Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

¿Qué nos depara el futuro si el chavismo sigue en el poder?

VENEZUELA-CRISIS-POWER-OUTAGE
19/03/2019
|
FOTOGRAFÍAS: AFP

El 28 de enero de este año, el Departamento del Tesoro de EEUU emitió sanciones contra la empresa Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (Pdvsa). El acceso a las cuentas de la República quedó totalmente bloqueado y 7.000 millones de dólares fueron congelados. Sin la posibilidad de exportar petróleo, la expectativa e incertidumbre sobre lo que pasará después crece 

“Lo que se avecina es peor a lo que vivimos ahora. Imagínate, más adelante nos iremos a comer unos a otros”, expresa María Sanabria. Tiene 41 años y se enteró de las sanciones impuestas por Estados Unidos a la industria petrolera venezolana por boca de terceros, ya que los medios tradicionales le mostraron una utopía que no creyó. A pesar de esto, María admite que no conoce bien las implicaciones de estas medidas en la economía venezolana. De lo único que está segura es que ya había hambre y que cada día habrá más. “Ojalá lleguemos a algo con esto y todo se resuelva, porque vamos de mal en peor”.

SancionesPdvsa-cita5Sofía Vega, de 40 años, siente que quitarle a Petróleos de Venezuela su capacidad de compra y venta no traerá nada bueno. Su mayor miedo es el cómo mantendrá su pequeño negocio bajo estas circunstancias. “El desabastecimiento será mayor. Yo voy a Colombia a comprar y resuelvo, pero no todos pueden hacer eso. Con cada ida hay que cambiar más bolívares soberanos y no te dan nada por ellos. Si no viajo, no podré seguir”. Y con el actual conflicto en la frontera colombo-venezolana, el panorama no luce alentador.

Lidia Torres también piensa que las decisiones del Gobierno estadounidense serán un duro golpe del que costará levantarse. La mujer de 62 años considera que su sueldo de funcionario público no podrá hacerle frente a la imparable hiperinflación, menos si crece a un ritmo aún más acelerado por el bloqueo. No obstante, aclara que habríamos llegado a este punto de quiebre, con o sin represalias. “Esto lo hemos venido arrastrando desde hace muchos años atrás, pero el venezolano tiene la memoria corta”, asegura.

SancionesPdvsa-foto1

Pero Salomón Gómez no opina lo mismo. El profesor de 67 años señala a las medidas de los EEUU como las culpables de la grave crisis que padece el país, a pesar de que las más duras entrarán en efecto en el segundo semestre del año 2019. “Afectará la alimentación del pueblo y la producción del motor económico del país. No habrá dinero para comprar insumos, medicinas, ni materia prima”. El temor es una constante, porque a duras penas mantiene a su familia con lo poco que gana.

Sin embargo, previo al “bloqueo”, la producción petrolera ya mermaba. En 1998, Venezuela producía un promedio de 3.500.000 barriles diarios (bd). De acuerdo con la fuente directa, que es la que le suministra Pdvsa a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el año 2018 cerró con 1.511.000 bd. En cambio, la fuente manejada internamente por la OPEP, refleja que bajó a 1.488.000 bd el año pasado. En febrero de 2019 se reportaba una producción que a duras penas superaba los 800 mil barriles, antes del mega apagón

“Si tomamos la vertiente secundaria, hemos dejado de percibir 47.700.000.000 dólares desde 1998 hasta 2018. Y si tomamos la primaria, son 19.800.000.000 dólares perdidos”, explica el economista Jesús Casique. “El costo actual del barril es de 53,44. Eso en ningún momento apalancará la economía venezolana. Además, habrá un impacto en nuestras finanzas públicas, porque somos un país monoexportador y monoproductor”.

A juicio de Oswaldo López*, la baja se debe a que la estatal petrolera perdió su sentido y se convirtió en la gallina de huevos de oro de la revolución bolivariana. Lleva 10 años en Pdvsa y ha visto que mucho presupuesto se ha perdido en la creación de cargos, filiales y extensiones sociales que no aportan ganancia alguna. “Pdvsa debería volver a ser producción, exploración y distribución. Pero en 20 años la hemos acabado con tanto real que hemos despilfarrado”, afirma.

SancionesPdvsa-cita4

Igualmente, Mónica Lago* cree que la actual decadencia de la empresa es consecuencia directa de la corrupción. “Ya no se perciben los beneficios de antes. Estamos en un quiebre financiero. Con un sueldo de Pdvsa podías darte ciertos lujos. Hoy solo te alcanza para un kilo de queso. De lo que alguna vez fue, ahora solo quedan vestigios”.

Ambos trabajadores coinciden en que debe haber una reestructuración total en la estatal petrolera para que recupere su estatus y productividad. Esperan que con la presión estadounidense pueda lograrse, mas nada es seguro aún.

El aislamiento sale caro para Petróleos de Venezuela. Es la responsable del 97% de las exportaciones de Venezuela y el 80% de los ingresos provienen de los pagos que emite Estados Unidos. Sin el acceso al mercado, se estima que dejarán de percibirse unos 11.000.000.000 de dólares en el flujo de caja de divisas.

Ibrahim Martínez, sociólogo egresado de la Universidad Central de Venezuela, califica estas medidas como una catástrofe desde el punto de vista social. “Ese dinero que no entrará representa casi el 45% de los ingresos generales del Estado para el año pasado, que fueron 25.000 millones de dólares. Todo lo que implique menores ingresos para el país, independientemente del manejo que le dé el régimen, afecta al empleo e ingresos del venezolano”, puntualiza.

Sin embargo, señala que el desconocimiento a nivel de opinión pública es gigantesco. El sociólogo denomina a lo de Pdvsa como un añadido a la crisis. “Hay otros aspectos de corte fiscal y monetario que han afectado fuertemente a la población desde hace años. No solo es producto de la caída de la producción y de los precios del petróleo”.

SancionesPdvsa-cita3Ante la imposibilidad de venderle los 500.000 barriles a EEUU, la directiva de Pdvsa ha puesto la mira en nuevos compradores: India, Arabia Saudita, China y Rusia. Decirlo es sencillo, pero llevarlo a la práctica es el verdadero reto porque la mayoría tiene su mercado petrolero ya diseñado.

“El pago de EEUU es un flujo de caja garantizado. Las exportaciones a China no generan caja y parte de la India tampoco, porque son para la cancelación deudas. China y Rusia han venido apoyando monetariamente al gobierno de Venezuela, pero todo tiene su límite, sobre todo con intereses económicos de por medio”, resalta el profesor Casique.

Entre 2006 y 2018, Venezuela ha recibido de Rusia más de 17.000 millones de dólares. En cambio, con China, la deuda supera los 50.000.000 de dólares. Entonces, los acuerdos establecen que 600.000 bd se entregan en Moscú y 300.000 bd en Pekín como pago. Pero esto ha bajado a poco menos de la mitad.

Sin petróleo, el apoyo de ambas naciones también disminuye. Incluso la petrolera rusa Lukoil, uno de los principales proveedores de productos petroleros de Pdvsa, congeló su contrato hasta que se salden deudas.SancionesPdvsa-foto2

 

El economista Fabio Valentini indica que también hay costos operacionales de por medio. No es lo mismo llevar un buque de Venezuela a EEUU, que tarda aproximadamente una semana, a mandarlo a la India. Los precios del transporte serán mayores al margen de ganancia.

Igualmente, los costos de transacción entran en la ecuación. EEUU estableció que todo aquel que comercie con PDVSA sufrirá otro tipo de consecuencias. Entonces, está el temor de las instituciones de hacer negocios con Venezuela por las posibles represalias.

“Esto llevará a que hayan renegociaciones. Si antes vendían 500.000 barriles y los cotizaban por 55 dólares, ahora por los costos de transacción tienen que bajar el precio a, digamos, 35 dólares. Habrá un deterioro fundamental en la cadena de suministro y distribución de Pdvsa y eso afectará nuestro mercado externo”, explica Valentini.

