Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Chickengate y las vacas locas: Principales escándalos alimenticios en Europa

Huevos contaminados
14/08/2017
|
FOTO: KRISTOF VAN ACCOM |AFP

Europa, en plena crisis de los huevos contaminados con un insecticida, que en principio no presenta un riesgo importante para la salud, ya ha vivido otros escándalos alimentarios importantes, algunos de ellos, mortales.

Entre los casos más importantes resalta lo ocurrido en 1981, cuando 1.200 personas fallecieron envenenadas por un aceite de colza adulterado. Contaminado con anilina, un extracto derivado de nitrobenceno, el aceite se vendía como sustituto de aceite de oliva en las afueras de Madrid y de otras ciudades.

En 1992, diez empresarios y químicos del sector del aceite fueron condenados a penas de entre 4 y 77 años de prisión.

- Las vacas locas -

Los primeros casos de encefalopatía espongiforme bovina (ESB), conocida como enfermedad de las “vacas locas”, aparecieron en Reino Unido en 1986. Cuando una epidemia arrasó con el ganado británico en 1996, se anunció que el ESB podía transmitirse por la vía digestiva a los humanos bajo la forma de una enfermedad neurodegenerativa, la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ).

La UE decretó un embargo para la carne británica en 1996, lo llevó a escala europea en 1999 y luego, para Francia, en 2002.

No se conoce el alcance exacto de la epidemia en los humanos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) censó 224 muertes entre octubre de 1996 y marzo de 2011 relacionadas con este mal, principalmente en el Reino Unido.

- Benceno en la Perrier -

En febrero de 1990, el grupo francés Perrier retiró de la venta 160 millones de botellas en todo el mundo tras haber detectado restos de benceno en algunas botellas en Estados Unidos y Gran Bretaña.

El incidente se debió a un error humano, pues se había utilizado un producto a base de benceno para desengrasar una máquina de la cadena de embotellado.

- El ‘chickengate’ -

En mayo de 1999, se descubrió dioxina (altamente cancerígena) en harina para las aves de corral y el ganado en Bélgica, que contaminó toda la cadena alimentaria.

El “síndrome de la dioxina” llevó a los consumidores europeos a evitar la compra de huevos y pollos procedentes de la cría industrial. El escándalo, que costó 650 millones de euros a Bélgica, provocó la dimisión de dos ministros.

Tras este, siguieron otros importantes casos de contaminación por “dioxina”: grasa de cerdo procesada en Bélgica (2006), mozzarella en Italia (2008) y explotaciones porcinas en Irlanda (2008).

- Retirada de latas de Coca-Cola -

En junio de 1999, millones de latas de la bebida gaseosa fueron retiradas después de que un centenar de personas hubieran enfermado en Europa.

La causa se encontraba en la mala calidad del gas carbónico utilizado en una fábrica belga y en la contaminación exterior de sus latas por un fungicida empleado en el tratamiento de los palés de madera en la fábrica francesa de Dunkerque.

- La bacteria E.coli (Eceh) -

En la primavera de 2011, 48 personas murieron en Alemania, intoxicadas por una cepa de la bacteria E.coli enterohemorrágica (Eceh). En un primer momento se dijo que el origen estaba en las verduras importadas de España, erróneamente, pues la epidemia estuvo causado por semillas de alholva procedentes de Egipto.

- La carne de caballo -

En 2013 estalla el escándalo alimentario, que no sanitario, de la carne de caballo que sustituía a la de ternera en 4,5 millones de platos precocinados en Europa.

El caso, en el que estaban implicados un proveedor francés, un comercial holandés y un productor rumano, puso en relieve la complejidad y la opacidad de los circuitos de abastecimiento y de transformación de determinados productos agroalimentarios.

error: