Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Gobierno chavista se apodera de otra empresa “abandonada” por sus dueños

Chavismo
04/09/2018
|
FOTO: CORTESÍA CIUDAD MARACAY

El gobierno de Nicolás Maduro ocupó formalmente la empresa Lincoln Soldaduras de Venezuela, filial local de la compañía trasnacional estadounidense Lincoln Electric, la cual estaba paralizada desde hace algún tiempo y que ahora amenaza con emprender acciones legales por el uso de sus marcas por parte del chavismo.

La firma producía electrodos y otros consumibles de soldadura para la construcción, infraestructura y la industria petrolera.

“Tras mucho tiempo enfrentando dificultades cesaron operaciones y las autoridades tomaron las instalaciones”, dijo una fuente con conocimiento del caso.

En un escueto comunicado difundido este 4 de septiembre dirigido “a quien pueda interesar” fechado el 31 de agosto, la empresa con sede en Cleveland Ohio, y que cotiza en los mercados de valores de Estados Unidos, afirma que “se vio en la obligación de cesar sus operaciones de manufactura en su planta ubicada en la Zona Industrial La Hamaca en Maracay, estado Aragua, debido a la actual situación del mercado”.

“La empresa no se responsabiliza por el uso que se haga de sus instalaciones, maquinaria y equipos. Tampoco por la seguridad de las personas que realicen tales operaciones, ni por cualquier impacto ambiental o por la calidad de los productos que allí se puedan estar manufacturando que bajo ningún concepto responden a nuestros estándares ni forman parte de nuestro portafolio comercial. Frente al uso indebido de nuestras marcas nos reservamos la facultad de ejercer las acciones legales que correspondan. Atentamente Lincoln Soldaduras de Venezuela, C.A”, dice el texto.

La empresa, que tiene operaciones en 63 localidades de 23 países y su red de ventas y distribución cubre 160 naciones, se concentra en el diseño, desarrollo y fabricación de productos de soldadura por arco (electrodos), sistemas robóticos de soldadura por arco, plasma y equipos de corte de oxicorte. Afirma que es líder mundial en el mercado de las aleaciones de soldadura fuerte y soldadura fuerte.

La firma no ha dado detalles de su malograda salida de Venezuela, la última alusión formal a este país aparece en su informe de resultados del primer trimestre de este año, en el cual registró “pérdidas en la desconsolidación de su subsidiaria en Venezuela por 33,252 millones de dólares”.

El informe recogía los números de los nueve meses terminados el 31 de marzo de 2017.

Lincoln se expandió a Venezuela en 2001, cuando adquirió la firma local “Messer Soldaduras de Venezuela”, que era líder en la manufactura y consumo de productos de soldadura.

Operaba en la zona industrial La Hamaca, de Maracay, en el céntrico estado Aragua.

En el segundo trimestre de 2018 el consorcio Lincoln Electric Holdings INC (Nasdaq LECO) reportó ingresos netos por $68,9 millones, con una ganancia por acción de $0,92.

Según la versión oficial del chavismo, recogida por los servicios de prensa del gobierno del estado Aragua, “esta empresa tiene una capacidad productiva de mil 200 toneladas de electrodos al mes y gracias a la desidia de sus antiguos patronos solo fabricaban 10 toneladas”, de tres tipos de electrodos, cuando su portafolio debe ser de 60 tipos.

El lunes 3 de septiembre el gobernador oficialista e Aragua, Rodolfo Marco Torres, junto al ministro del Trabajo, Eduardo Piñate, representantes sindicales de Lincoln Soldaduras de Venezuela, ejecutaron “una medida de ocupación temporal de sus instalaciones, ante el abandono ilegal de sus patronos”, según la información oficial.

Piñate, señaló que esta empresa es de vital importancia para el país, porque fabrican electrodos para la industria petrolera, ferroviaria, para la Gran Misión Vivienda Venezuela, entre otras que permiten la eficiente productividad de la nación.

“Vamos a mantenerla en funcionamiento, elevar su operatividad y llevarla a los niveles máximos de producción, es un desafío que tiene la clase obrera de la empresa Licoln Soldaduras de Venezuela”, dijo Piñate a los trabajadores.

“Estamos acá desde el pasado viernes y ellos han expresado plena disposición de trabajar, esta es una empresa que tiene la capacidad de fabricar mil 200 toneladas de electrodos y apenas estaba produciendo unas 10 toneladas al mes, y solo de 3 tipos de electrodos, cuando tiene la capacidad de producir una variedad de 60 tipos de electrodos”, precisó.

Marco Torres por su parte dijo que cuando el presidente Maduro supo “de esta irregularidad que habían cometido los patronos al irse y abandonar a los trabajadores, ordenó apoyarlos y reactivar la empresa para poner a producir a Lincoln”.

El secretario de organización del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Lincoln de Venezuela, Néstor Padilla, dijo que se enteraron a las 3:00 de la madrugada del viernes 31 de agosto que la empresa “había sido cerrada ilegalmente”.

“Algunos trabajadores de la nómina mensual fueron desalojados de sus puestos de forma arbitraria, porque dejaron algunas cosas personales en sus sitios de trabajo y ellos llamaron, de allí contactamos a las autoridades, a quienes recibimos inmediatamente con esa respuesta rápida de gobierno”.

Afirmó que después de la intervención han producido electrodos y han demostrado que la planta está operativa.

error: