Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Manejar la Tesorería Nacional: pónganme “donde haiga”

Tesoreros
22/11/2017

Su fortuna personal crece al mismo tiempo que decrece la de la nación, sin que haya posibilidad de revisar sus credenciales profesionales. Los que han encabezado la Oficina Nacional del Tesoro tienen en común que han rotado por varios cargos de la administración pública, llegando a calentar más de una silla a la vez. Mientras Venezuela enfrenta un default por incapacidad de cumplir sus compromisos de deuda, y las importaciones se restringen por falta de dinero, algunos bolsillos están boyantes Es difícil seguir el rastro de quienes han estado a la cabeza de la Oficina Nacional del Tesoro durante los últimos 17 años. Es tanto o más espinoso que llevar la cuenta de los escándalos de corrupción que han rodeado a quienes ostentaron el cargo de Tesorero Nacional. Miles de millones de dólares se han “perdido” en el camino –o en sus bolsillos: al menos cinco funcionarios, de los últimos seis, que han sido tesoreros de la República han estado vinculados con empresas, bienes o cuentas bancarias en paraísos fiscales. La revolución premia a quien le sirve con uniforme verde oliva y a sus familias.

Administrar las arcas públicas es un asunto de cuidado, aunque no parece requerir de mucha atención. La dirección de la Oficina Nacional del Tesoro muchas veces se comparte con otras ocupaciones. La almiranta Carmen Meléndez, por ejemplo, fue directora del Fonden al mismo tiempo que ocupaba esta cartera. Alejandro Andrade, quien la sustituyó, era tesorero y presidente del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela; y Carlos Erik Malpica Flores –sobrino de la “primera combatiente”– además de manejar el presupuesto nacional también estaba a cargo de créditos adicionales y de inauditables fondos financieros creados por el gobierno para asignar recursos a su antojo, sin la aprobación del Banco Central o de la Asamblea Nacional.

cita4

Desde 2003 hubo una tendencia a militarizar el presupuesto nacional. En agosto de ese año Hugo Chávez designó a Meléndez –ahora gobernadora del estado Lara–, quien ocupó el cargo hasta enero de 2007. Entonces le sucedió Alejandro José Andrade, un militar retirado, que acompañó al “comandante supremo” en el intento de golpe de estado de 1992 y de quien es bien sabido su gusto por la equitación. Se quedó en la Oficina Nacional del Tesoro hasta el 7 de enero de 2011, cuando fue nombrado Rodolfo Marco Torres, graduado en la Academia Militar en 1988 y también golpista en 1992. No obstante, el paso por la Tesorería de este general de división fue breve. El 17 de mayo de 2011 recibió el cargo Claudia Patricia Díaz Guillén, oficial asimilada de la Guardia Nacional Bolivariana mejor conocida como la “enfermera de Chávez”.

La presidencia de Nicolás Maduro hizo que un civil asumiera el puesto. El 30 de septiembre de 2013 designó a Malpica Flores. Ocupó esa silla hasta enero de 2016; tan solo un mes después de la detención de sus primos Franqui Francisco Flores de Freitas y Efraín Campo Flores –también sobrinos de la pareja presidencial–, se le asignó entonces a Nelson Reinaldo Lepaje la responsabilidad de “dirigir y coordinar la cabal, oportuna, eficiente y segura atención de las operaciones relativas a la percepción y registro de todos los ingresos públicos nacionales, la custodia de fondos y valores, la planificación y programación financiera, ordenación de mandatos de pagos así como participar en los acuerdos de la política fiscal monetaria y financiera” de la nación, según se lee en la página web de la institución.

Comienzan los escándalos

Un dedo acusador les ha señalado a cinco de ellos, aunque no precisamente el de la justicia. Carmen Meléndez tiene un amplio currículum en la administración pública. Tanto que inauguró el Ministerio para el Seguimiento de la Gestión de Gobierno, creado por Chávez en 2012. Pero la primera mujer en tener el rango de almirante en la Fuerza Armada Nacional no puede supervisarse a sí misma. El 5 de julio de 2013, Nicolás Maduro en su primer acto de ascensos militares como Presidente la nombra ministra de Defensa –la primera y única mujer en ocupar ese cargo en el país. Dos días después, el 7 de julio, Orlando Ochoa, economista y profesor de la Universidad Católica Andrés Bello, invitaba a revisar su gestión como Tesorera. “Como Tesorera Nacional con Merentes, en 2006, Meléndez vendió a banqueros más de nueve mil millones de dólares en bonos y notas estructuradas, a tasa oficial”, denunciaba en su cuenta de Twitter. Aseguraba que ese episodio dejó ganancias históricas con la compra de bonos que luego eran revendidos en el mercado paralelo y recomendaba revisar la gestión no solo de Meléndez, también la de Jesús Bermúdez y Alejandro Andrade en la Oficina del Tesoro.

De la ahora gobernadora de Lara también ha circulado el rumor de que es dueña de un avión Hawker 800 XP del año 1997, valorado en casi 2 millones de dólares, con asientos para 15 personas y doble motor. La aeronave se encontraría en el aeropuerto de Opa Locka de Miami, registrado bajo el nombre de un abogado. Otro runrún vinculado a la aviación indica que en 2014, su por entonces esposo, Orlando Maniglia -también almirante y exministro-, adquirió una aeronave Cessna Citation modelo 551, número serial 551-0223; con la matrícula del INAC YV1776, por 1 millón de dólares.

Alejandro Andrade, otro de los favoritos de Chávez, sustituyó a Meléndez que pasó a la Dirección de Presupuesto y Programación Financiera de la Armada desde abril de 2007 hasta septiembre de ese año, y luego a la Dirección de Organización y Desarrollo del Recurso Humano de la Armada hasta 2009. Por su lado, Andrade mutó de guardaespaldas de Chávez durante la campaña presidencial de 1998 a magnate ecuestre.

Leyenda1

En 2007 ocupó tres cargos a la vez, que le permitieron administrar todo el dinero del país. Era el presidente del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes), viceministro de Gestión Financiera y Tesorero de la nación. En agosto de 2009, siendo aún tesorero, lo designan presidente de Banfoandes.

Oriundo de la populosa parroquia Coche, Andradre ahora pasa sus días en Werllington, una zona de lujo de Florida, donde tienen residencia personalidades como Bill Gates y Madonna. Su ascenso comenzó como secretario privado de Chávez, y subsecretario de la Asamblea Nacional Constituyente. También fue viceministro y presidente de la Fundación Pueblo Soberano (2001) y el Fondo Único Social (2002).

cita3

Tiene –o tuvo– inversiones en Hollow Creek Farms, un campo de equitación en Carolina del Sur, Estados Unidos, donde se forman jinetes de varios países de Latinoamérica, incluyendo a su hijo Enmanuel Andrade, quien formó parte del equipo de equitación que representó a Venezuela en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Un reportaje publicado en El Nacional en 2013, cuenta que en una competencia de Valencia en la que su hijo participó “las cuadras donde estaban sus caballos tenían ventiladores de última tecnología y mientras que la mayoría de la gente asiste con 2 o 3 animales, él lleva 14”. Y aunque desde su gestión como presidente del Bandes ya se le asociaba a operaciones irregulares continuó teniendo carta blanca sobre el bolsillo del país.

“Entre 2008 y 2010 ocurrieron una serie de operaciones por las que la Security Exchange Commission -que regula los mercados financieros- demandó el 7 de mayo a cuatro personas, entre ellas una venezolana. El motivo de la acusación es la consumación de hechos fraudulentos en la compra y venta de bonos al Bandes a través de Direct Access Partners, una casa de bolsa estadounidense”, escribieron en el diario. Estas transacciones habrían generado ganancias ilícitas por 66 millones de dólares, producto de sobornos.

Swiss Leaks

El dinero de la República llegó hasta Suiza. Entre 2005 y 2007 más de 12.000 millones de dólares del erario nacional estuvieron colocados en la filial que el banco privado HSBC tiene en Ginebra. La información se supo gracias a la difusión de la Lista Falciani, una de las mayores filtraciones de la historia, coordinados por los diarios Le Monde, The Guardian, BBC y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), que daba cuenta de los movimientos de más de 100 mil clientes de HSBC provenientes de 203 países.

En esta lista, que se hizo pública en febrero de 2015, Venezuela figuró como el tercer país con mayor cantidad de dólares depositados en la filial suiza del banco británico, con un total de 14.800 millones. Solo detrás de Suiza y el Reino Unido. El total de los recursos colocados de Latinoamérica y el Caribe sumaban más de 31.000 millones de dólares, es decir que el aporte bolivariano fue de casi la mitad.

