Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Expertos muestran la realidad del éxito en la semana global del emprendimiento

Pixabay
14/11/2018
|
FOTOGRAFÍA: PIXABAY

Bajo el nombre de “Un País de Emprendedores”, cita que formó parte de la semana global del emprendimiento, la cual se lleva a cabo en más de 160 países, un grupo de pequeños empresarios buscaron en las palabras de otros grandes ya establecidos para seguir los pasos de quienes encontraron la meta en un camino largo.

Expertos en materia financiera y tecnológica, así como figuras de Fedecámaras, se reunieron este 14 de noviembre en la sede de la asociación civil para dar detalles del emprendimiento en Venezuela, su presente y retos para progresar en medio de un país que atraviesa una histórica crisis.

A juicio de César Naranjo, CEO de Ecoem y especialista en aceleración e incubación de empresas disruptivas, la crisis es una realidad, pero en la realidad también hay “infinitas opciones para trascender”.

El experto compartió en el conversatorio “Superando Desafíos” junto a Lenis Toro, asesor independiente, especialista en comercio electrónico, profesor universitario y vicepresidente comercial de AVIOR e Ivette Cerrada, experta en innovación y tendencias tecnológicas, y directora Ejecutiva del Grupo I&W.

El grupo recordó a los presentes que el primer desafío para emprender es superar el miedo al fracaso para convertirlo en aprendizaje, situación que en un principio consideraron natural por el temor que surge por enfrentar lo desconocido; sin embargo, indicaron que sin conocimiento no hay control ni dominio de la materia a desarrollar.

Para Naranjo, el emprendimiento en Venezuela ha encontrado limitaciones en la manera en que deben verse las cosas, sobre todo en medio de una problemática que arropa a todo el territorio nacional; no obstante, señaló que para poder crecer se deben asumir las responsabilidades en lugar de apuntar hacia otros elementos.

“Si empezamos a hacernos corresponsables de nuestro rol, vamos a empezar a ver el cambio”, recalcó.

El plano social tiene incidencia en esta situación, detalló, pues el hecho de no cambiar la narrativa y ceñirse sobre la crisis venezolana es la causa del fracaso. “Es una gran trampa que estamos constantemente reforzando nosotros mismos”, señaló a El Estímulo después del evento.

“Lo primero que hay que hacer es un gran diagnóstico” para saber cómo estamos, dijo. “normalmente nos quedamos apegados porque estamos en un estado de comodidad donde, bien o mal, seguimos teniendo las cosas que nos proveen una vida”. Además, “empezamos a dejar de ver las posibilidades de poder transformar”, las cuales “no podemos hacerlas sin antes desmontar los viejos hábitos”.

Imponerse ante la crisis es algo a lo que apuntan los estudiantes de ingeniería de la Universidad Simón Bolívar (USB) que forman parte del proyecto F-SAE.

Guillermo Lapelosa, estudiante de ingeniería en producción, y Jefe de Transmisión de dicho plan, fue uno de los aprendices universitarios que estuvieron en el lugar para intentar captar el apoyo de inversionistas y marcas para competir en mayo de 2019 en Michigan, Estados Unidos, en la Fórmula SEA, donde estarán en acción otras casas de estudio del mundo poniendo a prueba sus monoplazas.

“Este año ha sido bastante difícil la recolección de fondos. Tenemos campañas de Go Found Me, así como otras por las redes sociales y medios de comunicación para esparcir la voz, lo que nos ha permitido contactar a patrocinantes”, manifestó el estudiante.

En 2017, el automóvil de la USB finalizó en el puesto 40 entre 120 participantes, una competencia de cuatro días de duración, pero en la que aproximadamente 25 personas por cada equipo deben estar en el lugar donde se celebra la cita, un viaje de al menos 10 días, según reveló Giovanna Cocconcelli.

Directora de Patrocinio. Asimismo, expresó que aún tienen pendiente los gastos para cubrir la compra de partes para mejorar el monoplaza, para luego dar paso a los costos del viaje. La primera etapa está valorada en 2.300 dólares.

Ese es el precio de un sueño. O al menos una parte del mismo para las nuevas generaciones.

“El gran factor crítico de éxito para poder trascender es depurar todas esas barreras y empezar a ver cómo podemos conciliar y conversar con otras generaciones, y a partir de ese esquema de integración es donde podemos empezar a pensar en los esquemas de trasformación y cambios”, indicó Naranjo, poniendo como ejemplo sus labores empresariales, para poder detallar la forma en que profesionales deben ayudar a los más jóvenes en su deseo de evolucionar con sus ideas.

El experto recalcó las bondades que determinado entorno pueda brindar, con Venezuela como principal punto, pero a su vez se debe avanzar para explotar nuevos recursos que permitan dar con mayores opciones para crecer.

“Tenemos un entorno extremadamente benevolente. Vivimos en un ecosistema en el que tenemos absolutamente todo. Eso puede ser bueno por un lado, pero si no tenemos consciencia y responsabilidad para preservarlo, puede ser un elemento muy limitante”, comentó. “Antes hablábamos incluso de una manera despectiva de países en Centroamérica que hoy en día le han dado una vuelta a la situación porque se han reinventado basado en la utilización del capital, que es el recurso del conocimiento y la creatividad”.

Aún así, entre irregularidades y sueños que no se materializan, todavía son muchos los que creen en sus ideas para proyectarlas y obtener éxito.

“Esa Venezuela es real. Está ahí y está dormida”, dijo Toro.

La potencia de la Venezuela de otrora fue tomada como referencia para pensar en el triunfo que fue y que puede volver a ser, siempre y cuando se esté confiando del trabajo realizado y cómo pueden mejorarlo otros. Para el grupo de participante, el foco de la resiliencia es la esperanza.

Jorge Botti, expresidente de Fedecámaras entre 2011 y 2013, recordó que el emprendimiento parte de la igualdad de oportunidades, así como la igualdad ante la ley, un reto donde se aspira contar con una sociedad de propietarios y dejar a un lado la cultura de la pobreza digna y eterna.

“Tenemos que forjar a un venezolano distinto (…) se debe vencer a la indiferencia y al miedo”, acotó.

Coromoto Rondón, líder del Club de Emprendedores de Ciudad Guayana, dictó la proclama de la Caravana de la Libre Iniciativa Emprendedora, un evento cerró con palabras de Ricardo Cusanno, primer vicepresidente de Fedecámaras.

Todavía estamos ligeramente a tiempo para poder trascender, pero, eso sí, necesitamos un esfuerzo diez veces mayor al que está liderando ahorita la iniciativa”, cerró Naranjo.

error: