Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Regresó la gripe AH1N1: la crisis siempre puede ser peor

portada-ah1n1-clímax
20/07/2016
|
FOTOGRAFÍA: PORTTADA.COM

El país está cercado y pareciera que no hay escapatoria. En Panamá, Colombia, Brasil y Bolivia circula activamente la gripe AH1N1 y ya registran fallecidos. Los Juegos Olímpicos podrían, al igual que como pasó con zika y el Mundial de Futbol, ser la puerta para la expansión del virus. En Venezuela se habla oficialmente de tres casos sospechosos en el estado Miranda, y ya los médicos comienzan a ver los síntomas entre los pacientes de sus consultas

Los tapabocas en la calle, la obsesión por la aplicación de gel antibacterial que raya en la mala educación y las miradas de desconfianza ante cualquiera que tose o estornuda cerca podrían volver a instalarse entre los venezolanos. La gripe AH1N1 tiene meses amenazando al país. Las declaraciones de la directora regional de Salud de Maturín, Aurora Navas, de que había tres presuntos casos de influenza en el estado Miranda, debían ser suficiente para activar las alarmas en las autoridades nacionales y regionales. ¿Por qué? Para evitar una nueva epidemia que se una a las que ya resiente la población, como las de zika, chikungunya, dengue y malaria, en medio de la peor crisis del sector salud en la historia reciente. La respuesta se hace esperar.

La poca o nula transparencia del Ministerio de Salud se convirtió en una de las enfermedades endémicas más peligrosas de los últimos tiempos. A siete años de la pandemia del virus AH1N1 en 2009 y de los sucesivos brotes que hubo en el país en 2011 y 2013, todavía se desconocen los informes finales del alcance de la enfermedad. Poco se sabe: entre 2009 y abril de 2010 se confirmaron 2.857 casos de AH1N1 y 135 muertes, el 14 de abril se interrumpió la publicación del Boletín Epidemiológico; en 2011, también hasta abril, hubo 1.653 infecciones; y durante todo 2013 hubo 2.553 personas infectadas, con 24 muertes confirmadas hasta junio de ese año.

Como la serpiente que se muerde la cola, la historia se repite como un ciclo sin fin. Los ciudadanos esta vez no solo están desinformados por la falta de publicación del Boletín Epidemiológico, que se dejó de difundir en octubre de 2014, y por la poca aparición de la actual ministra de Salud, Luisana Melo, en los medios de comunicación. Esta vez, como en las anteriores, la población está desprotegida por falta de vacunación.

Cita-4-gripe

La dirección de Epidemiología de Salud Miranda asegura desconocer los tres supuestos casos de los que habló Aurora Navas, pero contradictoriamente admitió que activarían una alerta epidemiológica en el estado. “Considerando que tenemos mucho movimiento de personas con Colombia, Panamá y Brasil, donde hay alta incidencia de AH1N1, en Salud Miranda dimos esa alerta a la red de atención médica de la gobernación”, dijo Miguel Viscuña, cabeza de esa dirección. Hasta la semana epidemiológica 24 —entre el 12 y 18 de junio—, el Ministerio de Salud no había reportado a la Organización Mundial de la Salud ningún dato sobre influenza en Venezuela.

Como la pólvora

Una gripe más fuerte de lo normal es el primer indicio. Hay fiebre, dolor agudo en los músculos, moco, tos, malestar general y dolor de cabeza. Si la fiebre no cede en 48 horas, lo recomendable es visitar al médico, que completará el examen clínico con pruebas de laboratorio que pueden arrojar otro signo, la disminución de glóbulos blancos en la sangre. En total la enfermedad puede durar entre cuatro y cinco días y se transmite por las vías respiratorias, por lo que la recomendación es quedarse en casa.

El infectólogo Julio Castro advirtió desde principios de año que la gripe AH1N1 podía regresar al país con el período de lluvias. “Estamos viendo pacientes con mialgias y leucopenia. El gran problema es que no hay medicamentos para la influenza en Venezuela. No hay disponibilidad de Tamiflu, oseltamivir. Eso hay que resolverlo ahorita y no esperar a tener 20 pacientes en estado grave como nos pasó con el zika y el síndrome Guillain Barré”.

Cita-3-gripe

También el doctor José Félix Oletta ha tenido pacientes con síntomas de influenza. “He visto a tres adultos y dos niños. Son diagnósticos clínicos inequívocamente de influenza que no están clasificados por laboratorio, pero como el virus dominante en la región es AH1N1, me hace presumir que se trata de eso”. La única institución en la que se analizan muestras para descartar este tipo de gripe es el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel.“Nos inquieta que hay una debilidad muy importante porque el gobierno no hace alerta, no advierte a la población, no ha tomado medidas suficientes. Las vacunas menos aplicadas el año pasado fueron la de neumococo e influenza. Si se produce un brote epidémico, la población no está vacunada y tampoco tenemos cómo atender casos complejos como los de embarazadas, niños menores de 10 años y personas mayores de 65 años. Eso nos hace vulnerables”, sentencia el ex ministro de Sanidad.

Oletta, quien tiene acceso a las planillas EPI-12 con las que se elabora el Boletín Epidemiológico aunque no se publique, está haciendo seguimiento a los casos de infecciones respiratorias agudas graves. “Hasta la semana 25 se están presentando entre 70 y 90 casos por semana, y también hay incremento en los casos de fiebre aguda cuya magnitud en este momento no se debe únicamente a las epidemias de zika, chikungunya y dengue, y entonces presumimos que puede haber un incremento en los casos respiratorios”.

Epidemiología de redes

“Google lo sabe todo”, reza un dicho popular del nuevo milenio. Y si no todo, al menos da acceso libre a sus datos. La herramienta Google Trends se convirtió en un termómetro para la Red Defendamos la Epidemiología, que se guía, a falta de información oficial, por los patrones de búsqueda de los venezolanos en la red.

Al introducir la palabra AH1N1 en esa herramienta, el gráfico da cuenta de la historia: dos grandes picos en 2009, en junio y octubre; otro en marzo de 2011; y uno más en junio de 2013. Los últimos 12 meses muestran un ascenso significativo entre junio y julio proveniente de los estados Nueva Esparta, Falcón, Sucre, Anozoátegui, Mérida, Aragua y Táchira. Con las palabras “AH1N1 síntomas”, el resultado es similar, y se agregan búsquedas desde Bolívar, Lara, Carabobo, Zulia y Distrito Capital. “Cuando el gobierno no da datos, las personas que hacen búsquedas activas sobre el tema nos dan con certeza el patrón de la epidemia”, revela Oletta, representante de la red.

Cita-2-gripe

Un virus que acorrala

Pareciera que no hay escapatoria y que hay que prepararse para que vuelva la paranoia colectiva. El último informe de la Organización Panamericana de la Salud, del 29 de junio 2016, muestra un callejón sin salida aparente para los venezolanos: la mayoría de los países de América Central tienen circulación activa de influenza, en particular en Costa Rica y Panamá, donde ya sabemos que viven muchos venezolanos que emigraron y con los cuales hay relación comercial, por lo que la potencialidad del contagio es elevada. En la región Andina, Bolivia —con 34 muertes en lo que va de año— y Colombia tienen casos de AH1N1.

Los Juegos Olímpicos son otra gran preocupación. Las conjeturas indican que la epidemia de zika se esparció con el Mundial de Fútbol que tuvo lugar en Brasil, y que todavía asusta a muchos de los atletas que participarán en las Olimpíadas. A la alerta hay que agregarle la influenza: en Brasil, el brote ha causado 679 muertes desde principios de 2016 y 3.518 contagios.

Cita-1-gripe

La gripe puede estar en todas partes. Recordemos aquel concierto de la peruana Tigresa del Oriente en el Teatro Bar en 2011 —famosa por sus videos en Youtube con particulares canciones desafinadas y ropa ajustada con estampado, irónicamente, de piel de leopardo— de donde más de uno salió con AH1N1.

cuadro-AH1N1-1