Andrade

Cuando se destapó el escándalo figuraron los nombres de Andrade y de Rodolfo Marco Torres, a cargo de la Tesorería Nacional y del Banco del Tesoro, respectivamente. Un reportaje publicado en Armando.info señala que el exguardaespaldas de Chávez habría manejado los casi 700 millones de dólares que aparecen en el banco como resultado de unas operaciones que comenzaron el 8 de diciembre de 2005, a las 10:49 de la mañana; y el resto de los recursos que correspondían a las arcas de la nación eran 11.900 millones de dólares que estaban bajo la responsabilidad de Marco Torres. Este se defendió y aseguró que la cuenta del Banco del Tesoro abierta en el HSBC de Suiza no era secreta ni estaba a su nombre; y dijo que el dinero era para inversión y pago a proveedores. Andrade no dijo nada, pues para ese entonces ya residía en Estados Unidos.

Una pareja poderosa

Una nueva divulgación de documentos puso en tela de juicio los manejos de otra de las tesoreras de la nación. Claudia Patricia Díaz Guillén fue nombrada Tesorera Nacional y Secretaria Ejecutiva del Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden) en mayo de 2011. Varios años más tarde, su esposo Adrián José Velásquez Figueroa (conocido como Guarapiche) y ella se convirtieron en la sorpresa de los Papeles de Panamá, esta vez sí, la filtración periodística más grande de la historia ocurrida en abril de 2016.

El 12 de diciembre de 2017, Tarek William Saab, fiscal designado por la Asamblea Nacional Constituyente, informó que el Ministerio Público reabrirá las investigaciones iniciadas por la filtración periodística, por lo que se serán nuevamente investigados Victor Cruz Weffer, Adrián Velásquez y Claudia Patricia Díaz,

Velásquez es capitán retirado del Ejército y exjefe de Seguridad de Miraflores. Él sería quien mantiene una compañía en un paraíso fiscal de la República de Seychelles –en el océano Índico–, que abrió con la intermediación del bufete panameño Mossack Fonseca. La empresa Bleckner Associates Limited, S.A. fue creada el 18 de abril de 2013, con un capital de 50.000 dólares. Díaz Guillén seguía al mando de la Oficina Nacional del Tesoro, cargo que ocupó hasta el 30 de septiembre de 2013. De hecho, de acuerdo con las investigación, las cinco empresas que Velásquez estableció desde Panamá a través de cuentas bancarias en Suiza, fueron abiertas entre agosto de 2011 y mayo de 2012, período durante el cual Díaz Guillén ocupaba el cargo. En aquel tiempo el sueldo promedio de un capitán rondaba los 10.000 bolívares, muy lejos de los 50.000 dólares que necesitó para establecer la compañía.

Antes de controlar el bolsillo nacional, Díaz Guillén fue instrumentista en el Hospital Militar, enfermera en el Hotel Tamanaco, asistente médico en el Hotel Eurobuilding y coordinadora del área de terapia intensiva de la Clínica Leopoldo Aguerrevere. Llegó a Miraflores en junio de 2002, al ser asignada a la oficina de Atención al Ciudadano del palacio. Era además pupila de Carmen Meléndez, que se desempeñaba como directora de la Oficina de Gestión Interna

cita2Once días después de que se divulgaran los Papeles de Panamá, el 14 de abril de 2016, efectivos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DIM) allanaron tres apartamentos de la pareja en las residencias Oasis Suites, ubicadas en San Bernardino. En el procedimiento cargaron con uniformes militares, vehículos, motos de alta cilindrada, cajas vacías de relojes Rolex, joyas y certificados de diamantes. También se encontraron con el texto Claudia Patricia: mi huella, donde la extesorera relata su vida y la relación que tuvo con Chávez.

Allí la enfermera cuenta que vio por primera vez al expresidente fallecido en diciembre de 2002, durante el paro petrolero, y al año siguiente se convirtió en su enfermera. Viajó por última vez con él en abril de 2010, cuando fueron hasta Managua, Nicaragua. La dedicación de la mujer habría sido el único currículum que necesito el Presidente para ponerla a administrar las arcas del Estado en 2011.

A raíz de los documentos filtrados de Mossack Fonseca se abrió una investigación, por la cual detuvieron a Josmel Velásquez Figueroa, hermano de Adrían Velásquez, y a su madre Amelis Figueroa. Fueron capturados el 15 de abril de 2016 al intentar salir del país por el Aeropuerto Metropolitano, ubicado en Charallave, estado Miranda.

leyenda3

La investigación realizada por el periodista Alfredo Meza, para los Papeles de Panamá, indica que al menos hasta el 30 de junio de 2015 la pareja Velásquez-Díaz residía en un exclusivo conjunto residencial de Punta Cana, llamado Cap Cana Caribe, donde el costo de una vivienda oscila entre 400.000 y 1,6 millones de dólares. Díaz habría viajado entre el 19 de julio de 2013 y el 15 de enero de 2015 al menos 11 veces desde Venezuela hacia Santo Domingo o Punta Cana y siempre en vuelos chárter; y no habría regresado a Venezuela desde el 21 de septiembre de 2015.

