Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

INFOGRAFÍA | Conindustria: Estamos cerca del fin de la sobrevivencia de las empresas

Foto: Conindustria
11/06/2019
|
FOTO: ARCHIVO EL ESTÍMULO

Juan Pablo Olalquiaga presidente de Conindustria, aseveró que la crisis de la infraestructura, los apagones, la falta de servicios, agua, internet, la crisis de la gasolina y el encaje bancario afectó severamente a la industria.

En el informe que presenta la Cámara de Industriales cada trimestre Juan Pablo Olalquiaga, presidente de Conindustria, se refirió específicamente al impacto de los apagones en la coyuntura venezolana, y afirmó que 96% de las empresas no produjeron o disminuyeron su producción.

El presidente de la Confederación Venezolana de Industriales afirmó que 18 de los 63 días hábiles disponibles para trabajar en los primeros 3 meses del año  se perdieron por los dos grandes apagones que afectaron a todo el país y que aun mellan la calidad de vida y producción de los venezolanos en estados como Zulia y en la región andina.

Resaltó que el encaje legal afectó a las empresas ya que la banca dejó de ser un mecanismo de financiamiento para las empresas y las impactó de forma significativa, al igual que la suma de impuestos a las empresas aun cuando no hayan hecho transacciones.

En comparación con el informe del último trimestre del año pasado el dirigente gremial informó que las empresas están en incertidumbre y no saben si pueden seguir en funcionamiento por los próximos seis meses o un año. De hecho 68% creen que es lo máximo que pueden sobrevivir en estas condiciones y la totalidad de las pequeñas empresas consideran que de seguir así no podrán funcionar en ese período.

“Estamos llegando al final de la capacidad de sobrevivencia de las empresas”, manifestó su preocupación por la delicada situación de las industrias en Venezuela.

“Si se compara con la producción que se solía hacer previo a la llegada del chavismo al poder en 1999, Venezuela tenía 12700 empresas que funcionaban, por lo menos, a 70% de su capacidad instalada, hoy solo 2500 de ellas –podría ser menos pues se se desconoce el número de empresas que han cerrado en este trimestre- produce en promedio a 18% de su capacidad instalada”, dijo y agregó que en el cuarto trimestre de 2018 la capacidad instalada en Venezuela era de 23%.

Un dato que se añade a esas 2500 empresas que sobreviven en Venezuela, un tercio de ellas, aproximadamente 832 de estas industrias funcionan a 10% o menos de su capacidad, lo mínimo para existir.

Los industriales tienen una oscura percepción de su porvenir si no se produce un cambio político. 90% de las empresas consideró que la situación era peor o mucho peor que respecto al cuarto trimestre, solo 8% cree que puede ser mejor.

Algunos datos relevantes que Olalquiaga señala como de importancia y a destacar son:

-          96% de las empresas no están produciendo, se desincentiva el consumo por la poca capacidad de compra del venezolano ante el disminuido valor de la moneda.

-          42% de las empresa no invirtieron en nada para su empresa, ni hicieron reposición simplemente, se mantienen hasta que le sea viable y acaba el inventario. Solo 11% pudo hacer inversiones en maquinaria o su infraestructura.

-          82% de las pequeñas empresas, no pueden invertir en ellas, los que las pone en una precaria situación que amenaza con su cierre.

-          14% de las empresas no produjeron nada este trimestre y estas son las próximas en cerrar. Se espera que en el próximo censo de empresas habrá entre 2.000 y 1.500 empresas.

-          84% de las empresas disminuyó poco o mucho sus niveles de empleo. Quiere decir que se han ido trabajadores con el éxodo, o han debido dejarlos ir por la reducción del flujo de caja.

-          77% de las empresas locales no puede exportar. Del 23% que si exporta, 40 % aumentará un poco su exportación de productos, 20% permanecerá igual y el otro 40% disminuirá poco o mucho.

-          Desde la llegada del chavismo 4/5 partes de las industrias venezolanas han desaparecido.

En este proceso hiperinflacionario que vive Venezuela se ven todos los problemas en el ciclo económico un  bajo nivel de compra y venta que está ocurriendo en el país e impacta a todos los ciudadanos. Las dificultades para lograr financiamiento al impedirle a las industrias y empresas recurrir a los bancos. A esto se agrega la falta de mano de obra, ineficiencia en la producción, mala calidad de la materia prima.

“Las empresas industriales están en una situación de precariedad como para tener niveles de eficiencia y competitividad”, dijo Olalquiaga.

 

Un país en déficit

El industrial también puso en relieve la situación venezolana en la región y la involución del país en el rubro. “Colombia tiene una capacidad instalada de 81% en su parque industrial, Brasil, un país con bastantes problemas 78%, y Argentina con todo y los problemas con el Fondo Monetario, con que piensan que llegaron al fondo del infierno están en 58%, mientras que Venezuela tiene 18% de su capacidad, el mensaje que le tenemos a los argentinos es que el infierno está bastante más acá”.

Los sectores más afectados son la industria automotriz o autopartes, el sector de artes gráficas, el sector químico y pinturas; entre otros.

 

error: