Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

El principal puerto de Venezuela recibe apenas uno o dos buques a la semana

puertocabello2 modif
31/05/2017
|
FOTO: ARCHIVO / AVN

El presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Cabello, Félix Jiménez, dijo que la actividad portuaria se mantiene en picada.“Tenemos un 60% menos cada mes. Por ejemplo, en abril de 2016 llegaron 36 buques, pero en abril de 2017 se recibió un 60% menos de esa carga y eso se repite cada mes”.

Jiménez refirió que 2016 culminó con 380.000 contenedores recibidos por Puerto Cabello. La cifra contrasta con la del cierre de 2013 cuando se recibieron un millón de furgones, una caída de 62%, producto de la fuerte crisis económica.

“Casi toda la mercancía que está llegando es para el gobierno, especialmente para la Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas –CASA-. En este momento había tres buques de 30.000 toneladas cada uno de maíz, harina y soya, es decir 90.000 toneladas en total en este mes que culmina y que alcanza para poco”.

Una fuente vinculada a la actividad naviera aseguró que en cada buque que llega a Puerto Cabello se recibe un promedio de 200 a 250 contenedores.

“Con estos anuncios y situaciones de escasez la situación se torna delicada. Mayoritariamente lo que llega es del gobierno, a través de CASA, Mercal y para los Comités Locales de Abastecimiento Productivo- CLAP.

Destacó que ha habido un pequeño repunte en el volumen de exportaciones por este puerto porque las empresas están tratando de reinventarse para seguir con sus actividades, pero no puede considerarse aún como significativo para la actividad portuaria y económica local y nacional.

A través del puerto carabobeño se recibe aproximadamente 70% de las materias primas o mercancías diversas que llegan a Venezuela para el sector industrial y comercial, por lo que este marcado descenso tiene un impacto en anaqueles y fábricas, no solo del centro del país, sino de toda la geografía nacional.

Además, los saqueos que se dieron por tres días a comienzos de mayo en Carabobo, agravan el problema de escasez que ya existe en el país, porque muchas empresas sufrieron por el vandalismo y ahora confrontan el impacto de las pérdidas, que según datos de Fedecámaras-Carabobo se contabilizan en alrededor de unos 25 millones de dólares.

Las importaciones comenzaron a caer en 2014 en medio de la crisis ocasionada por el colapso de las políticas de controles de precios y de cambio y del derrumbe de los precios del petróleo, cuyas exportaciones generan 96% de los ingresos en divisas de Venezuela.