Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Falta de combustible en plantas termoeléctricas agravó crisis del sector

Sebastián Guido
07/12/2017
|
FUENTE: ARCHIVO | SEBASTIÁN GUIDO | EL ESTÍMULO

Representantes de la Asociación Venezolana de Ingenieros Eléctricos y Mecánicos indicaron que aunque no esperan un colapso del sistema para 2018, sí habrá un aumento de las fallas e interrupciones de no tomarse los correctivos necesarios. Para solventar la crisis proponen que se ejecuten las inversiones requeridas para aumentar entre 9.000 y 10.000 megavatios adicionales en un plazo de cinco años.  

A los problemas de falta de mantenimiento, equipos obsoletos, caída de las inversiones e irregularidades en los contratos, se suma la disminución en el suministro de combustible para las plantas termoeléctricas por parte de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

El presidente de la Asociación Venezolana de Ingenieros Eléctricos y Mecánicos, Winston Cabas, resaltó que 60% de las plantas termoeléctricas en el país se encuentran dañadas o en malas condiciones. 

“El servicio eléctrico no goza de buena salud, presenta problemas de generación, transmisión y distribución. En 2017 se presentó el problema de que se acabó el combustible. Si Pdvsa no lo proporciona, seguiremos viendo el deterioro del servicio”, dijo durante el acto de celebración por los 61 años de la asociación en la sede del Colegio de Ingenieros en Caracas.

Destacó que el sistema eléctrico tiene una crisis estructural y no coyuntural, ya que el gobierno y especialmente el Ministerio de Energía Eléctrica no ha tomado los correctivos a tiempo ni planificado los proyectos a ejecutar para mejorar el sector.

“Los transformadores de distribución están explotando porque no hay mantenimiento y no se han sustituido los equipos, son plantas que ya cumplieron su vida útil, cerca de 600 transformadores están en estas circunstancias“, afirmó Cabas.

Entre las propuestas del gremio para fortalecer el sistema eléctrico destacan la necesidad de aumentar la producción de combustible de Pdvsa para que suministre gas y diésel a las plantas termoeléctricas, así como desarrollar una nueva red de generación con el uso de otros tipos de combustible con los que cuenta Venezuela.

Resaltó que la región de Los Andes es donde ocurre el mayor número de fallas, sin embargo, considera que se puede empeorar en otras regiones del país para el próximo año.

“No esperamos un colapso total, pero en 2018 aumentarán las fallas e interrupciones eléctricas producto de las averías sino se toman los correctivos necesarios”.

Igualmente, proponen que se incorporen entre 9.000 y 10.000 megavatios al sistema eléctrico en un plazo de cinco años. Esto requeriría de una muy alta inversión que podría ser financiada por organismos multilaterales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Corporación Andina de Fomento (CAF).

“Tenemos la ingeniería para ello, tenemos cerca de 10 mil ingenieros que están ayudando a incrementar el desarrollo de otros países, y aquí el gobierno se ha negado a convocarlos para recuperar el sistema eléctrico venezolano”, apuntó Cabas.

El presidente de la Asociación Venezolana de Ingenieros Eléctricos y Mecánicos emplazó al gobierno a determinar responsabilidades por las irregularidades en las contrataciones firmadas por altos funcionarios del despacho eléctrico y Corpoelec. A su juicio, los hechos de corrupción han afectado la correcta inversión para desarrollar el sistema.  

“¿Quién le responde al país por los hechos irregulares de Nervis Villalobos, quién responde por la corrupción en el sector eléctrico? El dinero que se llevaron a punta de corrupción tiene que volver al país”, sostuvo.

error: