Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Protestas y Constituyente frenan viajes de vacaciones

AVN
29/06/2017
|
FOTO: AVN

La represión a las protestas y el cierre de vías no solo afecta la posibilidad de ir a trabajar o estudiar con normalidad, sino también de vacacionar. La incertidumbre política de los últimos meses, a la que se suma la Constituyente, hace que los venezolanos no quieran alejarse de sus casas. “Las reservaciones para temporada vacacional han caído fuertemente desde el 20 de abril”, dice José Antonio Yapur, presidente de Conseturismo.

Preocupado dice que podrían ser las peores cifras en años en hotelería y servicios turísticos. “La situación es tal que no se veía algo similar desde el paro de 2003″, a pesar de que este año había comenzado con un ligero repunte en Carnavales y Semana Santa, pues las cifras mostraban una recuperación de 5% en comparación con 2016.

“Quienes se están moviendo no lo hacen ya por vacacionar, sino por compromiso laboral o familiar, o en alguno que otro caso, alguien que busca un momento de relax en medio de la tensa situación del país, aunque no es lo más común”, señala.

Por la precaria situación económica los venezolanos llevan tiempo dando prioridad a otros gastos como alimentación y medicinas.

Los tres meses de protestas antigubernamentales exigiendo el restablecimiento del orden constitucional han incidido también en los números de estados tradicionalmente turísticos, como Mérida, donde la represión policial o militar a las manifestaciones han ahuyentado a algunos viajeros de un clima que perciben como peligroso.

Igual ocurre con Táchira, Bolívar y Sucre, dice Yapur. “Su ocupación está por debajo de 20%, mientras que otros destinos usualmente solicitados se mantienen”.

Choroní, Morrocoy y Los Roques con hoteles de 4 o 5 estrellas y posadas deluxe o temáticas, con temas gastronómicos o deportes especiales, continúan al mismo nivel de antes, especialmente fines de semana.

“De los 1.000 dólares que necesita alguien para un fin de semana en Aruba, con la mitad puede pasar un buen fin de semana en Los Roques”, asegura el dirigente gremial.

El presidente de Conseturismo explica que en 2016 hubo una caída importante para los hoteles todo incluido, pero a inicios de 2017 repuntó ya que ofrecían precios competitivos. Sin embargo, “los hoteles no pudieron sostener las tarifas. Luego de la actualización de precios, es uno de los sectores que más ha sufrido”.

No es el caso de los hoteles tradicionales (de alojamiento y desayuno), que a excepción de aquellos en ciudades comerciales como Puerto La Cruz o Caracas, se mantienen con la misma cifra de 2016.

Para el sector, la mayor preocupación son las pequeñas posadas o lo que llaman “posada media”, ya que el promedio de ocupación no llega a 12%-15%, por lo que muchas han dejado de operar o cerrado temporalmente, manifiesta Yapur.

Julio Arnaldes, director de la Asociación Venezolana de Mayoristas y Empresas de Representación del Turismo (Avemarep), dice que el complicado panorama lleva a las líneas aéreas a abrir inventarios con un mes o mes y medio de antelación.

Uno de los factores que añade para que el turismo haya caído en el último mes e incida en las reservas vacacionales es el nuevo dólar Dicom. “Pasar de un dólar entre 600 y 700 bolívares a Bs 2.640 genera un impacto significativo en la boletería”, indica.

Antes de esta temporada vacacional, la caída en las reservas había sido de alrededor de 55% en lo que va de año. Arnaldes comenta que ya para esta fecha las reservaciones deberían estar entre 25% y 30%, y no llegan ni siquiera a 5%, tomando como referencia Mérida, Margarita, Miranda y Falcón.

“La incertidumbre política ha afectado gravemente al sector. La gente no quiere hacer reservaciones hasta esperar el 30 de julio por la elección constituyente. Nadie quiere moverse de su casa y menos lejos, no saben a qué van a tener que enfrentarse”, precisó.

- Margarita, turismo cuesta arriba -

El principal polo recreacional del país, que en sus mejores momentos llegó a tener 70% de ocupación, tenía bajas expectativas en cuanto a ocupación hotelera a inicios de año, señala Yapur.

En 2016 el promedio de ocupación fue de 50% en hoteles y 55% en servicios como esparcimiento y recreación, mientras que este año es de 25%.

En los años de 2011/2012 la ocupación era de aproximadamente 60%. Por lo que en cuanto a esos años pudiera hablarse de dos tercios de caída, sin embargo, desde ese año se ha incrementado en 10% el inventario de habitaciones por lo que la oferta ha crecido.

El promedio actual de ocupación de la isla es de 21 a 22%.”El sector turístico esperaba recibir entre los meses de junio, julio y agosto aproximadamente 5.000 turistas. El cierre de vuelos de Conviasa desde Argentina afecta el promedio de ocupación de la isla ya que esperaban alrededor de 400 turistas por semana, es decir, 200 habitaciones por siete días que ahora no lo harán, problema que hasta el momento no tiene solución y que por supuesto le hace daño a la región”, comenta Yapur.

error: