Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

En Venezuela el Samsung S8 y el iPhone 7 se venden en dólares

Agustín Andrade
26/06/2017
|
FOTO: AGUSTÍN ANDRADE

La venta de teléfonos de gama alta se hace en moneda extranjera como un mecanismo de los comerciantes para protegerse frente a la alta inflación, que este año, de acuerdo con pronósticos privados, estará alrededor de 700%.

¿Quién puede pagar un equipo de 8 millones de bolívares? Es la pregunta que muchos venezolanos se hacen en un contexto de acelerado deterioro del poder de compra.

Siempre hay clientes. Quizá no en la cantidad de años anteriores, como cuando las líneas activas pasaron de 12,5 millones en 2005 a 18,8 millones al cierre de 2006, pero los hay.

El mercado se ha contraído por los altos precios, lo que ha provocado una caída de la demanda. Y es que un celular de última generación tiene un valor similar a la de un Fiat Palio año 1998.

En un recorrido realizado por El Estímulo en distintas tiendas tecnológicas de los principales centros comerciales de Caracas, se constató que los últimos modelos de marcas como Samsung y Apple, se venden en dólares.

En promedio un iPhone 7 de 32gb se ubica en Bs 8.100.000, mientras que el Samsung S8 de 64gb está en Bs 8.000.000. Un empleado que perciba un salario mínimo integral de Bs 200.021,04, tendría que trabajar 3 años y 4 meses para poder completar el dinero y adquirir un equipo de alta gama.

El rubro no es considerado prioritario por las autoridades, por lo que su importación se hace a dólar paralelo, que ronda los Bs 8.000 por estos días, lo que quiere decir que un Samsung S8 o un iPhone 7 cuesta el equivalente a 1.000 dólares, muy por encima de lo que se puede conseguir en el mercado estadounidense, donde se compra en 600 dólares promedio.

Aunque el celular pueda estar exhibido en vitrina, los vendedores aclaran que solo está disponible si el pago se va a realizar en moneda extranjera.

El reducido poder adquisitivo de la población, hace que la demanda de dispositivos inteligentes se centre en lo que bajo costos cono equipos Blu (Estados Unidos), Alcatel (Francia-China) y Huawei (China), marcas que colman las vitrinas de las tiendas.

Luis Calderón, vendedor en una tienda en el City Market, señaló que “los teléfonos de gama alta solo los vendemos por transferencias en bancos nacionales y dólares en efectivo. A diferencia de otros, nosotros no trabajamos con transferencia de dólares”.

Joseline Cevallos, vendedora de celulares, dijo que solo venden esos teléfonos en dólares. En ese caso, es el dueño o el encargado del local quien hace la negociación directamente.

En el Centro Comercial Sambil, los vendedores coincidieron en que al mes se colocan entre 10 y 12 teléfonos de este tipo. Aceptan bolívares. Los pagos son realizados usualmente a través de tarjeta de crédito, señalan. Hay ventas que se pagan con una sola tarjeta, mientras que hay otras en las que se apela a varias para hacer frente al monto. Las transferencias son otro de los métodos empleados para pagar.

En el Centro Comercial City Market la cantidad de ventas por tienda, en promedio, se reduce. Comerciantes aseguran que de estos modelos se pueden vender entre 4 y 5 al mes. Así como algunos comercios aceptan tarjeta de crédito, otros no lo permiten debido a los porcentajes que les carga el banco por este tipo de transacciones, por lo que las opciones de pago se limitan a tarjeta de débito y transferencias.

En Mercadolibre.com es común observar que los interesados pregunten si aceptan pago en dólares. Los vendedores indican que tienen su stock fuera del país y las ventas se hacen contra pedido, por lo que una vez realizado y adjudicado el pago, se envía a Venezuela.

El venezolano se ha caracterizado por el uso de teléfonos móviles. Según cifras de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), en su último informe correspondiente al tercer trimestre de 2016, existían casi 28 millones de suscriptores de telefonía móvil, lo que representaba 90 lineas activas por cada 100 personas.

En el caso del tráfico de datos, según la empresa Telefónica, el país se ubica como el primer consumidor de datos móviles en América Latina, quintuplicando a México, y triplicando a países como Brasil y Argentina en cuanto a gasto de datos se refiere.

La mitad de los celulares existentes en el país son smartphones, según Conatel.