Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

2014: Un año difícil para Rafael Ramírez

AVN

En un año pasó de ser el protagonista de la política económica de Venezuela y presidir la empresa más importante del país a ubicarse al margen de la toma de decisiones gubernamentales. Hoy, un anuncio del presidente Nicolás Maduro lo aleja aún más de la cúpula política al removerlo de la Cancillería, cargo que ocupó por casi 4 meses, y obligarlo a trasladar sus oficios a otras latitudes como embajador de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas, en Nueva York.

Ramírez ha sido removido de cuatro cargos en 2014: del Ministerio de Energía y Minas (actualmente Petróleo y Minería), posición que ocupó desde 2002; de la presidencia de Pdvsa, de la que se hizo en 2004 luego de servir dos años como director; de la vicepresidencia del Área Económica, cargo que asumió en 2013 y le otorgó la vocería principal en materia económica, especialmente en el tema cambiario; y del Ministerio de Relaciones Exteriores, obligación que le fue asignada apenas en septiembre de este año como parte del reacomodo del gabinete ministerial, al que Maduro denominó “sacudón”.

El ingeniero mecánico asumió la importante pérdida de poder político y centró su breve paso por la Cancillería en el tema energético, realizando a mediados de noviembre una gira por Argelia, Qatar, Irán y Rusia para abogar por la defensa de los precios altos del crudo, previa a la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, efectuada en el 27 de noviembre.

En más de una ocasión el presidente Maduro expresó su fe en la cruzada de Ramírez, pero en la conferencia de la OPEP se comprobó que no había nada que el ex presidente de Pdvsa pudiera hacer para frenar el viraje en el mercado petrolero: el grupo decidió no reducir su bombeo de petróleo, ante el fortalecimiento de la producción de crudo en los Estados Unidos.

El Canciller volvió a Venezuela para enfrentarse a otro problema, esta vez en materia de relaciones internacionales: el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, firmó la ley que impone sanciones a funcionarios venezolanos que se vieron involucrados en violaciones de derechos humanos.

Una semana después, Maduro asigna nuevas funciones a Ramírez y a través de su cuenta de Twitter, @NicolásMaduro, lo nombra embajador de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas, en Nueva York.

Como vicepresidente del Área Económica, cargo que ahora ostenta el ministro de Economía, Finanzas y Banca Pública, Rodolfo Marco Torres, Ramírez defendió la idea de unificar las tasas de cambio y aumentar el precio de la gasolina, medidas polémicas que se manejan aún con resistencia dentro del gabinete. También fue el interlocutor principal de inversionistas en los mercados financieros internacionales. Su salida no fue vista con buenos ojos y desde entonces ha aumentado la incertidumbre sobre el camino que seguirá la política económica venezolana.

error: