Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

La gente deja de presupuestar, ahora compra

AP Images

La pérdida de confianza en la moneda local hace que realizar un presupuesto familiar en bolívares no tenga sentido, indicó Boris Ackerman, especialista en finanzas, durante la mesa de análisis “¿Cómo proteger mi dinero de la inflación? Supervivencia en la selva inflacionaria”.

Para el experto la mejor forma de resguardar el valor del dinero es acumulando lo máximo posible bienes no perecederos que permitan garantizar las necesidades de alimentación por algún tiempo.

¿Cómo presupuestar en un escenario de incertidumbre? “El presupuesto en bolívares carece de sentido, lo que tenemos que hacer es un presupuesto en kilos de carne, de pollo, en bienes, en la cantidad de champú que vamos a usar. Hay que tratar de adelantar las compras en la medida de lo posible. Lo que consigas, cómpralo, porque después estará más caro”, dijo al concluir su presentación en el evento organizado por Cedice Libertad y su Observatorio de Gasto Público.

Ahorrar en bolívares pierde vigencia en una economía de alta inflación. “Hay que tratar de generar ingresos en divisas, con pagos en otros bienes o servicios distintos a la moneda local”, dijo Ackerman.

El especialista coincide con el economista Willians Ruiz, director ejecutivo del Instituto Mises Venezuela, también expositor, en que Venezuela se encuentra en medio de un proceso de hiperinflación.

Ambos indican que más allá de las cifras de inflación mensual, las demás condiciones para una hiperinflación están dadas. Ackerman sostiene que por tal concepto se puede entender la pérdida de la confianza en la moneda local. “Ya no cuenta con la mayoría de las condiciones que debe tener una moneda como ser transportable, transferible y cuantificable”.

Esta situación avizora que el primer trimestre de 2016 sea más crítico aún porque no hay compromiso electoral, dijo Ruiz.