Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

¿Cuánto cuesta comer en el estadio?

BMS - estadio universitario

Al contrario de las entradas, que existen para todo bolsillo, comer o beber en el estadio Universitario de Caracas es absolutamente costoso. La cerveza más barata, en vaso, cuesta 120 bolívares soberanos. Una arepa sencilla, 400 y seis tequeños, 350. A eso súmele el estacionamiento: su tarifa plana, de 50 bolívares, duplica la de centros comerciales del este de la ciudad. Solamente en esas cuatro cosas se va el equivalente al sueldo de dos semanas de trabajo a salario mínimo vigente en Venezuela. 

 

Ir al estadio está al alcance de todos, porque hay entradas para todos los precios. Comer en el estadio no. Es necesario hacer una buena reserva de dinero para beber o comer cualquier cosa.

Los precios que compartimos en esta nota corresponden al domingo 14 de octubre, del juego entre los Tiburones de La Guaira y los Cardenales de Lara en el Estadio Universitario de la UCV (Universidad Central de Venezuela).

Las cervezas, infaltables en el parque de pelota, cuestan 120 bolívares las más baratas, es decir, las de marca Regional en vasito compradas en puntos de venta fuera de las tribunas. La contundencia de Zulia vale más: 140 en el mismo vasito.

Ya se acercaban a un dólar, a la tasa de cambio vigente a comienzos de esta semana en el promedio del mercado paralelo.

La bebida más económica es la malta, a 80 bolívares en algunos kioscos de comida. Los refrescos están en 200 y el agua en 120.

Las arepas de Tropisonia, que existen desde antes que el estadio se convirtiera en una feria de comida, dejaron de ser una opción económica. La arepa sencilla vale 400 bolívares, apenas 50 menos que algunas hamburguesas y sándwiches y 50 bolívares más caras que un burrito de Pancho Villa (los mismos del centro comercial Caurimare y que ya han estado en temporadas anteriores), que está a 350 y, si se compran en combo, el dúo de burritos cuesta 590 bolívares.

Desde hace algunas temporadas, los tequeños son un clásico en los juegos de pelota. En el Universitario la concesión la tienen dos marcas: TequeñoSon y Tequechongos. Cuestan igual: Seis por 350 bolívares. Sin llegar a ser unos tequeñones, son de buen tamaño. Valen lo mismo así se compren en el kiosco de cada marca o a los vendedores que pasean por las tribunas con sus cajas de tequeños y sus puntos de venta inalámbricos. La diferencia entre una y otra marca, al menos en presentación, es que la de TequenoSon vienen en cajas cerradas.

estadio universitario

 

Para picar está la opción de Sr. Papa’s que se ha dado a conocer en festivales de foodtrucks de Caracas. Son papitas que se sirven en un cono con salsas y toppings diversos. La más barata vale 360 e incluye una salsa.

La caramelería de Cinex también tiene su lugar en la pelota. Venden cotufas y algunas chucherías. Las cotufas cuestan 300 bolívares. La caja azul tradicional de Cinex, se vende en 300, el chocolate de leche Savoy, en 113; la Samba Fresa en 49 y la Susy, en 70.

Para almorzar o cenar, las opciones son muchas: hamburguesas, shawarnas, choripanes, comida mexicana, pepitos y ceviches, entre otras opciones.

En hamburguesas, las de Juanchis Burger han permanecido. Ofrecen hamburguesas de 2 tamaños, con 100 o 200 gramos de carne. Todas pueden llevar papitas, cebollas confitadas, salsa curry y salsas tradicionales. Precios: 450 y 550 bolívares soberanos.

estadio hamburguesas

The Food Factory Express se estrena esta temporada trayendo sus hamburguesas desde La Calle del Hambre de La Guaira. La más pequeña, que es resuelta, vale 650. Pero su estrella es La Marcianita, una hamburguesa de 3 pisos, con panes de color verde, “antenas” de pepinillo y un “radar” de queso a la plancha, varias carnes y vegetales. Vale 980 bolívares.

Grand Slam tiene un amplio menú de pepitos. El más económico vale 455 bolívares soberanos y contiene carne (de primera, aclaran), huevo y tocineta, entre otras cosas. Al lado está La Montserratina donde las estrellas son, por supuesto, sus embutidos. El choripán más económico vale 550. El plato más costoso son las costillitas, a 700. Otros choripanes son los de El Negro Foodtruck, a partir de 500.

estadio-montse-y-grand-slam

Los shawarma se pueden encontrar desde 550 y desde 590 si son mixtos (con carne y pollo). Los ceviches de Ceviche Bar se venden desde 500, en envase pequeño. En comida mexicana, además de burritos a partir de 350 bolívares soberanos, Pancho Villa ofrece tostadas, tacos, tamales y nachos que se venden en combos y platos mixtos entre 550 y 690 bolívares.

Una recomendación a todos los concesionarios: Exhibir claramente lo que venden y sus precios. Los más frecuentados eran los kioscos con toda la información a la vista. Al contrario, otros permanecieron vacíos porque no se sabía que vendían,  como Maíz, que se estrena esta temporada y, al menos el domingo, no anunciaban claramente si preparaban cachapas, arepas o hallacas, ni sus precios.

En todos los juegos, excepto los que enfrentan a Leones del Caracas y Navegantes del Magallanes, las entradas oscilan desde 20 bolívares, en gradas a pleno sol (y 10 si son estudiantes) hasta 858 en la zona más VIP. En la mitad de la tribuna central, valen 288 bolívares soberanos.

A todos estos precios, si se va en carro, hay que sumarle el exagerado precio del estacionamiento del Universitario. La tarifa plana es de 50 bolívares, más del doble de lo que cuestan todo el día centros comerciales como Millenium Mall y Centro San Ignacio.

 

error: