Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Murió Barrio Adentro, paz a sus restos

Barrio-Adentro-Portada
04/04/2017
|
TEXTO: JULIO MATERANO | FOTOGRAFÍAS: CRISTIAN HERNÁNDEZ

Por mucho tiempo fue el proyecto social bandera del chavismo, más de 30 mil millones de dólares lo certifican. Pese a los amagos de resurrección, Barrio Adentro está en coma, como la salud del país. Pese a las 16 mil camas inoperativas, a la inexistencia de ecosonagramas y tomografías y al 78% de escasez de medicamentos, el programa fue relanzado por Maduro, quien aseguró que este abril llegaría a todos los estados

La mañana corre inaplazable en el barrio Las Malvinas de El Valle, casi con la misma rapidez de la fiebre abrasiva que aqueja a Luis Yoandri González, un bebé de siete meses. Su madre, Roraima Martínez, lo traslada con los pies cubiertos en hojas de periódico a un consultorio de la zona. La mujer, de unos 30 años de edad, está abrumada, repite sin pausa una sarta de lamentaciones y avanza con pasos resueltos.

El armazón de trincotes de arcilla cocida y su peculiar forma octogonal hablan por sí dolos. Roraima está frente a un módulo de Barrio Adentro. Pero en el lugar hay más basura que medicina. El médico encargado regresó a Cuba, su enfermera está de reposo y no hay personal de turno, tampoco remedio para la fiebre, analgésicos para el dolor ni broncodilatadores para aplacar la tos.

—No hay médico, mija, aquí solo estoy yo. Vaya a la Maternidad Hugo Chávez —suelta un anciano que, encerrado en el módulo, descarta ser el vigilante.

—Mi niño tiembla de la fiebre, está mal y no tengo qué darle. Me mandaron del módulo de San Andrés para acá —dice la mujer.

En Venezuela la salud de Barrio Adentro está tan quebrantada como la de sus pacientes. La Misión que nació en 2003, con el propósito de brindar atención primaria a las familias más pobres, resuella, se muere. Sus médicos cuelgan las batas y muchos módulos de atención primaria enfrentan problemas de infraestructura que comprometen la seguridad del personal. El hampa los visita y no necesariamente para saber de radiografías o análisis de sangre.

Barrio-Adentro-1

Cita-5-Barrio-Adentro

En 2015, año en el que el Gobierno anunció el lanzamiento de un plan de cobertura al 100%, los consultorios de atención primaria pasaron de 6.712 a 7.287, lo que se traduce en un incremento de 8%, según cifras gubernamentales. Ese mismo año la misión absorbió 4.724 módulos de la red tradicional. Con un cúmulo de 12.011 dispensarios en su haber, el Ejecutivo pretendía dar un nuevo paso para consolidar la denominada Red de Atención Comunal de Salud a escala nacional. La medida fue publicada en la Gaceta Oficial 422.726, con fecha 13 de agosto, pero dista mucho de la realidad, sus programas trastabillan y no hay medicamentos.

Cifras extraoficiales, aportadas por la Subcomisión de Salud de la Asamblea Nacional (AN), reportan un cierre técnico de 80% de los módulos. Un dato que desdibuja el argumento de la Ministra de Salud, Antonieta Caporale, quien habla en voz alta de 24 mil consultorios en el país en 2017. Solo en Distrito Capital hay 566 despachos de atención primaria, la mayoría de ellos ubicados en barriadas con pocos servicios. Es el caso de Las Malvinas, cuyo establecimiento está circundado por desechos domésticos, perros callejeros y mendigos andariegos que desmenuzan las bolsas en busca de comida. Para Arturo Coronado, habitante de El Valle, el módulo representa un monumento al desgobierno que una solución. La imagen de un hombre orinando uno de sus costados del módulo, parece sellar aquella sentencia.

“Este módulo, que es más un sucucho que otra cosa, no tiene doliente, no le importa al Gobierno y hace rato que dejó de ser funcional para quienes vivimos aquí. Nunca hay medicinas y casi siempre está cerrado. Cuando trabajan, lo hacen hasta mediodía”, agrega el vecino.

