Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

La carne y el pollo desaparecen de los comercios de Caracas

Nevera vacía-carne
16/11/2017
|
TEXTO: ROXIMAR TOVAR | FOTOS: DANIEL HERNÁNDEZ

En la mayoría de las carnicerías de Caracas, la carne de res y el pollo están desaparecidos desde que el gobierno, a través de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), inició fiscalizaciones del sector y aprobó los nuevos precios para la carne.

En un recorrido realizado de El Estímulo por varios negocios de Caracas, se pudo constatar que la carne y el pollo están ausentes en las neveras.

José Méndez, quien tiene siete años trabajando en una carnicería en la parroquia Caricuao, afirmó que el martes hizo un pedido de pollo porque desde el sábado no tiene mercancía. “Hace dos meses contábamos con 20 cestas de pollo por semana, ahora solo tenemos dos por semana”, dijo Méndez.

Por la falta de inventario, se redujo la jornada laboral. “Aquí somos siete carniceros y desde que está el problema de la carne solo trabajamos cuatro empleados por día”, aseguró José Méndez.

El martes 14, en el Excelsior Gama de Santa Eduvigis las neveras de carne y pollo estaban vacías. Lino, uno de los clientes que buscaba ese tipo de proteínas, optó por comprar cerdo ante la ausencia de las otras carnes.

“La regulación que hace el gobierno con los precios no funciona, porque eso lo que provoca es mayor escasez”, indicó mostrando cierta molestia.

“La carne no llegó más desde que el gobierno reguló los precios”, comentó un empleado del local a El Estímulo.

La situación se repite con más fuerza en el interior del país, donde la posibilidad de encontrar esa proteína es menor.

En la lista de precios regulados el kilo de carne más cara (lomito) cuesta Bs 80.000 y el kilo de la más económica (lagarto con hueso) tiene un precio de Bs 38.000.

El kilo de pollo entero está en Bs 24.500, aunque los camiones cavas, que expenden en las ferias municipales, lo venden en Bs 29.000.

El kilo de muslo está fijado en Bs 26.500, el de alas en Bs 26.000 y el de pechuga en Bs 27.500.

La actuación de la Sundde a nivel nacional con las fiscalizaciones que han terminado con la venta supervisada de la mercancía, ha provocado el cierre de carnicerías y distribuidoras de pollos, sobre todo los ubicados en zonas populares.

Carnicerias cerradas

La regulación impide que los puntos al detal puedan comprar la carne o el pollo porque los proveedores lo ofrecen a precios superiores a los regulados. Los que se mantienen abiertos ofrecen carne de cerdo.

La escasez de divisas y la crisis económica han afectado el circuito completo.

Los alimentos balanceados para los pollos no se consiguen, razón por la que la producción se ha reducido y en consecuencia su precio se ha incrementado, lo que también se explica en el alza en los costos de operación.

 

 

 

 

error: