Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Abonados para la temporada de béisbol se disparan hasta 695%

Estadio Universitario
17/07/2017
|
TEXTO: ANDRIW SÁNCHEZ RUIZ | TWITTER: @ANSANCHEZRU | FOTO:

La época próspera del béisbol venezolano quedó atrás. Muy muy lejos. Para la temporada 2014-2015 los Leones del Caracas tenían tanta demanda de abonos que se vieron en la necesidad de detener las ventas. La cifra de carnetizados rondaba los 8.000, más de 75% de la capacidad de las tribunas del Estadio Universitario.

Para la campaña 2016-2017 los paquetes sobraron en las tiendas, a la espera de dueños. ¿La razón? El despegue raudo de los precios. La merma fue notable durante cada encuentro de la ronda regular. Los melenudos hicieron algo inédito para ellos pero común para otras organizaciones de la pelota rentada: algunas sillas se comenzaron a vender 2×1. Pero ni siquiera así el color de la afición pudo cubrir la totalidad del hierro de los asientos.

De la última gran zafra en el negocio de las entradas (la 2014-2015) a la anterior, los capitalinos pasaron de vender 439.411 a 225.320; es decir, una disminución de 48,72%.

Resultaría inocente y algo tonto sorprenderse por otro gran aumento en los abonos cuando en Venezuela los precios se duplican cada cuatro meses. Pese a que en un año el salario mínimo pasó de 42.480 a 97.531 bolívares (129,59%), el alza no se equipara con el ritmo acelerado en el que sube la inflación que, según el economista Steve Hanke, en junio llegó a 654,44%.

Por ahora es imposible conocer los nuevos precios de los abonos de Leones. Según fuentes, el equipo no publicará montos y tampoco comenzará la venta antes del 1° de agosto. La única referencia son las cifras del año anterior, cuando el palco de terreno –los puestos más caros disponibles – valía Bs 351.500 y la Zona 3, las populares sillas verdes, estaba en Bs 61.700 si se era estudiante.

Sin embargo, los eternos rivales de los melenudos, los Navegantes del Magallanes, sí lo hicieron. Lanzaron al mar la tarraya de los precios con la esperanza de tener una buena pesca de abonados y maquillar un poco la debacle de la asistencia al José Bernardo Pérez de Valencia. La franquicia solo en el torneo pasado despachó 275.580, es decir, 26,04% menos que en la temporada 2014-2015.

En la página web filibustera se puede acceder a los nuevos precios para los abonos. Usted encontrará esto:

Magallanes abonos

¿Los quiere comparar con los del año pasado? Aquí va: La terraza de tribuna costaba Bs 146.310 en 2016, eso quiere decir que para la campaña 2017-2018 el aumento fue de 228,06%. El porcentaje es más o menos la media que mantienen casi todos los puestos ofrecidos por la galera, pues la tribuna central subió 230,39%, el Box A 236,92%, el Box B 280.85% y la tribuna lateral 269,39%. No obstante, el crecimiento más sustancial se puede hallar en las sillas más baratas, la preferencia, que en el pasado reciente se tasaban en Bs 51.200. Actualmente, quien vaya a pagar uno esos lugares tendrá que retribuir 300,37% más. Y para tener más claro el contexto presente, si alguien gana salario mínimo debe invertir 2,1 sueldos para costear uno de los sitios más baratos del feudo magallanero.

- Los indígenas siguen apostando por el bajo perfil -

Las Águilas del Zulia y los Caribes de Anzoátegui tuvieron algo en común la campaña anterior: fueron los equipos que menos subieron los precios de sus abonos con respecto a la zafra 2015-2016.

Los fanáticos rapaces podían acceder a una silla VIP del Luis Aparicio “El Grande” de Maracaibo, toda la temporada 2016-2017, por Bs 59.000, el mismo monto que las sillas bajas. El palco de terreno estaba en Bs 53.500 y los puestos de arriba en Bs 47.100. Los nuevos precios serán estos, de acuerdo al site del equipo:

Águilas abonos

Para traducir: El VIP costará 695,76% más que el año pasado, así como las sillas bajas. El palco de terreno se incrementó en 682,24% y las sillas de arriba 677,70%. De los tres conjuntos que han hecho públicos sus precios, el actual campeón de la LVBP es el que más acrecentó las cifras. Es una evolución tan grande como su boletería el año pasado, cuando vendió 53,12% más tickets que en la 2015-2016.

A diferencia del Zulia, los indígenas todavía apuestan por el bajo perfil. Sus ofertas son las más bajas por el momento y todas tienen un aumento de 450%:

Caribes abonos

A pesar de los bajos ofrecimientos, es una época difícil para la asistencia al Alfonso “Chico” Carrasquel. Solo en el campeonato anterior fueron vendidas 123.380 entradas en el diamante aborigen, 22,74% menos si se compara con la temporada 2015-2016.

Excepto los Leones, el resto de los clubes irán dando a conocer el costo de los abonados y, como ya se vio con los anteriores equipos, los aumentos irán por más de 200% con respecto al año pasado. No es necesario ser clarividente para detectar que los precios influirán en la asistencia del próximo campeonato, que continúa en la búsqueda de la compra de dólares preferenciales.