Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Galardonan al “papá” de Mafalda

23/05/2014

El dibujante y humorista de 82 años Joaquín Salvador Lavado, conocido mundialmente como Quino (Mendoza, Argentina, 1932), se convirtió ayer en el vencedor del Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2014, al imponerse en la última votación y por una amplia mayoría a los otros dos finalistas: el filósofo español Emilio Lledó y al biólogo español afincado en Estados Unidos Francisco José Ayala.

El jurado, presidido por el presidente del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, destacó que la obra de Quino “conlleva un enorme valor educativo y ha sido traducida a numerosos idiomas, lo que revela su dimensión universal”. De sus personas aseguró que “trascienden cualquier geografía, edad y condición social”. Y de Mafalda, la niña argentina de seis años que odia la sopa, ama a los Beatles y acaba de cumplir 50 años, dijo que es

“una niña inteligente, irónica, inconformista, contestataria y sensible que sueña con un mundo más digno, justo y respetuoso con los derechos humanos”.

En entrevista con EL UNIVERSAL, García de la Concha reconoció que la decisión había sido muy difícil y los debates “muy intensos”, no sólo “porque “el premio abarca el área de comunicación, pero también de humanidades, sino también por el gran nivel de los 22 candidatos”, entre los que figuraban los fundadores de Skype, el programa de mensajes instantáneos de texto, voz y video, la agencia Magnum de fotografía, las periodistas Caddy Adzuba y Cristiane Amanpour, el escritor Roberto Saviano y el periodista y columnista de EL UNIVERSAL, Jacobo Zabludovsky, a quien definió como “una personalidad muy relevante que no sólo es un periodista destacado en México sino también en España, donde se le admira mucho”.

También el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro, miembro del jurado, destacaba el nivel de las candidaturas y los intensos debates durante las primeras votaciones. Y aseguraba que sólo ser nominado, como lo fue la UNAM en el año 2009 en que finalmente ganó, “es todo un éxito, un honor y un orgullo aunque no se gane”.

Narro Robles destacó además el hecho de que dos mexicanos hubieran estado nominados: Jacobo Zabludovsky y la filóloga Margit Frenk (quien tenía pocas posibilidades, puesto que en el jurado figuraba el presidente de El Colegio de México, Javier Garciadiego Dantán), y aseguró que ambos habían tenido grandes elogios del jurado durante las deliberaciones.

En el jurado estuvieron presentes los periodistas Luis María Anson, José Antonio Álvarez Gundín, Javier González Ferrari, José Antonio Vera Gil; el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha; la socióloga Inés Alberdi Alonso; Alberto Anaut; Juan Barja de Quiroga Losada; la filósofa Adela Cortina Orts; Albert Espinosa i Puig; Soledad Fox Maura; Jordi Gutiérrez Roldán; Miguel Ángel Liso Tejada; Benigno Pendás García; Enrique de Ybarra e Ybarra; y Ramón López Vilas como secretario.