A las denuncias, el Gobierno responde con cifras gordas, estadísticas infladas por la verborrea de un sistema que se jacta de tener la mejor atención sanitaria. Las cifras oficiales que resumen el rendimiento de Barrio Adentro son grandilocuentes y dibujan sobre la escena social un modelo exitoso que en realidad es una entelequia del chavismo, una ficción, coinciden críticos. El 10 de marzo de 2017, Día del Médico, el presidente Nicolás Maduro empeñó su palabra nuevamente: aseguró que en abril Barrio Adentro 100% llegará a los 23 estados del país más el Distrito Capital. “Hoy llegamos a 15 estados de la República”, señaló en un acto realizado en el Teresa Carreño, en Caracas.

El diputado José Manuel Olivares, médico oncólogo y presidente de la Subcomisión de Salud de la AN, tilda de estafa el programa gubernamental que ha sido bandera del oficialismo. Ya en 2009, destaca el Observatorio Venezolano de la Salud, el propio presidente Hugo Chávez reconoció que Barrio Adentro no cubría las expectativas. Y admitió públicamente que 2.000 módulos, de 6.000 que había en ese año, estaban inoperativos.

Barrio-Adentro-3

Cita-4-Barrio-Adentro

Olivares expone que buena parte de los galenos de la Misión Médica Cubana han desertado a Estados Unidos, lo significó abandono y soledad para un programa que pretendía garantizar atención las 24 horas del día, en cada comunidad. “Como idea fue muy buena, ofrecer medicina simplificada, jornadas de vacunación, atención primaria y preventiva”, reconoce. A propósito de ello, Olivares evoca la Conferencia Internacional de Atención Primaria de Salud, celebrada en Alma-Ata (Kazajistán) en 1978, que recomendó a los gobiernos elaborar planes de acción para democratizar la atención. “Pensaron que estaban descubriendo el agua tibia. Pero hoy, entre el 45 y 50% de los equipos están dañados en los Centro de Diagnóstico Integral (CDI)”, agrega el diputado.

El costo económico del programa desangra a la nación: diariamente Venezuela manda 100 mil barriles de crudo a La Habana, más una serie de compensaciones. “Mientras los médicos venezolanos ganan 40 dólares mensuales, un médico cubano recibe casi $ 8.000 por estar acá”, sostiene Olivares. Hoy el déficit de médicos compite con la falta de insumos. La supervisora de Barrio Adentro en Coche, Maritza López, esboza la problemática con abulia. En esa parroquia solo disponen de cinco médicos cubanos y 18 graduados en el país para cubrir 27 módulos que hay en la zona. Ello frente a un requerimiento mínimo de 54 médicos. López admite que en El Valle, donde tienen 24 consultorios, la situación no es distinta.

La médico integral Daisy Blanco, quien atiende en un módulo de Coche, relata que los árboles han socavado la red de cloacas en su consultorio. Las aguas servidas se desbordan en los baños y los mosquitos atacan en el lugar. La desidia gubernamental es hoy su único paciente. Su consulta está sola, despoblada, con dos sillas enfrentadas donde se sientan la ruina y la decadencia. Desde hace dos semanas no atiende a enfermos. El olor a excremento aturde.

La atención a la mujer en el área de la salud sexual y reproductiva, a niños recién nacidos, los programas ampliados de inmunización, contra vectores y enfermedades crónicas no transmisibles son aún la gran deuda. Se trata de un objetivo establecido en el Plan Nacional de Salud 2014-2019, que se decolora con la crisis sanitaria. La esperanza de es cada vez menor en pacientes con cáncer, problemas renales, VIH/SIDA y otras enfermedades crónicas.

Barrio-Adentro-4

Cita-3-Barrio-Adentro

Casi 14 años después de su creación, Barrio Adentro tampoco ha logrado cumplir su objetivo fundamental: aliviar la carga de los 241 hospitales del país. El drama hospitalario recrudece en un año en el que la organización Médicos por la Salud ubica el desabastecimiento de fármacos en 78%, dos puntos porcentuales por encima del año pasado.

Así lo advierte la Encuesta Nacional de Hospitales 2017, un estudio presentado por cuarto año consecutivo, que monitorea el alcance de la crisis: más de 16.238 camas clínicas quedaron inoperativas en los centros públicos y falla 97% de los reactivos de laboratorio. El estudio completa un panorama lúgubre en el área de la salud. Agrega que 94% de los centros perdió capacidad para realizar tomografías, en 89% fallan exámenes de Rayos X y 71% no dispone de ecosonogramas.

La vida de los pacientes más vulnerables está en peligro, deben aguardar meses por una intervención, pues 51% de los pabellones están fuera de servicio concluye el estudio realizado en 23 hospitales capitales de estado y 92 centros tipo II, III, IV.

Las cifras de la Memoria y cuenta 2015, el último documento público que resume el alcance de Barrio Adentro, precisa una atención de 86% de la población, lo que es igual a decir que ese año 26.578.511 venezolanos acudieron a sus distintos centros. En ese período, asegura el Ministerio de Salud, se realizaron 75.438.371 consultas en los consultorios populares y 11.559.658 en los CDI. Pero el amasijo de números, no suma la historia de Yelitza Salvatierra, una joven con discapacidad de El Cementerio, en Santa Rosalía, quien esperaba en octubre de 2015, desvalida en cama, por la visita de un médico que la monitoreara a diario.

Barrio-Adentro-2

Cita-2-Barrio-Adentro

“Tuve un accidente en casa, me fracturé el fémur y la cadera. Estuve nueve meses en cama, tres hospitalizada en Los Magallanes, seis en mi cuarto y ningún médico de los cuatro consultorios adyacentes atendió el llamado de mi familia cuando necesité una inyección, un analgésico. Necesité rehabilitación y tuve que hacerlo en un centro privado porque el Instituto de Rehabilitación tenía todos los equipos dañados”, cuenta vía telefónica. Su intervención, al igual que la de miles de venezolanos, fue practicada en Los Magallanes, uno de los 241 hospitales del país, que entre todos sumaron 253.245 intervenciones quirúrgicas, 3.553 de traumatología, 243.638 partos y 92.986 cesáreas.

“Del seguimiento histórico de las misiones se puede concluir que no existe una política pública coherente y planificada a mediano y largo plazo, sino que son un instrumento de acción política directa que se adapta a los objetivos puntuales del Ejecutivo en cierto periodo de tiempo”, destaca Transparencia Venezuela en su informe Comenzamos mal. Presupuesto 2017 secreto. Para el ejercicio fiscal 2017 la Misión Barrio Adentro recibió 57 mil millones 390 mil bolívares. En 2014 el Ministerio de Salud asignó 35.752 MM, en 2015 4.685 MM y en 2016 27.532 MM.

Sin embargo, el Ministerio de salud aduce el déficit presupuestario como principal obstáculo para el funcionamiento de los diferentes centros. Desde su creación en 2003, el Estado ha invertido cerca de 38 mil millones de dólares en esta misión, destaca el Observatorio Venezolano de Salud en su página web.

Cita-1-Barrio-Adentro

El capítulo sobre la Salud de la Encuesta Condiciones de Vida Venezuela 2017 (Encovi), presentado en febrero de 2017, advierte que más de 63% de la población carece de planes de seguros de atención médica, lo cual representa un aumento de 10%. El estudio, elaborado por la Universidad Central de Venezuela, Universidad Simón Bolívar y Universidad Católica Andrés Bello, concluye que Venezuela atraviesa las peores condiciones de desprotección de salud desde el siglo XX.

Una crisis latente en un país donde 2,8% de la población reconoce que tiene diabetes y 8,2 % padece problemas de hipertensión arterial, una enfermedad que deja su marca en 50% de los adultos entre 55 y 64 años, dice la encuesta. Pero la investigación arroja un dato que apunta a la privatización de la salud. “Por primera vez los hospitales privados son los servicios de uso más frecuente”, afirma la Encovi y agrega que “34% de los enfermos de hipertensión y 30% de los diabéticos acuden a servicios privados”.

Cómo está organizado Barrio Adentro

Red de Atención Comunal de Salud: conformado por 10.631 Consultorios Populares Tipo I —3.344 ARI y 7.287 Consultorios de Barrio adentro, de los cuales 425 forman parte de las Bases de Misiones—, 774 Consultorios Tipo II, 606 Consultorios Populares Tipo III (AUI); 330 Ópticas Populares, 569 Centros de Diagnóstico Integral; 586 Servicios de Rehabilitación Integral y 3.056 Sillones Odontológicos, lo que totaliza 13.496 establecimientos de salud.

Red de Atención Ambulatoria Especializada: cuenta con 321 establecimientos, de los cuales 232 son Ambulatorios Urbanos (201 AUII y 31 AUIII), 35 Centros de Alta Tecnología (CAT), 10 Clínicas Populares, 26 Servicios de Atención Odontológica-Misión Sonrisa y 18 Centros Oftalmológicos.