Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Un Nobel en Medicina para tres relojeros

portada-nobel-de-medicina
06/10/2017
|
PORTADA: AFP | FOTOGRAFÍAS EN EL TEXTO: AFP Y AP

Jeffrey Hall, Michael Rosbash y Michael Young han sido galardonados con el reconocimiento de la academia sueca por sus investigaciones sobre el reloj biológico, a partir del estudio de la Drosophila, la mosca de fruta, desde las pesquisas genéticas

La medicina sigue avanzando y los estadounidenses Jeffrey Hall, Michael Rosbash y Michael Young han dado un “pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad”, como soltó Neil Armstrong al pisar la luna en 1969. Sus investigaciones sobre los mecanismos moleculares que controlan el reloj biológico del hombre los ha hecho merecedores del máximo galardón que se le reconoce esta ciencia: el Nobel.

Las pesquisas en esta área han existido hace décadas. En los años 80, el equipo ahora galardonado descubrió cómo actúa el biológico de los seres vivos en relación a la rotación de la tierra. Una adaptación sigilosa.

Jeffrey Hall es profesor emérito de Biología en la Universidad de Brandeis, y descubrió a temprana edad su pasión por la genética. Junto a Michael Rosbash, cronobiólogo, profesor en la misma casa de estudios e investigador en el instituto médico Howard Hughes, comenzó una serie de estudios sobre el reloj biológico de la mosca Drosophila a finales de los años 70. Buscaban determinar la alteración del ritmo cardiaco que producía un gen que los científicos Seymour Benzer y Ronald Konopka se habían encargado de estudiar. En ese momento no lograron dar con la respuesta que buscaban.

Cuatro años más tarde, Michael Young, biólogo e investigador de la Universidad de Rockefeller, se unió al proyecto y logran dar con PER, una proteína que se aloja en el gen period gene (gen del período), que oscila en el cuerpo durante 24 horas en las cuales aumenta y disminuye. Cuando aumenta, PER hace que el gen del periodo se desactive y el reloj biológico corra más lento.

La proteína actúa junto con otras microorganismos, entre ellos su par TIM, descubierta por Michael Young en 1994, y fabricada por el gen timeless (atemporal) que desactiva al gen durante la noche. También, junto a la proteína DBT desarrollada por el gen doubletime (tiempo doble).

Los estudios de Jeffrey Hall, Michael Rosbash y Michael Young han permitido dar a entender el proceso del jet lag y los desórdenes del sueño, puesto que el reloj biológico controla la sincronización del cuerpo con el día y la noche, y sus alteraciones ocasionan serios problemas de salud y pueden ser la causa de diabetes y cáncer.

El próximo 10 de diciembre Jeffrey Hall, Michael Rosbash y Michael Young recibirán el Premio Nobel en Medicina. Los tres científicos ya comparten otros reconocimientos por sus trabajos como los premios Gruber en Neurociencia, Louisa Gross Horwitz, Massry, Gairdner (internacional de Canadá), Shaw en Ciencias de la Vida y Medicina, y el Wiley en Ciencias Biomédicas.

Jeffrey Hall

El científico estadounidense nació en Brooklyn, Nueva York, en 1945, pero creció en Washington DC. Desde temprana edad sintió atracción por la medicina, y aún cursando estudios en el Colegio de Amherst descubrió su interés por la Biología. Con Philip Ives, adquirió experiencia en el campo al ser uno de los científicos más influyentes para Hall. También desarrolló proyectos con Lawrence Sandler sobre cambios enzimáticos dependientes de la edad en la Drosophila, y con Doug Kankel, con quien aprendió de neuroanatomía y neuroquímica de la mosca.

Entre los estudios que impulsó se encuentran el descubrimiento de la auto-regulación de la proteína PER en 1990, una investigación que con la participación de Michael Rosbash y Paul Hardin evidenció la supresión del rol de la proteína PER en el estudio, y los obligó a desarrollar un negativo de transcripción de retroalimentación de lazo modelo con el fin de operar como un mecanismo central del reloj circadiano en Drosophila.

Otra investigación importante fue el hallazgo de la sincronización entre las células, con los aportes de científicos como Susan Renn, Jae Park, Michael Rosbash y Paul Taghert.

Jeffrey-Hall-Nobel-de-Medicina

Michael Rosbash

Nació en Kansas City, Missouri, en el año 1944. Tuvo inclinación a la formación en Matemáticas, pero decidió educarse en Biología luego de un curso que realizó en el Instituto de Tecnología de California (Caltech). Allí se graduó en 1965 con un título en Química, para luego estudiar en el Instituto de Biología Físico-Química en París con Beca Fulbright. Entonces, obtuvo un doctorado en Biofísica en 1970 del Instituto de Tecnología de  Massachusetts. Después de pasar tres años en una beca postdoctoral en genética en la Universidad de Edimburgo, Rosbash se unió a la facultad de la Universidad Brandeis en 1974.

El norteamericano incursionó en las investigaciones biológicas con el estudio de procesamiento de ARN, aportando en el tratamiento de enfermedades como el Alzheimer. Más adelante, ayudó a descubrir el TTFL circadiano en Drosophila, que desarrolló con Jeffrey Hall y Paul Hardin.

Sus 43 años de carrera lo han hecho receptor del Premio Wiley en Ciencias Biomédicas, el Premio Massry, el Premio Internacional Gairdner, el Premio Louisa Gross Horwitz de la Universidad de Columbia, el Premio Gruber en Neurociencia, La regla de Aschoff, el Caltech Distinguished Alumni Award y el Premio de Desarrollo de Carrera de Investigación de NI.

Michael-Rosbash-Nobel-de-Medicina

Michael Young

Nació en Miami, Florida, en 1949 y estudió en la Universidad de Texas en Austin, donde obtuvo la licenciatura en Biología en 1971. Desde entonces estudió la mosca Drosophila de manera independiente y en su posterior formación de post grado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford.

En 1977 se unió como profesor a la Universidad Rockefeller. Entre sus investigaciones no solo destaca el descubrimiento de PER con Hall y Rosbash, sino también el hallazgo de timeless (TIM). Entre 1998 y 2001, sus exámenes a las mutaciones de doble tiempo en la mosca Drosophila revelaron que alteran la fosforilación y la degradación de la proteína PER. Esta manifestación permitió entender y establecer la doble hora como una parte necesaria del reloj circadiano.

La carrera de Young ha sido reconocida por el gremio obteniendo premios como el  Pittendrigh Aschoff de la Sociedad para la Investigación de Ritmos Biológicos; su selección como miembro de la Academia Americana de Microbiología y su incorporación a la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

Michael-Young-Nobel-de-Medicina