Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Dos meses y medio de trabajo para comprar un kilo de carne en Quinta Crespo

Foto: Daniel Hernández | El Estímulo
01/06/2018
|
FOTOGRAFÌA: DANIEL HERNÁNDEZ / EL ESTÌMULO

Una persona que devenga un salario mínimo integral de Bs. 2.555.500, deben trabajar dos meses y medio para poder comprar un kilo de carne en el mercado Quinta Crespo de Caracas, que llegó esta semana a Bs. 4.200.000 y un cartón de huevos de 30 unidades, que tiene un precio de Bs. 2.300.000. Si sumamos ambos productos, un trabajador debe pagar Bs. 6.500.000.

Los consumidores que visitaron las instalaciones de este mercado, uno de los mas grandes de la capital, observaron que nuevamente todas las frutas y hortalizas volvieron a incrementar su precio, así como el kilo de queso blanco que ya llegó a Bs. 2.000.000.

“Yo he comenzado a comprar las hortalizas y frutas por unidad, no por kilo, para poder llevar un poquito de todo. Por tres tomates, dos cebollas, tres papas y un pepino tuve que pagar Bs. 600 mil. En vez de pollo que venden a razón de Bs. 1.400.000 por kilo, compré un kilo de mollejas (vísceras) en Bs. 1.000.000, que debo compartir para dos comidas. También me lleve un kilo de patas de patas para hacer una sopa, a ese nivel estamos en mi familia”, señaló Luisa Castillo, secretaria en un organismo público.

El queso blanco, que era el más solicitado por los consumidores, ya alcanzó los Bs. 2.000.000, que es casi el mismo monto de un salario mínimo mensual.

La bolsa de avena de presentación de un kilo la ofrecen en Bs. 2.400.000, el medio kilo en Bs. 1.200.000 y ya se observan en el mercado una nueva presentación de 250 gramos en Bs. 700 mil.

En las instalaciones del supermercado de Unicasa, ubicado en San Martín, los consumidores también mostraron su asombro con el precio de las frutas y hortalizas.

“Aquí es poco la oferta que podemos aprovechar, en mi caso sigo pendiente de los días que me toca comprar por el último número de cédula, en la espera de poder comprar azúcar, harina de trigo y harina de maíz a precios regulados, pero no siempre tengo suerte que lleguen estos productos”, señaló Gustavo Ortíz, de profesión enfermero.

error: