Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

7 millones de usuarios Movilnet fueron afectados por cortes a la red de fibra óptica

Hugbel Roa
10/08/2017
|
FOTO: AVN / RICARDO HERDENEZ

El ministro de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, Hugbel Roa, denunció nuevos ataques terroristas y sistemáticos contra el sistema de telecomunicaciones del Estado con colaboración de agentes extranjeros que buscan interrumpir la conectividad del país y que dejó sin servicio casi a la mitad de los suscriptores de Movilnet.

En transmisión de Venezolana de Televisión, Roa indicó que las acciones delictivas comenzaron el lunes 7 de agosto con un ataque a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, que aloja el dominio .ve desde entonces se produjeron nueve cortes a la red de fibra óptica en los estados Trujillo, Carabobo, Falcón, Mérida, Zulia y Táchira generando dificultades en el servicio de ABA (Internet) en todo el país.

El lunes se dio un ataque masivo cibernético que sacó del aire a varios sitios web de organismos públicos y a la de la opositora alianza Mesa de la Unidad Democrática.

The Binary Guardians (grupo de hackers) se atribuyó la acción que afectó a portales como el Tribunal Supremo de Justicia, Consejo Nacional Electoral y Asamblea Nacional.

Acompañado del presidente de Cantv, Manuel Fernández, Roa dijo que en 10 años de privatizada que tiene Cantv y su empresa filial Movilnet nunca se habían presentado nueve cortes de fibra óptica en apenas 36 horas, información que Fernández ya había adelantado la noche del miércoles.

“Tales acciones delictivas persiguen incomunicar al país, afectando la plataforma GSM de Movilnet que dejó este miércoles a 7 millones de los más e 13 millones de usuarios” que tiene la empresa operadora de telefonía celular.

Señaló que cuentan con las evidencias de los ataque y que las autoridades están investigando para dar con todos los responsables.

El sector de telecomunicaciones que mantiene tarifas congeladas, se ha visto afectado en los años más recientes por una ola de robos a equipos y daños a instalaciones que han interrumpido el servicio en no pocas ocasiones.

La reposición se dificulta en un país con control de cambio y de precios que impiden siquiera el mantenimiento de las operaciones, por lo cual Venezuela ha entrado en un estancamiento tecnológico al no hacerse nuevas inversiones.