Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Empleados uruguayos de Petrobras siguen huelga de hambre e inician paro parcial

Foto: EFE
04/12/2017
|
FOTO: EFE

Los tres trabajadores de la empresa MontevideoGas, perteneciente a la brasileña Petrobras, comenzaron su cuarto día consecutivo de huelga de hambre en protesta por unas medidas laborales de la compañía.

Los tres empleados se encuentran acampados en la Plaza Independencia de Montevideo desde el pasado viernes acompañados por otros compañeros de la empresa, y miembros del sindicato médico les están brindando asistencia sanitaria, dijo el secretario general de la gremial de los trabajadores del gas, Pablo Sequeira.

El sindicato del gas comenzó el lunes una serie de paros parciales de tres horas en diferentes sectores de la empresa, agregó Sequeira.

La protesta esta motivada por el envío de la empresa de 55 empleados al seguro de paro, la congelación de salarios y la eliminación de puestos de trabajo.

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de Uruguay entabló negociaciones con ambas partes en las últimas semanas pero no se llegó a acuerdo alguno.

En un comunicado, MontevideoGas consideró la semana pasada como “desproporcionada” la huelga de hambre y dijo que presentó cuatro propuestas para destrabar el conflicto que fueron rechazadas por los trabajadores.

Estas medidas fueron el convenir “una cláusula de paz” para “no obstaculizar con medidas sindicales de fuerza”, dejar sin efecto la aplicación del aumento salarial del 3,25% definido para el pasado 1° de julio así como del 3,25% estipulado para el próximo 1° de enero, y un aumento en la productividad, entre otras.

Sequeira, por su parte, indicó que los trabajadores aceptaron dos propuestas del Ministerio de Trabajo para solventar el conflicto, que fueron congelar sus salarios hasta junio de 2018 y aceptar algunos puntos de la reestructuración que quiere llevar MontevideoGas, pero que fue la empresa quien no aceptó.

Asimismo, el sindicalista comentó que los trabajadores no pueden aceptar “una cláusula de paz” sin nada convenido antes porque supondría dejar que la empresa tenga “manos libres para hacer lo que quiera”.

error: