Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Sin luz en Baruta, los últimos de la fila

BarutaSinLuz-portada
26/03/2019
|
FOTOGRAFÍAS: BETANIA IBARRA

El discurso oficial proclama que el “sabotaje eléctrico” que se suscitó el pasado 7 de marzo fue vencido; sin embargo, hay quienes no opinan lo mismo. Más de 240 horas sin luz son las que han padecido vecinos del municipio Baruta, en Caracas

Naimar Caraballo perdió la cuenta de las velas que ha tenido que encender para iluminar su casa. El jueves 7 de marzo la oscuridad se impuso en su hogar y desde entonces, cuando el sol se pone, la electricidad no aparece por completo en Terrazas de Club Hípico.

Las residencias Los Riscos III consta de 14 pisos, 54 apartamentos en total. La primera medida de contingencia que se tomó fue ordenar a los habitantes bajar las breakeras para evitar daños a electrodomésticos “si la luz llegaba”. Pero eso jamás pasó y los propietarios aún desconocen si alguna de sus pertenencias se quemó con el apagón.

BarutaSinLuz-cita3Prescindió de abrir la nevera los primeros dos días para que no hubiese mayores daños, pero hacerlo no evitó que perdiera unos granos que tenía cocinados y una pequeña cantidad de carne refrigerada. “Salvé lo que pude con un vecino que tiene planta”. Aunque se siente afortunada por ello, sabe que el 90% de sus vecinos perdieron más cantidades de las que perdió ella.

A ocho días de la falla, aún se siente el aroma en la nevera de la carne dañada, y Naimar no tiene cómo limpiarlo. La luz no ha sido el único problema con el que ella y sus vecinos lidian, pues la falta de agua se suma al dolor de cabeza. Los residentes de Terrazas de Club Hípico padecen racionamiento, pero desde hace tres semanas el líquido “solo llegaba el sábado y duraba poco”. Tras el apagón, simplemente desapareció de sus vidas. La poca que quedó en el tanque del edificio la sacaron entre todos con “perolitos”, pero al terminarse los vecinos tuvieron que salir a llenar sus envases “fuera de la zona a un colegio de Baruta que tiene un tanque subterráneo y ha brindado apoyo. Otros han ido hasta un vivero en Prados del Este y al Ávila, incluso hay quienes han pagado en dólares por agua”.

BarutaSinLuz-foto1

Los tuits a Corpoelec no han tenido respuesta, y el martes 12 –tras una protesta- trabajadores de la estatal eléctrica llegaron al lugar “con cualquier cantidad de cosas, pidieron no protestar porque iban a solucionar, hicieron desalojar la zona por presunto riesgo”. Pero la solución nunca llegó.

“La situación nos está sobrepasando”, alega desesperada Naimar, quien además comenta que dos de sus vecinos, personas de tercera edad y en condiciones de salud delicada, tuvieron que ser llevadas a casas de otros familiares porque era un riesgo permanecer en esas condiciones. Si la luz no regresa, la única opción que les queda será, según Naimar, es “salir de nuevo a protestar”, pues los “vecinos solo contamos con los vecinos”.

BarutaSinLuz-foto2

Para otros, las secuelas del apagón son más fuertes. Elías Sánchez perdió cinco pollos y 10 kilos de carne de res y verduras. “Tuve que cavar un hueco en el jardín y quemarlo todo”. Botar los desperdicios en la basura no fue opción porque el aseo dejó de pasar un día antes del apagón y los zamuros comenzaban a rondar los alrededores de su hogar en busca de los desechos podridos. Un refrigerador, el decodificador del Directv y un teléfono local fueron otras de las pérdidas de Sánchez. Presume que los objetos se dañaron la mañana del sábado, cuando por muy pocos minutos la electricidad llegó al sector.

Con su tanque ya vacío, Elías recoge agua de la única cisterna que la alcaldía envió a la urbanización luego de 144 horas sin acceso al líquido. Ahí su vecino César Guerrero exige que se restablezca el servicio. “Somos los únicos. Todas las noches desde mi casa veo que toda Caracas está iluminada menos nosotros”.

BarutaSinLuz-cita2Pero la oscuridad de la noche más la ausencia de luz eléctrica en los alrededores de la urbanización añaden otra preocupación: la inseguridad. Guerrero se sienta en el porche de su casa de 6:00 pm a 7:00 pm. Una vez que ha desaparecido la luz del día, escucha cómo una serie de motorizados da vueltas en el sector. “Los vecinos estamos armados con palas”. Arturo Torres lo certifica. “De noche esto es la boca del lobo. Debido a la inseguridad hemos tenido que montar por las noches guardias y hacer un plan de contingencia”, expresa.

BarutaSinLuz-foto6

Naimar Caraballo no cree que la falta de luz en el sector se deba a la explosión de la subestación La Ciudadela, pues eso “fue la madrugada del domingo y zonas aledañas sí tenían desde antes. ¿Por qué a nosotros no nos llega la luz?”, es la pregunta que se hacían todos los habitantes de Terrazas de Club Hípico hasta el domingo 17 de marzo cuando, por fin, vieron luz, aunque fuese de manera intermitente. Habían pasado 241 horas.

BarutaSinLuz-foto3

El alcalde de Baruta Darwin González informó el martes 19 que “tres edificios en el sector Las Mesetas no tienen luz. Está el problema también en Lomas de la Trinidad, están dañados unos cables”, y detalló que en Los Naranjos de Las Mercedes falló un transformador y eso mantiene a oscuras, por ejemplo, al Trasnocho Cultural.

***

En Santa Rosa de Lima y Los Samanes las denuncias sobre la falta de luz persistían; sin embargo, habitantes de ambas zonas indicaron a Clímax que la electricidad había llegado, pero el problema que aún seguía era el de la falta de agua que padecen desde antes del apagón del jueves 7 de marzo. A ambas comunidades no había entrado suministro y la alcaldía de Baruta tampoco había dispuesto una cisterna para auxiliar a los residentes.

BarutaSinLuz-foto4

La entrada de la urbanización Los Naranjos de Las Mercedes no solo se encuentra custodiada por los trabajadores de seguridad, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana los acompañan. Vecinos de aquella zona indican que la razón de su presencia es que “aquí viven cuatro ministros y ni agua tenemos”.

BarutaSinLuz-foto9

Desde el jueves 7 de marzo no solo la luz les ha faltado, el agua también brilla por su ausencia en el sector. En las residencias de Julio César Sánchez el tanque está elevado y funciona por gravedad, por eso aún no lo sufren, pero cuando de la electricidad se trata, la falla aún no está del todo solventada. “Desde el jueves hasta el miércoles no tuvimos luz. Llegó el jueves (14 de marzo) y se fue a las once de la noche. Hoy vino, pero ya ha habido dos apagones más”, explica Sánchez.

BarutaSinLuz-cita1En la zona han hecho protestas, pero indica que cuando los trabajadores de Corpoelec se presentan “vienen a pasear”. No entienden por qué no hay luz, “tenemos una subestación cerca, pero no nos envían nada”. El ingeniero eléctrico sabe cómo actuar ante situaciones como esta y mantiene todos sus equipos protegidos para que un corte súbito no los queme.

BarutaSinLuz-foto5

Sus vecinos tuvieron que botar todo lo que en su nevera había porque el apagón hizo que perecieran. Hay quienes cocinaron todo lo que pudieron para evitar que los alimentos se pudrieran, pero otros decidieron regalarlos. Clara García es un ejemplo de ello. “Estuvimos sin luz casi seis días. La comida la tuve que regalar, tenía tres perniles, ocho pollos y carne”.

En ese tiempo, Clara tampoco pudo trabajar. García hace alfajores de manera artesanal y los distribuye a kioscos de la ciudad. Es su única fuente de ingreso. Agradece que no perdió material, pero sin luz ni agua no pudo hacer nada, además, su horno es eléctrico. Su vecina Yolanda Alfonso insiste que el temor más grande era la inseguridad, pues los malandros buscan la manera de meterse en la urbanización apoderarse de lo que no les pertenece. Sin trabajo, sin electricidad y sin velas que les permitiera iluminar, Alfonso indica que no quedó más opción que “encerrarse temprano”.

BarutaSinLuz-foto7