Según el libro El Gran Saqueo, de Carlos Tablante y Marcos Tarre, la fortuna de la pareja se calcula en 2.000 millones de dólares. El portal Cuentas Claras, fundado por el exdiputado, informó que en agosto de 2016 fue liberado Josmel Velásquez por el juez del Tribunal 14º de Control del Área Metropolitana de Caracas, Jorge Timaury. El juez había sido recusado por los fiscales del Ministerio Público al permitir presuntas irregularidades durante la audiencia de presentación.

Un sobrino privilegiado

Cinco meses como Presidente de la República tenía Maduro cuando decidió entregarle la cartera del país a su sobrino político Carlos Erik Malpica Flores. Sin embargo, este no era el primer cargo público que desempeñaba. Antes había sido comisionado presidencial para Asuntos Económicos y Financieros y subtesorero nacional de la Oficina Nacional del Tesoro –silla que empezó a ocupar en abril, recién electo su tío–. También tuvo el cargo de director general de la Vicepresidencia Ejecutiva y secretario general ejecutivo del Ministerio de Relaciones Exteriores, cuando el ahora mandatario era Canciller.

Su andar va a la par del de sus tíos. Mientras era tesorero también era responsable de administrar los fondos de Pdvsa, como vicepresidente de Finanzas, posición a la que llegó a finales de 2014. Y si bien, él mantenía un bajo perfil, los movimientos económicos de su familia le delatan: han registrado 16 empresas en Panamá desde el año 2013, casualmente la fecha en que Maduro ocupó la primera magistratura nacional. Cada uno de estos movimientos fue registrado por una investigación en conjunto de los portales Armando.info, El Pitazo, Poderopedia y Runrun.es.

“A nueve meses de instalado en la directiva de Pdvsa, el administrador coincidió en Panamá con sus padres -Carlos Malpica Torrealba y Eloísa Flores (hermana de Cilia Flores)- en el mismo período en que en esa ciudad se registraban 10 empresas familiares, del 2 al 10 de septiembre. Su tía, Evelyn Malpica Torrealba, viajó a Panamá en días previos, mientras su hermana entró a Venezuela proveniente de ese país días después de la iniciativa empresarial. La información se desprende del análisis de los movimientos migratorios de la familia y consultas hechas en el Registro Público de la capital del país centroamericano. Asimismo, antes de esa curiosa semana de septiembre, se pudo establecer que los Malpica habían creado dos empresas en 2014 y tres en 2015 (entre marzo y agosto). En octubre de 2015 agregaron una más a su abultado inventario”, puede leerse en la investigación.

cita1Cada una de las empresas se creó con un capital inicial de 10.000 dólares. Algunos de sus nombres son Seaside Services, Maritime Crews Inc., Oceanos Investors Corp, Marine Administration Panamá. Y todas coinciden con los siguientes objetivos: “compra de muebles e inmuebles, contratación de servicios de personal y transporte, investigaciones de propiedades, avalúos, comprar, vender, hipotecar, gravar muebles e inmuebles, demolición, transporte aéreo y terrestre, exportaciones, importación, reexportación, contratar y participar en licitaciones públicas y privadas”.

En los árboles genealógicos de las compañías aparecen la hermana de Carlos Erik, Iriamni; la tía paterna, Evelyn Milagros Malpica; y el padre, Carlos Evelio, con cargos de presidente, director, suscriptor y tesorero. Evelyn sería las más poderosa, al presidir 11 de los consorcios y dirigir 16.

La tarea la realizaron en avión privado: “El jet modelo Gulfstream, de siglas N896AC, perteneciente a una compañía de alquiler de aeronaves con sede en Fort Lauderdale, Estados Unidos”. Según reportan los portales digitales, esta es la misma aeronave que utilizó Malpica Flores para ir a Panamá, Fort Lauderdale, Aruba y Barbados.

Marcotorres

“El sobrino de Cilia”, como se le conoce en sus empleos dentro de la administración pública, no figura en los organigramas de ninguna de estas compañías. Puede ser una manera de cuidar las formas o quizás lo hace para tener más tiempo de asistir a locales en Saint Barth, donde se ha dejado retratar con familiares y amigos.

La dirección de la Oficina Nacional del Tesoro recayó en enero de 2016 sobre Nelson Lepage, sub tesorero en tiempos de Mapica Flores. Aún no se le ha asociado con ningún escándalo. Habrá que esperar.