años. Está casado con Begoña Linares y tienen cinco retoños. Acumula una carrera política en la que ha ejercido de concejal de Maracaibo, legislador regional y diputado a la Asamblea Nacional. Es un hombre conciliador, bromista, que dice que sabe reírse hasta de sus apodos –el más famoso, “Tequeño crudo”, responde a su caucásica y catira fisionomía–.

Conoce la derrota. Maracaibo siempre fue su obsesión. Nunca pudo lograr el respaldo mayoritario ni en el seno opositor. Perdió contra Eveling Trejo de Rosales en las primarias de 2010 para escoger al abanderado de la oposición a  la alcaldía de Maracaibo, tras el exilio de su esposo, Manuel, quien argumentó persecución gubernamental en su contra por acusaciones de presunto enriquecimiento ilícito de parte del mismo Hugo Chávez y del Parlamento, entonces de mayoría oficialista. Y en 2013 sus llamados a primarias fueron desoídos por la cúpula de la MUD.

guanipayrosales

Guanipa es un defensor a ultranza de la descentralización. Cree que la acumulación de poder en la Presidencia y en los ministerios del Poder Ejecutivo es corresponsable de la peor crisis contemporánea de Venezuela. “Quienes están en el poder nacional se han dedicado a generar una tragedia en Venezuela”, recordó en su discurso de victoria la noche del domingo 15 de octubre.

Abogado, comunicador social, docente universitario y formado en universidades del extranjero en gerencias públicas, es un ferviente crítico de los fallos judiciales de principios de año que, a su juicio, constituyeron un golpe de Estado. Sus adversarios incluso pretendieron inhabilitarle dado su activismo en las manifestaciones de calle entre abril y julio de este año. Le acusaron de violento, de tener las manos manchadas de sangre. En alguna protesta se le vio sacudir las puertas de la residencia de Arias Cárdenas antes de que llovieran las bombas lacrimógenas. El 15 de octubre las abrió con votos.cita1

Guanipa remarcó a Clímax en septiembre pasado que su prioridad de gestión será saciar el hambre del estado Zulia. Lo hará sumando la idea de todos los partidos de oposición. Ese fue su espada en la campaña admirable que le llevó a derrotar en tan solo cinco semanas a los poderosos Rosales en su feudo y a una pieza clave del chavismo originario como Arias Cárdenas.