Benjamín Tripier: "Esta burbuja de abastecimiento se agotará"

En un videochat con El Interés el economista y consultor Benjamín Tripier señaló que el nuevo plan de abastecimiento con rubros importados que aplica el gobierno, aunado al aumento de liquidez, puede resultar una mala jugada que "en enero o febrero nos colocará en una situación desastrosa, con una inflación mucho más fuerte".

Benjamín Tripier: "Esta burbuja de abastecimiento se agotará"

«El que no haya una política clara anti-inflacionaria muestra que la solución de incorporar bienes a la economía posiblemente va a descomprimir el componente oferta de la inflación, pero se está lanzando al mercado una masa demasiado grande de liquidez que dará capacidad de compra para estos productos que, inclusive, superará la existencia de bienes», explicó.

En este sentido, detalló que si en una economía deprimida como la de Venezuela comienzan a reaparecer bienes de primera necesidad y se genera nuevamente capacidad de demanda para el consumidor, el efecto puede ser tan pernicioso que «en enero o febrero nos colocará en una situación desastrosa, una inflación mucho más fuerte».

Para Tripier, la intensidad de los controles ha bajado en los últimos 15 días con la venta de productos importados de primera necesidad a precios internacionales. Todo ello bajo la mirada complaciente del gobierno.

“Es como si la Sundde se hubiese replegado dejando que ocurran cosas. Están reapareciendo los bienes y servicios por ese repliegue pero a precios muy altos (…) cuasi ‘ilegalmente'», expresó.

Aseguró que si ese esquema se legaliza, la clase alta podrá comprar esos rubros costosos, una parte importante de los sectores menos favorecidos será atendida por los CLAP, mientras que el resto así como un segmento de la clase media quedarán «como en un limbo, pues el dinero no les alcanzará para pagar esos precios».

El también consultor gerencial recomendó alinear la producción del gobierno continuar con este plan de abastecimiento.

«Es muy poco lo que hay para repartir porque la producción está deprimida», aseguró sobre las bolsas CLAP, al mismo tiempo, sostuvo que el Estado tendrá que llegar a acuerdos con los proveedores internacionales para reactivar la producción pues subrayó que el problema no es de distribución como lo ha querido enfocar el gobierno.

Recordó que el Estado tiene una deuda privada externa, que según Tripier no podrá ser pagada por los empresarios de no reactivarse acuerdos como los que se alcanzaron con los ALD del Cencoex.

El especialista vio con preocupación como las importaciones han pasado prácticamente a manos del Estado, con el manejo de cerca de 90%, dejando al sector privado sin participación.

«Esta burbuja de abastecimiento que está apareciendo de la producción nacional en base a materias primas existentes se agotará si no logramos un reaprovisionamiento de insumos en base a negociaciones», subrayó.

– ¿El petróleo nos sacará de la crisis? –

El economista afirmó que ni siquiera con la recuperación del precio del barril de petróleo el gobierno podrá realizar las inversiones que necesita el país en diversos sectores como el eléctrico, por ejemplo. «El valor de un mejorador de crudo cuesta 20.000 millones de dólares», comentó.

Dijo que si con el barril de petróleo a 100 dólares empezó el declive, «eso significa que el precio del crudo no es nuestro problema sino la manera en la que administramos nuestra economía». 

En ese orden de ideas, indicó también que apostar en las inversiones realizadas en el Arco Minero no es factible pues se percibirán en un plazo muy lejano.

– ¿Afecta a la economía el Referendo Revocatorio? –

Benjamín Tripier indicó que la crisis actual se debe a la politización de la economía que, en su opinión, puede generar dividendos en algunos momentos pero «la rotación de gobiernos debe ser normal (…) porque ya hay mensajes bien claros en la sociedad de que debe haber una renovación».

– ¿Cómo enfrentar la inflación en los próximos meses? –

El especialista consideró difícil estimar la inflación de 2017 aunque afirmó que si no se realizan cambios drásticos los precios serán muy elevados el próximo año.

«Si vamos a seguir con la política anti-inflacionaria es imparable el tema de los aumentos (de salario), no puede ser solamente el trabajador el perdedor»,  indicó.