Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Derivados Financieros y el por qué debes invertir en ellos

image-2019-04-15

Los derivados financieros son un medio por el cual se intercambian derechos que, como colateral, te generan un ingreso a futuro. Es decir, que se trata de una plataforma o institución dentro de la cual se compran y venden activos financieros.

Es un negocio bastante rentable, que consiste en hacerte acreedor de activos de manera inteligente. Es decir, en lugar de comprar propiedades comprarás instrumentos legales que te dan derecho a un pago a futuro.

Para entender mejor de que se trata, es bueno aclarar algunos conceptos técnicos, los cuales exploraremos de manera que sea más fácil para ti tomar la decisión de invertir.

¿Qué son los derivados financieros?

Un activo financiero es un instrumento que te otorga el derecho de recibir un pago futuro por parte de quien vende el activo. Esto quiere decir que, si compras un activo financiero, serás el beneficiario de un derecho mientras que la otra parte, será acreedor de una deuda u obligación.

Explicado en palabras simples; si compras una cierta cantidad de acciones, estarás financiando una institución. La misma, deberá entonces pagarte una parte correspondiente al valor actual de las acciones; eso, si no las vendiste antes, claro está.

Los derivados financieros son una parte importante y fundamental de las finanzas en la actualidad y representan un gran impacto en la economía mundial. El valor de un derivado tiene su origen en el activo que lo genera, es decir, un activo subyacente. Por ejemplo, materia prima como el oro, índices bursátiles, tipos de interés, acciones, bonos, etc. Esto quiere decir que su valor va a depender de otro activo.

En España, los derivados están regulados por una entidad gubernamental creada en 1989 llamada MEFF (Mercado oficial de futuros y opciones financieros en España). Forma parte de las Bolsas y Mercados Españoles (BME) en el cual operan principalmente con futuros y opciones. El MEFF tiene dos sociedades distintas, MEFF Renta Fija con sede en Barcelona y MEFF Renta Variable con sede en Madrid.
¿Para qué se ofrecen derivados financieros en el mercado?

Estos instrumentos legales son ofrecidos por todo tipo de instituciones/empresas/estados para la financiación de un proyecto o, por otro lado, la refinanciación de una deuda.

Un Estado, por lo general, los emite en forma de derechos sobre materias primas, bonos o instrumentos que deben entregar al comprador o, por otro lado, pagar el equivalente de la inversión más intereses.

Es por esto que ciertas naciones terminan adquiriendo una deuda que no pueden pagar a los tenedores de bonos. En cambio, una empresa, por lo general lo hace con acciones.

Ejemplos de instrumentos de derivados financieros son los mercados bursátiles alrededor del mundo. En ellos, las empresas ofrecen a los inversores las acciones de su empresa. Con la compra de las mismas por parte de dichos inversores, las empresas se financian a si mismas; con la promesa de un pago a futuro al propietario de las acciones.

Es por ello que los derivados financieros son tan buenos activos de compra, pues, aunque no representen un valor real y físico, como una casa y un auto, te dan mayores posibilidades de inversión a futuro.

¿Por qué invertir en instrumentos derivados financieros?

Invertir en derivados financieros significa jugar al apostador; es cierto, pero también te trae una gran posibilidad de recibir un buen retorno de dicha inversión. Es una operación de riesgo que requiere de confianza. Por esto, cuando decidas realizar una inversión en este mercado, debes tener en cuenta la reputación de la entidad en la que invertirás.

Es recomendable usar mercados bursátiles para invertir en este tipo de contratos.

Ten en cuenta que los activos financieros tienen tres características resaltantes. La primera es el riesgo, pues cabe la posibilidad de no recibir el pago correspondiente por incumplimiento del vendedor. La segunda, es la rentabilidad, pues los activos tienen tendencia a aumentar su valor en circunstancias óptimas y la tercera es la liquidez; esta se refiere a la capacidad de convertir el activo en dinero contante y sonante.

¿Cuáles son los tipos de activos financieros según su liquidez?

Es más fácil clasificarlos de esta forma, porque los mismos son más atractivos a medida que son más líquidos.
• Dinero en curso legal: dinero en efectivo.
• Depósitos bancarios: dinero en el banco que tienes que retirar en la institución.
• Deuda pública a corto plazo: las emite el estado en forma de letras de tesoro.
• Pagarés de empresa: son activos emitidos por empresas privadas para financiarse.
• Deuda pública a largo plazo: bonos, obligaciones de tesoro y cualquier otra forma de compromiso del estado que pagará a largo plazo.
• Renta fija: comprar la deuda de empresas privadas.
• Renta variable: acciones, derivados financieros e instrumentos ofrecidos en el mercado.

error: