Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

¿Por qué la empresa venezolana Vikua es prometedora para Forbes?

Cortesía Vikua
06/10/2015
|
RAFAEL SANTELMO, MARCELO RICIGLIANO, ANDRÉS DE JONGH Y JUAN JOSÉ POCATERRA | CORTESÍA VIKUA

Esta iniciativa venezolana escogida por la revista entre los 30 negocios con futuro en América Latina se dedica a desarrollar proyectos en ciudades pequeñas, adapta sus soluciones a los problemas de cada municipio y este año se aliaron con Advantel Consultores para agregar valor a su oferta. Con los fundadores, hallamos 10 razones que los diferencian.

La mejor señal de que un emprendimiento crece es cuando el personal comienza a invadir el área que estaba destinada para las reuniones. En la oficina de Vikua, en Chuao, Caracas, una mesa que se dedicaba a las citas de planificación está tomada ahora por nuevos desarrolladores con sus laptops. Se siente una energía diferente.

El nombre de Vikua comenzó a retumbar este mes cuando anunciaron que habían sido seleccionados por la revista Forbes México como una de los 30 promesas de negocios de América Latina. 

Algunos se preguntarán ¿por qué esta empresa y no otra? ¿Qué tiene Vikua que no tienen otros emprendimientos en Venezuela?

En el artículo de la revista explican que Forbes Centroamérica seleccionó a 30 firmas “con gran potencial de crecimiento y desarrollo”. Señalan que todos son participantes de los programas de apoyo al emprendimiento de parte de los organismos que colaboraron en el informe: Endeavor Colombia, Endeavor Perú, Endeavor Chile, Endeavor Argentina, Endeavor Uruguay y Young AmericasBusiness Trust.

“Algunos de ellos son ganadores o finalistas y otros más tienen reconocimientos especiales. Así son los futuros grandes empresarios”, afirman.

Juan José Pocaterra, uno de los co fundadores de Vikua, explicó que la revista les puso el ojo cuando participaron en el IV Foro de Jóvenes, previo a la Cumbre de las Américas, celebrado este año en Panamá, en el que participaron.

Pero ¿qué fue lo que vieron? Nos reunimos con el equipo fundador para definir lo que pudiera estar diferenciándolos en el mercado:

1. Es una de las pocas empresas que se dedica a las Ciudades Inteligentes en América Latina
Vikua ofrece soluciones tecnológicas para los principales problemas que viven las ciudades: el tránsito, la movilidad y la seguridad. Fue la primera en desarrollar e implementar el sistema de control dinámico de tránsito en Caracas (2012), el Sistema Automatizado de Recaudo en la red de transporte masivo Trolebús en Mérida (2013), desarrollaron la primera plataforma venezolana de información de tráfico en tiempo real llamada Intraffic (2011) y la plataforma en la nube para la gestión de detenidos y prisioneros del estado mexicano de Guanajuato (2014). Además, incorporaron el proyecto de Corredor Vial Inteligente en Margarita y diseñaron el Sistema Integrado de Transporte TransBaruta (2015).

2. Plantean sistemas adaptados a cada ciudad
Primero investigan el problema y las condiciones de la ciudad o municipio, hacen el desarrollo tecnológico dependiendo de las limitaciones y ventajas que se les presenten y lo tratan de manera integral.

“En cambio, hay otras empresas que ofrecen el mismo producto para todos, y eso no siempre responde a la realidad de cada una. Por ejemplo, en Caracas, tenemos un caso de un municipio en el que hay vecinos que no aceptaron colocar antenas en la platabanda de sus edificios para poder montar la red de monitoreo del tránsito en una avenida crucial”, explicó Juan José Pocaterra, co fundador y director comercial de Vikua.

“No es lo mismo implementar una solución al tránsito en Chacao que en el municipio Girardot, de Maracay, por ejemplo. Esto hace que ninguna solución sea igual a otra. Y nos permite ir mejorando”, agregó Marcelo Ricigliano, director ejecutivo de la firma.

vikua 1

3. Hacen foco en las ciudades emergentes
Mientras otras firmas buscan las grandes ciudades para hacerse de contratos millonarios, en Vikua prefieren las pequeñas, pero que tendrán crecimiento más rápido, las que cuentan con entre 300.000 y 2 millones de habitantes. Porque nadie las mira y allí hay menos competencia.

“Hace dos semanas, el alcalde de la cuidad Oruro, en Bolivia, que tiene 350 mil habitantes, nos decía que ninguna otra empresa se había interesado en ayudarlos a buscar soluciones. Allí se celebran uno de los carnavales más famosos. Tienen mucho potencial de crecimiento y quieren convertirla en una ciudad digital”, contó Pocaterra.

vikua 2

4. Apuestan a negociar con el sector público
Muchos emprendedores no se atreven a acceder al mercado de las ciudades inteligentes, aunque se calcula en $1,3 trillones, porque implica negociar con el sector público, donde en muchos casos no se mantiene la continuidad de gestión. “Existe el mito de que es imposible.

“No ha sido fácil, hay que saber relacionarse, pero hemos logrado implantar soluciones, haciendo énfasis en los beneficios que ofrecerá a los ciudadanos”, precisó Ricigliano.

5. Comenzaron a probar en Venezuela
No solo porque en el país resulta más económico probar y equivocarse, sino porque aquí encontraron sus primeros “earlier adopters”, esos clientes que confiaron en sus soluciones tecnológicas aunque no tenían mayores referencias, porque no habían sido probadas antes. Las alcaldías de Chacao, Baruta y Girardot fueron las pioneras. Eso le permitió al equipo de Vikua comprobar, descartar y validar desarrollos, que luego han podido ofrecer en otras ciudades. “Buscamos trabajar en países que tengan condiciones similares a Venezuela”, precisó Rafael Santelmo, co fundador de Vikua.

6. Han desarrollado soluciones innovadoras
Trabajar en Venezuela también los ha llevado a innovar, porque se han topado con limitaciones, como por ejemplo, transmitir data en un país en el que no hay fibra óptica. Pocaterra explicó: “Cómo hacerlo sin romper calles y que sea asequible para los municipios. Pues, lo hemos afrontado con redes inalámbricas. Es más complejo y nos ha llevado más tiempo la implantación, porque hay que hacer más enlaces para que tengan líneas de vista. Pero eso nos ha permitido que otras ciudades emergentes puedan apostar a proyectos de ciudades digitales. De otra manera, no tendrían cómo pagar la fibra óptica”.

7. Tienen un laboratorio a la vista
El hecho de que trabajen con ciudades y que los beneficiarios de sus soluciones sean los mismos ciudadanos permite que los resultados tengan un gran impacto y puedan ser valorados por la opinión pública. “Tenemos un laboratorio perfecto. Todo se nota. Y como en tecnología no hay un punto final, estamos mejorando permanentemente”, comentó el otro co fundador, Andrés de Jongh.

Uno de los casos de éxito de los que se vanaglorian fue el sistema de monitoreo que implementaron hace tres años en la avenida principal de Las Mercedes, donde lograron aligerar el tránsito.

8. Asumen los fracasos como aprendizaje
Como en todas las startup, en Vikua no todo ha sido felicidad. También tienen en su haber fracasos de los que han sacado provechosos aprendizajes. Tienen varios asociados a la falta de continuidad de los proyectos. El que recuerdan más fue el del Sistema de Control de Altura en el puente Los Ruices, sobre la autopista Francisco Fajardo de Caracas, conocido por los choques frecuentes de gandolas contra la barra de seguridad.

En Vikua, desarrollaron un sistema que permitía enviar señales de alerta a la Policía Nacional cuando un camión superaba la altura permitida. “En una prueba piloto que hicimos, logramos detectar y documentar 150 camiones, cuyos conductores fueron multados – contó Marcelo Ricigliano-. Ese mes no hubo accidentes allí. Pero eso fue en abril de 2012, después se perdió la continuidad del proyecto”.

“Esa es una pata floja que tenemos en Venezuela – explicó Pocaterra-, que la normativa impide a la administración pública firmar contratos plurianuales. Solo pueden contratar por proyectos y eso atenta contra la continuidad. Lo bueno de este proyecto, y así me lo hizo saber un directivo de la Policía Nacional, es que logramos demostrarles que con tecnología podían hacer mejor su trabajo”.

9. Aprendieron que cobran tarde
Desde hace año y medio las finanzas de la firma ya tiene números azules y se sostiene por sí sola. Comenzaron el negocio con fondos propios, se toparon con la dificultad de que sus ciclos de venta tardan porque se llevan un año, en promedio, para desarrollar cada proyecto (entender el problema y convencer a las autoridades para que consigan los fondos). “Con los golpes, aprendimos, porque al inicio pensábamos que los municipios no iban a poder pagar lo que costaba nuestro trabajo”, contó Ricigliano. Además, un inversionista creyó en ellos e invirtió en el negocio. En este momento, afirman, están en crecimiento orgánico: buscan fondos de aceleración para lograr escalar el negocio de manera exponencial.

10. Se aliaron para crecer y ganar valor
En julio de este año, el equipo de Vikua firmó un acuerdo con la empresa Advantel Consultores, un grupo venezolano que tiene 12 años en el mercado y que ofrece soluciones en telecomunicaciones, infraestructura para redes, bancos y el sector público. “Ellos tienen el ‘know how’ en redes y nosotros el del software y transporte de datos. Una ciudad necesita de la infraestructura y de las aplicaciones que rodarán en esta infraestructura. Esta solución integral nos diferencia en el mercado. Estamos en proceso de crecimiento para ser más agresivos en la oferta de valor”, apuntó Ricigliano.

La alianza les permite sumar logros y poder decir que han operado en Venezuela, Estados Unidos, Panamá, México y Ecuador. Ahora tienen el reto de hacer una comunión entre las dos culturas corporativas. Advantel Consultores será el nombre que las agrupe, Vikua será la unidad de Ciudades Inteligentes.

Vikua también creo y fundó otros dos emprendimientos que están en desarrollo: Intraffic, un proveedor avanzado de data de tráfico para empresas que tengan oportunidades de negocio en esta área, y Siplik, una startup de manejo de historias médicas en línea.

“Queremos seguir siendo una incubadora de otros emprendimientos. Eso nos va a ayudar a diversificar el negocio”, explicó Rafael Santelmo, co fundador de Vikua y director general de Intraffic.

vikua 3