Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Fedecámaras denuncia declive de sector empresarial en Zulia

fotofedecamarasCOMPLETA
04/06/2019
|
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

La Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción del estado Zulia (Fedecámaras Zulia) denunció que durante el pasado mes de mayo, el sector productivo de esa entidad se ha visto paralizado por la escasez de combustible, “que tiene parado el transporte de mercancías, trabajadores y clientes”, y por la crisis eléctrica.

En su informe mensual correspondiente a mayo de 2019, Fedecámaras Zulia denuncia las largas colas para abastecer de gasolina a los vehículos, así como la dolarización de facto de dicho servicio. Asimismo, asevera que solo una pequeña porción de los empresarios del estado “logra mantener sus operaciones activas para satisfacer las necesidades de los consumidores tanto a nivel regional como nacional y en contados casos, hasta Internacional, con exportaciones de sectores no tradicionales”.

El documento también analiza la situación de los sectores ganadero, industrial, plástico, hotelero y construcción. A continuación, el informe completo:

En el mes de mayo el reducido sector productivo de la región recibió otro duro golpe por la escasez de combustibles que tiene parado el transporte de mercancías, trabajadores y clientes. Además de eso, luego del colapso eléctrico, las empresas que pudieron, instalaron plantas eléctricas de todo tipo para tratar de mantener sus puertas abiertas, pero hoy muchas de esas maquinarias están apagadas porque no hay gasolina, gasoil ni gas.

Muchos zulianos duermen en las estaciones de servicio esperando horas y días para poder cargar gasolina para resolver sus necesidades básicas de transporte y algunos lo hacen para revenderla a los que están dispuestos a pagar hasta un dólar el litro.

La venta de gasolina se ha convertido en un negocio para muchos. Es común ver en la calle a los “pimpineros” resolviendo su día a día en medio de ciudades y pueblos semidesiertos, sin servicios públicos básicos y altas temperaturas, que luchan por salir de esta crisis nunca antes vista.

En medio de este caos, luego de más de un siglo hasta Panorama dejó de circular, quedando el Zulia sin ningún medio de comunicación impreso. Basta leer los reportes de todos los sectores productivos que subsisten en la región para darse cuenta que el Zulia paso de ser la principal economía del país a una zona de guerra no convencional que destruyó casi todo su aparato productivo.

Solo un pequeño porcentaje de corajudos empresarios logra mantener sus operaciones activas para satisfacer las necesidades de los consumidores tanto a nivel regional como nacional y en contados casos, hasta Internacional, con exportaciones de sectores no tradicionales.

Desde Fedecámaras Zulia, tratamos de mantener arriba el ánimo del sector empresarial presentando en nuestra próxima asamblea anual, el jueves 6 de junio en el hotel Kristoff de Maracaibo, sendas conferencias sobre nuestro potencial productivo y un estudio de la capacidad instalada regional y su impacto en la reconstrucción de nuestra pujante economía.

Sector ganadero

Los representantes del sector ganadero del municipio Machiques de Perijá, realizaron una Asamblea de Productores y Sociedad Civil en rechazo al abigeato, la escasez de combustible y las fallas eléctricas. En ese mismo encuentro, los principales productores de la zona, se declararon en emergencia porque el 90% de su producción está paralizado, debido a las múltiples fallas en el suministro del carburante; de igual manera, dieron a conocer que la producción de carne, está amenazada por el alto índice de robos.

Luego de la Asamblea, diversos trabajadores agropecuarios, realizaron un recorrido con los medios de comunicación por algunas de las fincas que han sido víctimas del robo y hurto de ganado. Se constató de primera mano, el crítico estado de las fincas productoras de leche y carne y los afectados, declararon que el trabajo de toda su vida se ha acabado.

Los ganaderos de Machiques de Perijá, enfrentan unas series de obstáculos para llevar adelante al escaso 10% de rubros lácteos y cárnicos, con que abastecen tanto a la región zuliana, como a otros estados del país. Por su parte, el presidente de Ganaderos de Machiques, (GADEMA) Paúl Márquez, manifestó que la producción de leche perijanera, tuvo una reducción del 70%.

Los cortes eléctricos a diarios y constantes, aunados a la escasez de combustible para surtir la maquinaria y también las plantas eléctricas, complican aún más, la refrigeración de la leche, el queso y la carne. Agroproductores aseguraron que, “pasan hasta 10 días en las colas para abastecerse de gasolina”.

También mostraron preocupación porque no tienen cómo llevar la poca producción a las principales ciudades de Venezuela. “No hay enfriamiento de leche porque no hay combustible”. Advirtieron que si no se dan las condiciones básicas para producir y distribuir, “dentro de poco se va a notar la escasez de carne y lácteos en el mercado nacional”.

De unos 300 productores agropecuarios pertenecientes a GADEMA, el 70% de ellos está afectado por un intenso robo de ganado que durante tres años consecutivos, ha cobrado un saldo de 7mil reses en la entidad, que equivalen a 25.000 litros de leche diarios en las fincas que han sido blanco de esos robos; esto, según la principal autoridad de Ganaderos de Machiques, “afectan a 500mil teteros al día para el consumo”.

Aseguraron que las bandas delictivas que incurren en estos actos, están “completamente identificadas” y que la información de estos, “reposan en los archivos de los cuerpos de seguridad del estado y del municipio, puesto que, están reseñados desde hace tiempo”.

Por su parte, Luis Torres, socio de GADEMA y productor afectado, estima que los daños por robos en su finca El Porvenir, suman los 2,3 millones de dólares. “La producción de 1.200 litros diarios de leche y la matanza de 30 o 40 novillos mensuales se redujo a la nada” y se vio en la obligación de despedir “a 30 trabajadores y abandonar su propiedad”, que actualmente está totalmente desvalijada.

Asimismo, fue el caso de la hacienda El Paraíso que, luego de tres generaciones, su propietaria Pamela Romero, se vio forzada a abandonar sus tierras debido al constante robo y desmantelamiento del fundo.

Según los afectados, el modus operandi de estos delincuentes, es el someter a las familias y a sus trabajadores en horas de la madrugada. “Llegan a las fincas, alrededor de las 12 de la madrugada y en tres horas, seleccionan el ganado y todo lo que se van a llevar. Una vez extraída las reses, tardan entre 6 y 7 días para pasarlos a Colombia.

“La ruta que toman para el robo de ganado son la comunidad indígena de Toromo, Novito, Ayapaina para finalmente llegar a la vía Codazzi, donde los encargados de arrear y llevar el ganado, reciben grandes cantidades de dinero en pesos”, denunciaron los ganaderos.

Sector industrial

En el quinto mes de 2019, el sector industrial ha profundizado su caída debido al difícil acceso al combustible. En las largas colas que adornan las diversas estaciones de servicio en la región, se puede observar que el sector, se encuentra prácticamente colapsado, porque afecta directamente en la asistencia masiva del personal a las industrias, trayendo como consecuencia, el desabastecimiento y encarecimiento de los alimentos.

Con respecto al Servicio Eléctrico, en mayo fue crítico. El sector está casi paralizado porque, las industrias no pueden cumplir los procesos continuos de producción debido a la distorsión en la aplicación del cronograma de racionamiento eléctrico. La situación se torna más compleja, por el alto costo de las plantas y la problemática para el acceso al combustible (gasolina y gasoil).

Sector plástico

El sector plástico está prácticamente paralizado porque las maquinas transformadoras de resinas plásticas, necesitan ser precalentadas y los continuos cortes del fluido eléctrico sin ningún tipo de programación, no permiten ejecutar los procesos. Adicionalmente, las fluctuaciones han causado daños irreparables en componentes eléctricos y electrónicos. Aunado a esto, el sector reportó caída en las ventas, por el poco poder adquisitivo de los venezolanos.

Sector comercio

Según una encuesta realizada por la Cámara de Comercio de Maracaibo, el 43 % de las empresas de la ciudad, expresó que el plan de racionamiento eléctrico afectaba su jornada laboral entre las ocho de la mañana y las dos de la tarde, lo cual las obliga a usar plantas eléctricas para continuar con su actividad “o simplemente”, no realizar operaciones durante ese lapso.

Por tal motivo, el 92% de las 350 empresas inscritas en la CCM, observó una disminución de sus ventas a causa de la “debilidad de la demanda, la coyuntura económica actual, las fallas en el servicio eléctrico y el sistema de racionamiento”.

Según estos resultados, una de las principales consecuencias de la problemática energética, es la ausencia del personal, la movilización de mercancías y la reposición de inventarios. También, los productores se vieron en dificultades para hacer llegar sus productos a los consumidores finales. Esto reduce aún más, los niveles de actividad económica.

El 82 % de las empresas reveló que han tenido renuncias, abandono de actividades laborales o deserciones por parte de sus trabajadores entre abril y mayo de 2019, confirmando que se mantiene la salida de empleados de las empresas, debido a los efectos del contexto hiperinflacionario que solapan, el poder adquisitivo de los salarios.

Además, un poco más de la mitad del sector empresarial consultado en Maracaibo (54%), no cuenta con una planta eléctrica pero quienes sí disponen de esta alternativa, declaran que el costo de mantenimiento ronda entre 625 y 2500 dólares, convirtiéndose así en uno de los gastos más relevantes para las empresas.

Entre dichos costos de mantenimiento, se incluye la adquisición de combustible a proveedores no convencionales. De estas empresas, 55 % informó que su principal medio de pago para obtener el hidrocarburo, es el dólar.

El tema del Encaje Legal, también ha castigado al sector comercio. Por medio de su artículo sobre el tema, la Cámara de Comercio de Maracaibo manifestó que esta medida económica tendrá un impacto negativo en el empresariado privado.

De igual manera, enfatizaron que dichas acciones están provocando la obstaculización y el desestímulo de la actividad económica del país y de Maracaibo, porque los canales de crédito se encuentran actualmente paralizados. El nuevo cobro del encaje, afecta directa e indirectamente a todo el sector laboral y comercial, por los diversos problemas severos de liquidez bancaria.

Sector hotelero

El porcentaje de ocupación hotelera para mayo 2019, tuvo un mínimo repunte; éste llegó hasta el 32%. Sin embargo en varios hoteles de la ciudad, persiste una ocupación que no llega ni al 10%.

La hiperinflación tiene estrangulada la economía y a los hoteles, les cuesta mantener al 100% sus áreas operativas. Muchas habitaciones están fuera de uso; en la mayoría de ellos, por problemas de falta de liquidez para realizar reparaciones mayores. Esto es una debilidad muy fuerte ya que si se produce una mejora en el país no podremos a corto plazo ofrecer servicios de calidad.

La fuga de talento con la crisis eléctrica se ha agudizado. No se cuenta con personal calificado para realizar las actividades diarias. La mayoría del personal al presentar la renuncia, refiere que se irá de Venezuela. La grave crisis del abastecimiento de la gasolina, tiene paralizado al estado. El personal no puede llegar a sus puestos de trabajo.

Sector construcción

El sector construcción no ha tenido un comportamiento diferente a los meses anteriores; sus representantes informaron que, solo se está trabajando al 10% de su capacidad.

error: