Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Fedecámaras advierte que las empresas enfrentan serio riesgo de quebrar

Carlos Larrazábal
20/08/2018
|
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

Las medidas económicas de Nicolás Maduro son “improvisadas” y “causan confusión” por los que el aparato productivo de Venezuela enfrenta un serio riesgo de quebrar, advirtió este lunes la cúpula empresarial Fedecámaras.

Las medidas “no toman en consideración la realidad de las empresas (…) El aparato productivo está en grave riesgo de quebrar”, dijo el presidente de Fedecámaras, Carlos Larrazábal, al ofrecer ante periodistas un balance de las medidas.

El gremio empresarial advirtió el impacto que generarán algunas acciones para controlar la hiperinflación (proyectada en 1.000.000% al cuerre de 2018 por el FMI) como el brutal aumento del salario mínimo y el ofrecimiento del gobierno a pagar la nómina de los empleados que ganan sueldo mínimo para minimizar el impacto de las medidas durante 90 días.

El exponencial aumento salarial “puede devastar el patrimonio, ya debilitado, de las empresas”, sostuvo Larrazábal, a nombre de Fedecámaras.

Según la patronal, la industria funciona a apenas 30% de su capacidad, mermada por controles de precios y de cambio.

Larrazábal expresó que el plan de Maduro será incapaz de “abatir la hiperinflación y crear crecimiento económico”.

El dirigente empresarial tampoco cree que permita “recuperar el financiamiento externo”, con un déficit fiscal estimado en 20% del PIB y Venezuela y su estatal Pdvsa declarada en default por incumplimiento de pagos de una deuda externa estimada en 150.000 millones de dólares.

Fedecámaras también consideró “un grave error” el anclaje del nuevo bolívar soberano al petro, una criptomoneda lanzada por el gobierno socialista en busca de financiamiento. Un petro, según Maduro, equivale a 60 dólares, basado en el barril del crudo venezolano.

Larrazábal alertó sobre la volatilidad de los precios del petróleo.

El sector empresarial se desmarcó de una huelga de 24 horas convocada para el martes por tres de los mayores partidos políticos de oposición, aunque consideró que “hay suficientes razones para reclamar”.

“Fedecámaras no está convocando a un paro patronal. Cada ciudadano tomará la decisión de sumarse o no a esa iniciativa”, expresó Larrazábal.

Con información de AFP

error: