Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Altos precios acaban con tradición de comer pescado en Semana Santa

Pescado
12/04/2017
|
FOTO: EL INTERÉS

La tradición de consumir pescado durante la Semana Santa está llegando a su fin. Los altos precios de estos productos provenientes del mar, dificultan su compra en los mercados municipales y ventas ambulantes.

Los consumidores no dejan de quejarse. “El kilo de sardinas a Bs 1.000 es lo más barato que se puede comprar para no romper la tradición de ingerir pescado en estos días santos. En mi caso se me hace muy cuesta arriba pagar Bs 8.000 por un kilo de lebranche o Bs 7.000 por un kilo de jurel, ya que por lo menos debería comprar dos kilos del producto para que puedan comer todos los integrantes de mi familia, compuesta por 6 personas”, dijo Jorge Llovera, quien trabaja como vendedor en una zapatería.

En el recorrido semanal de El Estímulo por el mercado de Quinta Crespo, se encontró variedad de especies y estos son sus precios:  el kilo de Cataco se ofrece en Bs 4.300; cazón en Bs 7.000; lebranche Bs 8.500; jurel en Bs 6.400; sierra en ruedas a Bs 11.980; lomo de atún, 12.680; raya en Bs 4.500; carite en Bs 7.380, tajalí en Bs 7.980; curvina, Bs 12.998; bagre, Bs 5.500; bonita en Bs 4.000; el atún se venden en Bs 9.800; el filet de pargo Bs 32.500 y el mero en ruedas, Bs 28.500.

Otros productos, como el pulpo lo ofrecen en Bs 28.000 el kilo; los mejillones en Bs 3.800; los langostinos en Bs 25.800 y los calamares en Bs 22.800.

De acuerdo con un estudio de la Fundación Bengoa, en febrero de 2017 sólo 18% de los hogares reportó que consumía pescado.

Rosa María Parada, de 80 años, dijo a El Estímulo que, además de pescado, también acostumbra preparar en Semana Santa, el arroz con coco para compartir en familia. “Pero imagínate, con lo que cobro de la pensión del Seguro Social solo alcanza para medio comer, ni pensar comprar un poquito de pescado, tampoco me puedo dar el gusto de hacer el tradicional postre, un solo coco me lo estaban ofreciendo en Bs 4.000; el kilo de arroz en Bs 5.000, la leche ni hablar, me la ofrecieron en Bs 14.000 el kilo y un pote de leche condensada en Bs 5.000, ya no se pueden mantener las tradiciones”.

Los pensionados cobran Bs 40.638,15 al mes, que es el salario mínimo establecido por el gobierno, pero a diferencia del personal empleado no perciben el bono de alimentación equivalente a 12 unidades tributarias diarias o Bs 3.600 al día, que al mes suman Bs 108.000.

En marzo de 2016, la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, aprobó la Ley de Bono de Alimentación y Medicamentos para Jubilados y Pensionados, pero el gobierno de Nicolás Maduro no le dio el ejecútese.

Según la información que algunos diputados han comenzado a ofrecer a falta de data oficial, la inflación acumulada los dos primeros meses del año fue de 42,5% y de 741% anualizada a febrero.

Con el constante alza de precios, la erosión del sueldo es cada vez es más evidente.