Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Venezuela importa cada año más gasolina y petróleo de Estados Unidos

Facebook Pdvsa
24/03/2017
|
FOTO: PDVSA

En diciembre pasado las importaciones de gasolinas y otros productos derivados del petróleo desde Estados Unidos por parte de Venezuela sumaron 2,853 millones de barriles, lo que equivale a un promedio de 92.000 barriles por día (bpd), según cifras oficiales del Departamento (ministerio) de Energía de la principal economía mundial, divulgadas recientemente.

Esto significa que el país que encarna los demonios de la retórica incendiaria del chavismo, ya abastece al menos 12% del mercado interno de combustibles y otros derivados del petróleo de Venezuela, según cálculos de El Estímulo sobre la base de datos oficiales recogidos por la Agencia de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés).

En noviembre Venezuela le compró a su principal socio comercial otros 5,111 millones de bpd, es decir un promedio de 170.000 bpd.

Esta ha sido una de las cifras históricamente más altas, después que en diciembre de 2012 importó a través de Pdvsa 6,111 millones de barriles (203.000 bpd) en derivados y en septiembre de ese año otros 5,882 millones (196.000 bpd).

Ni siquiera después del paro petrolero iniciado en diciembre de 2002, Venezuela necesitó comprar tanto crudo y derivados de otros mercados. Las exportaciones de este renglón de EEUU a Venezuela en febrero de 2003 fueron de 1,534 millones barriles, en tanto en enero de ese año se ubicaron en 709.000 barriles. En total las importaciones desde Estados Unidos en 2002 fueron de 4,130 millones de barriles y en 2004 se ubicó en 4,519 millones de barriles.

El 25 de agosto de 2012 ocurrió un desastroso incendio en la refinería de Amuay, la más importante de Venezuela y una de las mayores del mundo en capacidad instalada de procesamiento de crudos (645.000 bpd).

Según expertos petroleros, Pdvsa nunca se recuperó del todo de aquel siniestro y las instalaciones no han podido volver a trabajar a plena capacidad desde entonces. La petrolera niega esas afirmaciones  y dice que trabaja con absoluta normalidad.

Pero, de hecho, las importaciones venezolanas de gasolinas y otros derivados del petróleo se han mantenido firmes muy por encima del millón de barriles por mes desde finales de 2012.

Si se considera solamente gasolina terminada, para uso final en vehículos, las compras en diciembre pasado alcanzaron a 1,292 millones de barriles (equivalentes 42.000 bpd), según el reporte oficial de Estados Unidos (Pdvsa no divulga sus propias cifras).

Al precio promedio en el mercado ocasional que se facturó la gasolina de la Costa Este de Estados Unidos en diciembre de 2016, esos 1,292 millones de barriles costaron $84,9 millones (cálculos propios).

Eso es lo mínimo que pagó el país en dólares (sin contar costos de transporte, seguro y posterior distribución) por un producto cuyo precio final en el mercado venezolano es equivalente a cero, en términos prácticos, medido también en dólares (un tanque completo, lleno, más caro para un vehículo de alto consumo equivale hoy a cerca de 0,8 dólares (ochenta centavos) al cambio paralelo que determina la mayor parte de las relaciones de precios en la economía local.

En enero pasado el precio de la gasolina se ubicó en $1,593 por galón para caer a 1,543 en febrero.

Todavía no hay información oficial sobre cuánta gasolina y productos importó Venezuela en los primeros dos meses del año 2017.

En barriles, la de diciembre fue la tercera importación más grande de gasolina desde Estados Unidos, después de los 2,908 millones comprados en diciembre de 2012 (94.000 bpd) y los 2,541 millones en noviembre de ese mismo año (85.000 bpd).

Por esa importación en diciembre de 2012, cuando el precio promedio para venta a revendedores en Estados Unidos estaba en $2,565 por galón, Venezuela desembolsó 313 millones de dólares.

En noviembre de 2012, a los precios del mercado, había pagado otros $287 millones.

Venezuela es el segundo mayor cliente mundial de las gasolinas de Estados Unidos, después de México.

El país gobernado por el chavismo compra además importantes volúmenes de naftas (usadas para diluir hidrocarburos), lubricantes y oxigenantes para gasolinas, como el MTBE (Metil Terbutil Eter, que eleva el octanaje).

El aumento de las compras de productos y derivados a Estados Unidos ha acelerado la caída sostenida de las exportaciones netas al principal consumidor de energía del mundo.

En diciembre pasado Pdvsa le vendió, neto, descontadas las importaciones, solamente 697.000 bpd, contra 1,047 millones de bpd en julio de 2012, un mes antes de la tragedia de Amuay.

Las exportaciones totales de Pdvsa al mundo también se han visto reducidas por una caída sostenida de la producción (menos 270.000 bpd en 2016 según reportes enviados a la OPEP) atribuida por expertos de la industria y analistas independientes a problemas operativos y financieros que le impiden reponer la declinación natural de los yacimientos. Ahora, un acuerdo de la OPEP vigente desde enero pasado, ha determinado un recorte formal de la producción de los socios.

- Petróleo crudo para Pdvsa -

Según los datos de la Agencia de Información del Departamento de Energía, Estados Unidos exportó en 2016 un promedio de 29.600 barriles por día de petróleo crudo a Curazao, para ser usado por la refinería Isla, que es operada por Petróleos de Venezuela.

“Curazao, localizada en el mar Caribe, al norte de Venezuela, recibió 30.000 bpd de crudo de Estados Unidos en 2016, haciendo de éste el tercer mayor destino. La refinería Isla, de Curazao, tiene una capacidad para procesar 330.000 bpd y además maneja instalaciones de almacenamiento de productos”, señala el más reciente informe de la AIE.

“Reportes comerciales y el seguimiento de los movimientos de barcos indican que las exportaciones de crudo de Estados Unidos probablemente están siendo usadas para mezclas con petróleo pesado venezolano, ya sea para procesarlo en la refinería Isla o para reexportarlo a clientes de Pdvsa”, agrega.

Entre despachos a 26 clientes, Curazao es el tercer destino mundial para los crudos de EEUU, después de Canadá y Países Bajos.

Las exportaciones totales de petróleo estadounidenses alcanzaron a 520.000 bpd en promedio durante 2016, con un aumento de 12% respecto a 2015, cuando a finales de ese año fueron levantadas las restricciones legales para las exportaciones de crudo.