Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Ganaderos toman como “un mal chiste” anuncios de Castro Soteldo

Ganaderos
30/10/2018
|
FOTOGRAFÍA: ROSALINDA HERNÁNDEZ

Como una medida más simbólica que práctica, definió Leonardo Figueroa, presidente de la Asociación de Ganaderos del Táchira (Asogata), el anunció del cierre de la frontera comercial entre Venezuela y Colombia. Por otra parte, denunció que el gobierno nacional confiscó 254 reses que fueron beneficiadas y pasaron al Ministerio de la Alimentación.

Los gremios de ganaderos del fronterizo estado Táchira y el departamento Norte de Santander (Colombia), reaccionaron ante los recientes anuncios del ministro de Producción Agrícola y Tierras, Wilmar Castro Soteldo, sobre el cierre comercial de la frontera colombo-venezolana, como una medida ante el posible brote de fiebre aftosa que podría estar afectando a los rebaños en el vecino país.

“Quienes vivimos en la zona de frontera sabemos que está cerrada desde hace más de tres años y lo que existe es apenas un paso peatonal. No hay comercio legal de animales de ninguno de los dos lados. El comercio que sí existe es el contrabando a través de las trochas y sucede desde Venezuela hacia Colombia, porque aquí tenemos la carne más barata del continente y probablemente del mundo”, precisó Figueroa.

En Venezuela, el precio de la carne es muy económico, tomando en cuenta la devaluación del cono monetario nacional, por lo que resulta más fácil a las mafias llevar el ganado a Colombia y beneficiarse con el diferencial cambiario, obteniendo grandes ganancias en deterioro de la ganadería formal de ambos países, agregó.

Lo que sí tiene alarmado al gremio ganadero del Táchira es la confiscación de 254 toros la semana pasada, animales que procedían del estado Barinas con las correspondientes guías emitidas por el Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral (Insai), con certificados de vacunas y demás documentación en regla.

“Al llegar a la alcabala de La Pedrera, en el estado Táchira, los camiones fueron custodiados por funcionarios de la Guardia Nacional, quienes los llevaron hasta los mataderos para ser beneficiados y luego ser confiscados por el Ministerio de Alimentación”, denunció el presidente de Asogata.

La acción ha sido rechazada por el gremio en pleno y catalogada de ilegal y anárquica por el gremio ganadero, traerá mayor escasez de carne al país de la que ya se está viviendo y es una acción que, aunque sucede por vez primera en Táchira, se ha hecho común en estados como Guárico, Portuguesa, Barinas, Apure y Cojedes.

“Si el gobierno requiere de proteína cárnica debería obtenerla de las haciendas y hatos que fueron confiscados, que en su momento representaba más del 20% de la producción nacional de carne y dejar al sector privado que trabaje en libertad económica como lo establece la Constitución”, dijo Figueroa.

De continuar la “anarquía” en la que vive el país, – advirtió el presidente de Asogata- no solo tendrán quebradas el 20% de las unidades productivas que han sido confiscadas, también irá a la quiebra el sector privado nacional.

Colombia no se lo creía

La primera impresión que tuvo el Comité de Ganaderos del departamento colombiano de Norte de Santander, fronterizo con el estado Táchira, al conocer el anuncio del cierre comercial de la frontera, es que se trataba de un chiste.

“Cuando se conoció el comunicado pensamos que se trataba de un mal chiste. En la medida en que avanzó el tiempo nos dimos cuenta que era un comunicado oficial y lo único que podemos decir es que el mundo está al revés”, declaró el presidente del Comité Ganadero, Andrés Hoyos.

“Nadie entiende cómo después de 10 años de estar ingresando ilegal ganado desde Venezuela hacia Colombia por el efecto del diferencial cambiario, ahora se diga que nuestro ganado está generando problemas sanitarios en Venezuela, cuando es todo lo contrario”, apuntó.

Calificó la medida como una estrategia que utiliza el gobierno venezolano para ocultar los grandes inconvenientes que padece el país y hacer creer a la opinión pública internacional que es Colombia quien le genera problemas.

El presidente del Comité de Ganaderos del Norte de Santander señaló que la medida, -si se llega a cumplir- va a beneficiar a Colombia y se convertiría en una buena noticia para la ganadería nacional porque evitará que ganado venezolano ingrese a territorio nacional.

Negó que los rebaños colombianos estén ingresando a territorio venezolano y espera que con el anuncio el gobierno del vecino país “definitivamente controle la frontera y el inventario ganadero que ha traído considerables problemas a la ganadería de Colombia”.

error: