Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Empleados de Sanitas pierden beneficios con el cambio de dueños

Sanitas Venezuela 1
08/08/2017
|
FOTO: ANTONIO HERNÁNDEZ / EL ESTÍMULO

Los problemas en Sanitas Venezuela continúan pese al reciente cambio de administración. Sin embargo, ahora no solo los clientes se ven afectados, pues los empleados también han denunciado desmejoras laborales.

Trabajadores denunciaron a El Estímulo que desde que se instaló la nueva administración la nómina de Sanitas Venezuela fue dividida en dos: unos empleados solo ganan sueldo mínimo y bono de alimentación, mientras que el otro grupo devenga remuneraciones más altas y diversos beneficios.

De acuerdo con la denuncia de los empleados, la empresa vendió sus clínicas a mediados de junio, luego de alertar al gobierno que enfrentaba una fuerte crisis financiera en parte por el rezago en las tarifas.

“La gerencia vieja de Sanitas Venezuela se quedó con una parte de la nómina, a la cual le cambiaron el nombre”, explicó un trabajador de la compañía que prefirió mantenerse en el anonimato.

El empleado señaló que luego de la división los trabajadores que quedaron en la nómina de Sanitas Venezuela han sufrido desmejoras laborales. “Recientemente nos enteramos de que a quienes quedaron con la anterior gerencia le dieron una bolsa de alimentos de la cesta básica, mientras que a nosotros no. Además, ya les pagaron un mes de utilidades”, puntualizó.

“A nosotros (los trabajadores que quedamos en la nómina de Sanitas Venezuela) nos quitaron la fiesta de Navidad, el plan vacacional de los chamos, el obsequio por el Día de las Madres, el Día del Padre y el Día del Niño”, detalló.

El asesor comercial explicó además que de los cuatro meses de utilidades que Sanitas les paga en el año, uno era cancelado en julio y hasta la fecha no ha sido depositado, mientras que a los que quedaron en el otro grupo ya les fue otorgado.

“Nos tienen en incertidumbre, nos han quitado todos los beneficios. Hemos hecho presión y hemos recibido indiferencia total por parte de los pocos jefes que quedan. No vendemos principalmente por la situación país, pero también por la desconfianza que ellos mismos como empresa han creado. Aquí no vendemos carteras ni zapatos sino salud (…) Sanitas eliminó la atención al usuario, ellos se lavan las manos de todas las maneras posibles”, apuntó.

Dijo que la empresa básicamente los tiene apostando al desgaste, “que nos cansemos de estar cumpliendo horario de oficina por unos pírricos 97.531,56 bolívares más el bono de alimentación de 153.000 (un total de Bs 250.531,56), porque ni siquiera ganamos comisiones”.

“Voy para 11 años en la empresa y en 2014 cuando apenas estaba empezando la crisis, al mes podía ganar entre 70.000 y 80.000 bolívares solo en comisiones por vender entre 35 y 40 contratos. Hoy en día si acaso gano alrededor de 21.000 por tres afiliaciones del plan Sanitas Vital”, precisó.

El empleado de Sanitas Venezuela indicó que en el departamento de ventas han llamado a algunos trabajadores para ofrecerles la llamada “cajita feliz”. “El monto que la empresa le está proponiendo a los trabajadores para que se vayan de la compañía es una grosería”, manifestó.

Con respecto a los planes, señaló que Sanitas dice que “va a ir matando poco a poco la cartera de clientes con cobertura ilimitada, es decir, los planes que tienen los usuarios viejos. ¿Cómo la están matando? Con mal servicio y poca atención”, lamentó.

De hecho, un usuario con 14 años de antigüedad de Sanitas le dijo a El Estímulo que la empresa de medicina prepagada intentó cambiarle el plan que comparte junto con cuatro miembros de su núcleo familiar a uno mucho más costoso aludiendo que había dejado de cancelar tres meses del servicio. “Me dijeron que el cobro nunca pasó, fui al banco a revisar el estado de la tarjeta de crédito donde tengo la afiliación y resulta que nunca me descontaron nada. Ahora tengo el caso en manos de abogados”, apuntó.