Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Gobierno ofrece a Rusia valiosos activos petroleros a cambio de grandes préstamos

Pdvsa
11/08/2017
|
FOTO: MIGUEL GUTIERREZ | EFE

El gobierno de Venezuela recurre cada vez con más fuerza a su aliada Rusia en busca de dinero y créditos que necesita para sobrevivir, ofreciéndole a cambio valiosos activos petroleros, dijeron a Reuters fuentes cercanas a las negociaciones.

Mientras el país miembro de la OPEP busca salidas a la aguda crisis económica y a protestas callejeras antigubernamentales, Moscú utiliza su posición como prestamista de último recurso para ganar más control sobre las reservas de crudo venezolanas, las más grandes del planeta.

La estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) ha estado negociando en secreto al menos desde principios de este año con su par rusa Rosneft y le ha ofrecido participaciones en hasta nueve prolíficos proyectos petroleros, según un representante de alto rango del gobierno venezolano y dos fuentes del sector familiarizadas con las conversaciones.

En abril, Rosneft entregó a Pdvsa más de 1.000 millones de dólares a cambio de envíos futuros de petróleo. En al menos dos ocasiones, Venezuela ha utilizado el dinero ruso para evitar incumplimientos con tenedores de su deuda, dijo a Reuters un alto funcionario de Pdvsa.

La estatal rusa también se ha posicionado como un intermediario en ventas de petróleo venezolano a clientes en todo el mundo. Gran parte de los barriles terminan en refinerías de Estados Unidos, a pesar de las sanciones estadounidenses contra Rusia, ya que son vendidos a través de firmas especializadas en el comercio de hidrocarburos.

El creciente control de Rusia sobre el petróleo venezolano le da un mayor peso en los mercados de energía de América.

Rosneft ahora revende cerca de 225.000 barriles por día (bpd) de crudo venezolano -equivalentes al 13 por ciento de las exportaciones totales del país sudamericano-, lo suficiente para satisfacer la demanda diaria de un país como Perú.

La mayor parte del petróleo que Venezuela le entrega a Rosneft va al pago de miles de millones de dólares en préstamos que el Gobierno de Maduro ya ha gastado.

El gobierno socialista de Maduro necesita el dinero ruso para financiar desde pagos de bonos hasta importaciones de alimentos y medicinas en medio de una grave escasez.

Legisladores de oposición dicen que Rusia se está comportando más como un depredador que como un aliado.

“Definitivamente Rosneft ha estado aprovechando la circunstancia”, dijo Elías Matta, vicepresidente de la comisión de energía del Parlamento, de mayoría opositora. “Saben que es un Gobierno débil que está urgido de dinero y ellos son tiburones”.

 

error: