Petróleo con agua, la razón de la caída de exportaciones de Pdvsa en noviembre

A pesar de la caída de las exportaciones de crudo en noviembre, el envío de subproductos petroleros y petroquímicos continúa en aumento

Petróleo con agua, la razón de la caída de exportaciones de Pdvsa en noviembre

A pesar que en el mes de octubre Pdvsa tuvo un repunte en sus exportaciones de crudo con alrededor de 711.000 barriles por día (bpd), en noviembre el panorama fue distinto. La estatal petrolera exportó solo 572.567 bpd, debido a problemas con la calidad del producto.

En concreto, el petróleo venezolano tiene un problema en este momento: está lleno de agua. Según la agencia Reuters, Pdvsa en la segunda mitad del año comenzó a aprovechar un suministro estable de condensado iraní para diluir el petróleo extrapesado y aumentar la producción, pero esto generó una mala calidad del petróleo exportable. «El exceso de agua en algunos crudos exportables está generando demoras en la carga», señala la agencia de noticias tras leer un reporte interno de Pdvsa

Otro problema de Pdvsa es que la descarga constante de condensado importado está privando a la estatal petrolera de de infraestructura clave para las exportaciones. Esto genera una acumulación de inventario.

A pesar de la caída de las exportaciones de crudo, el envío de subproductos petroleros y petroquímicos en noviembre sigue en aumento.

Más de dos tercios de los cargamentos zarpan con destino a China y otros países asiáticos en petroleros fletados por empresas con poca trayectoria en el comercio de petróleo, según los documentos y los datos. Mientras tanto, a Cuba se envió un promedio de 77.000 bpd de crudo, combustible para aviones y gasolina.

Menos exportación pero más producción

En contraste con los envíos, Reuters señaló que la producción de crudo de Pdvsa subió a un pico diario de 904.000 barriles en noviembre y promedió unos 830.000 bpd en el mes, un nivel no visto desde principios de 2020, según datos internos de PDVSA y estimaciones independientes.

¿Qué ha cambiado? Un suministro estable de diluyentes iraníes como parte de un acuerdo de intercambio de petróleo por condensado ha hecho posible mantener a flote las principales operaciones de producción y transporte de la Faja del Orinoco del país.

Aún así, las exportaciones se retrasaron, lo que obligó a Pdvsa a utilizar almacenamiento flotante para el crudo diluido, según documentos internos.

Información publicada en Reuters