Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Las nuevas últimas letras de Adriano González León

adriano-gonzalez-leon-1
08/12/2017
|
FOTOGRAFÍAS: EDITORIAL MADERA FINA, BACKROOM CARACAS Y BEATRIZ FERNANDA GONZÁLEZ

Adriano González León no ha cesado de marcar su presencia en el universo literario de nuestro país. Transcurrida una década desde su desaparición física, Editorial Madera Fina publica Señas de una Generación, su más reciente obra póstuma, que sale a la luz luego de 45 años engavetada

El nuevo libro de Adriano González León, Señas de una Generación, es un volumen del año 1972 en el que compila distintas apreciaciones a modo de ensayo acerca de algunos de sus allegados, colegas, amigos e intelectuales que, contemporáneamente, formaban parte de una esfera única en la historia artística y de las letras venezolanas. Son 23 semblanzas de personajes ilustres de la intelectualidad nacional, de los cuales solo cinco continúan con vida: Elisa Lerner, Rodolfo Izaguirre, Alfredo Chacón, Guillermo Sucre y Rafael Cadenas.

La obra del laureado escritor trujillano Señas de una Generación está antecedida por un escrito introductorio firmado por su hijo Andrés González Camino, responsable del hallazgo y quien asumió las diligencias para lograr su publicación. Aquí, un extracto:

libro adriano

La suerte que este manuscrito pudo haber tenido quizá hubiese sido la misma de aquel que, sin más, desaparece. O la del texto que logra salir de un baúl o ser hallado en un anaquel, pero que de inmediato pasa de nuevo desapercibido. Entre las cosas que mi padre dejó (papeles sueltos, folletos, servilletas manuscritas, facturas, apuntes de clase, cartas locas, postales, guiones y un sinfín de hojas que abultan carpetas) sobresalía un cuaderno: un material con trabajos sólidos, redondo de cabo a rabo, enumerado y con muchos nombres importantes.

Ese hallazgo tiene ahora la virtud de sorprendernos por la demanda que hay en él de pasado y, al mismo tiempo, por las proyecciones que contiene de futuro. Se trata de un nuevo episodio en la escritura de Adriano planeado con relativa minuciosidad, pero, en apariencia, destinado al silencio. Así, la revelación de estos textos nos permite imaginar que fueron compuestos para enriquecer un archivo de lecturas que, por razones misteriosas, quedó anclado en el olvido. Y es que nada se sabe de los motivos por los cuales, desde 1972, el libro durmió al fondo de una gaveta.

Biblioteca-Adriano-Gonzalez-Leon-08cita adriano 03

A casi una década de la partida física de Adriano González León no hay mejor forma de revivir las cosas: una vuelta al ruedo con un título póstumo que él mismo llegó a encuadernar, dejado al aire para sorpresa de muchos. Esto nos permite inferir que sus problemas con la palabra aún no están del todo resueltos en el mundo, pues nada se sella permanentemente. Y mucho menos tratándose de una época tan particular de la literatura venezolana del siglo XX. Un destellar de magnificencia calculada, de pareceres, de observaciones constelan la mirada y el sentir de mi padre sobre la obra de algunos de sus contemporáneos.

La perspectiva que aquí se maneja no era común en el oficio de Adriano y quizá por ello resulte algo incómodo descubrir en estas semblanzas –impregnadas de conocimiento y crítica– la sabiduría de cierta magia en su escritura que se sobrepone a la evaluación de sus coetáneos. Ese manejo de la letra que enjuicia oscila entre la superioridad y la camaradería. Algunos fueron más amigos que otros; a algunos los conocí siendo yo muy pequeño. La mayoría no está, mientras otros pocos siguen aquí “en la brega”, como se responde al saludo fraterno.

señasenimprenta-5cita adriano 02

La dureza que siempre mantuvo respecto a la contención de la palabra escrita, totalmente aislada de la oralidad cotidiana y llena de destemple del personaje, fue lo que resguardó este manuscrito de la luz. ¿Faltó gente? Lo más probable, ya que hasta una secuela estaba anunciada para otro tomo. ¿Fue duro o impreciso con algunas aseveraciones? Conociéndolo, caben las dudas sobre esa posibilidad.

Quizá parte de los textos pudo haber surcado algunas columnas de prensa en la Caracas de los 70, para luego volver al cuaderno oculto hasta hoy. No obstante, la decisión de publicar estas incursiones comparece ante el hecho vital de mostrar más aún las facetas y las versatilidades de un momento único, crucial, de nuestra vida literaria.

Andrés González Camino

Biblioteca-Adriano-Gonzalez-Leon-09cita adriano 01

Esta edición de Señas de una Generación, confeccionada por la editorial Madera Fina, se presentará el viernes 8 de diciembre en el Festival de la Lectura Chacao 2017, que se desarrolla en la plaza Altamira.