Además, la mayoría de los bancos internacionales han cesado negocios con bonos de la estatal petrolera y bloqueado sus cuentas por las restricciones. En la lista destacan Bank of America, JPMorgan, Morgan Stanley y Gazprombank, el tercer mayor banco de Rusia.

La inminente crisis de gasolina

Debido a las sanciones, Venezuela no podrá seguir financiando la importación de gasolina, calculada en 6.000.000.000 de dólares. Los complejos de refinería en el país están prácticamente paralizados o produciendo muy por debajo de su capacidad. Entonces, para compensar la falta de refinación del crudo pesado, Venezuela le compraba los diluyentes a EEUU. Igualmente, enviaba 750.000 bd para que fueran refinados en la filial estadounidense Citgo.

Con ese frente bloqueado, Pdvsa tiene que buscar otro proveedor, o mezclar el petróleo con uno más liviano, pero el costo sería exorbitante. Parar la producción tampoco es una opción, porque no hay capacidad de almacenaje. “Vamos a enfrentar una escasez abismal de gasolina y otros productos derivados, como el gasoil e incluso el propio gas doméstico. Ahí tienes otro impacto en términos nutricionales. Si no tienes gas, ni leña cerca, ¿cómo vas a cocinar?”, expresa Valentini.

SancionesPdvsa-cita2Además, el economista prevé un colapso en el resto de las cadenas de distribución. “Si en Caracas dependemos de que las hortalizas vienen de Trujillo, pero allá no hay gasolina, entonces no van a llegar. Es un golpe muy fuerte para la economía. Va a ser muy alto en términos de escasez y desabastecimiento, porque lo poco que se importaba mermará”.

Asimismo, Citgo no escapa del impacto que tiene el bloqueo. Sin el petróleo venezolano, sus gastos operacionales irán dirigidos a buscar dónde obtener el crudo pesado en el hemisferio. De igual modo, Valero, Phillips 66 y Chevron, empresas que también importan crudo, están en la misma situación.

Adicionalmente, surge la interrogante de quién tomará esas decisiones. ¿Será el grupo encargado por Juan Guaidó, reconocido por el gobierno de los Estados Unidos, o el de Nicolás Maduro? “Ahí tenemos otra coyuntura interna, de mucha incertidumbre. En el asunto de Citgo entran otras relaciones internacionales que quizás no compartan la postura que ha tomado EEUU”, aclara Valentini.

SancionesPdvsa-foto3

Mientras tanto, la filial que suministraba las divisas queda paralizada y bloqueada. “Evidentemente habrá una escasez de divisas, sobre todo las legales. Ahorita las grandes mafias que se han instalado en las corporaciones del país, que muchas de ellas son empresas de maletín o lavan dinero, van a seguir teniendo su cúmulo de divisas de estos negocios. Pero al mercado común, el de los ciudadanos, va a disminuir”, puntualiza.

Hiperinflación a toda marcha

Desde noviembre de 2017, Venezuela padece una grave hiperinflación. El año pasado cerró con 1.698.488,2%. La inflación diaria del primer mes de 2019 se ubicó en 3,5%, superando así las cifras que reportan anualmente Chile, Colombia, Paraguay, Bolivia, entre otros.

“Estamos en una fase de depresión económica, ya que tenemos cinco años de caída en el PIB. Los organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) estiman una caída del 10%. Creo que esa cifra se quedará corta si continuamos con este entorno económico. Asimismo, se espera que la inflación de este año sea de 10.000.000%. Es otra cifra que puede quedar en el baúl de los recuerdos si la hiperinflación sigue agarrando vuelo”, expone Jesús Casique.

SancionesPdvsa-cita1

Con las sanciones impuestas, el economista Fabio Valentini estima un aumento del déficit fiscal. Describe el panorama económico como un círculo vicioso. Los aumentos de salario tendrían que hacerse semanalmente, e incluso los precios de los productos pueden subir cada hora.

No obstante, ambos profesionales son enfáticos en que, indiferentemente de las represalias, la economía de Venezuela iba a llegar a esta situación precaria. Y de no tomarse acciones inmediatas, los efectos serán aún más devastadores para la población.