Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Los tres matrimonios con más bling bling del 2014

champagne-dos-clímax

Pese a la crisis económica que castiga bolsillos y ahorros, el 2014 ha sido testigo de grandes fiestas. Bodas y celebraciones que dejan con la boca abierta. Los ricos de antes y los nuevos, algunos aprovechados de chavismo, sí saben cómo bailar, comer y alzar la copa

Fiestas opulentas, fastuosas con derroche se hacen pero calladito. Muy recordada es la boda de la hija de Antonio Chambra, dueño de Traki, celebrada en la Quinta Esmeralda donde los artistas hot, Víctor Muñoz, Don Omar, Servando y Florentino y los regetoneros Alexis y Fido, cantaron al son de los billetes. Asistieron más mil ochocientas personas y debido al contingente de coleados el fino obsequio colapsó

La hija del galerista Alejandro Freites —uno de los más connotados marchand con una galería propia ubicada en Las Mercedes— tuvo una producción cinematográfica memorable para celebrar su matrimonio. Se preparó un terreno de la urbanización Valle Arriba habilitado con una plataforma, techo e iluminación espectaculares más decoración de ensueño con vista panorámica de la ciudad.

Discretísima y con un océano de por medio, contrajo segundas nupcias el banquero Víctor Vargas Irausquín en Marruecos en el Hotel Royal Mansour dentro del mítico Hotel Mamounia donde asistieron tan solo 80 invitados. Me dijo una testigo de excepción que solo faltó el Cirque du Soleil.

Pero el pasado 7 de octubre se caldeó la jarana que más ha impresionado a le tout Caracas. Fue, sin duda, el matrimonio de la hija de quien fuera, en los albores de la revolución, ministro de Interior y Justicia e incluso Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente en 1999: Tobias Carrero —dueño de la Multinacional de Seguros. Festejado en la casa La Granja, en el epicentro del Country Club, las paredes fueron testigos, junto a los dos mil invitados del ágape nupcial, de un batallón de mesoneros que acarrearon y sirvieron: 1600 platos de fino foi gras francés, 30 kilos de caviar de Beluga, 10 mil dulces, y miles y miles de copas de Veuve Clicquot. Además, el mismísimo Daddy Yankee hizo sandunguear a la concurrencia.