Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Mi vida con el CLAP: Comida vencida y con animales

Portada Diario CLAP 5
06/08/2018
|
TEXTO: YANETH PARRA | ILUSTRACIÓN: DANIEL HERNÁNDEZ

Los paquetes de arroz, harina y otras variedades incluidos en las bolsas CLAP no tienen fecha de vencimiento. Se va haciendo costumbre encontrar animales, gusanos, bichitos dentro de ellos. No sabemos si es casualidad o no, pero cocinar ahora pasa por mirar con lupa cada ingrediente. Clímax presenta una serie dedicada a la cotidianidad impuesta a través de la entrega de comida de los CLAP

El techo de la cocina estaba lleno de animales voladores. Llevábamos varias semanas viéndolos, aunque al principio pensamos que eran por la basura en la zona o por el calor. Mi mamá no dejaba de quejarse por ellos: “¿De dónde salieron estos animales?”. Con más de 15 años viviendo en la misma casa, eso no era normal.

Hasta que se le ocurrió revisar a fondo la cocina. Encontramos una harina pan de las bolsas CLAP llena de aquellos animales marrones. Y lo mismo con dos o tres paquetes más. Las tuvimos que botar. Limpiamos todo y cambiamos de sitio los paquetes aunque tampoco sirvió. A la semana, las harinas se habían convertido en grumos y algunas tenían especie de telarañas. Dos más a la basura. Me niego a comer algo así.

No soy la única a quien le ha pasado. Una amiga del trabajo también me contó que tuvo que botar algunos paquetes de harina por lo mismo.

La historia se repitió con el arroz. Un día encontré un gusano en mi almuerzo; ese mediodía no comí. Cuando llegué a la casa le avisé a mi mamá, revisamos el arroz y tenía unos cuantos gusanos. Animales que suponemos produjo el mismo alimento porque el empaque estaba completamente cerrado.

Hace días nos pasó lo mismo. Fuimos a buscar un paquete de arroz en el estante y dos de ellos tenían gusanos. Lo queríamos botar, pero mi mamá se los ofreció a una amiga. “Que lo revise, le saque los gusanos y se los dé a los gatos”.

Desde aquella vez nos dimos cuenta de que la mayoría de los productos CLAP vienen sin fecha de vencimiento. No hay forma de saber la vida de esos alimentos, si ya están a punto de vencer o por el contrario ahora es que les falta. No sabemos si nos funcione, pero desde entonces mi mamá y yo le anotamos la fecha de llegada cada producto para llevar más o menos un control y usar los más viejos primero.

¿Qué comida nos están dando en las bolsas CLAP?