Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Trabajadores de la gobernación de Carabobo esperan mejoras contractuales

tibisay romero
21/05/2019
|
FOTO: ARCHIVO

Layret Figueroa, presidenta del sindicato de Empleados Públicos de la gobernación de Carabobo, junto a la directiva del organismo gremial, informó en rueda de prensa este martes 21 de mayo que rechazan la pulverización de sus sueldos y salarios y la desmejora de beneficios como pólizas de salud o bonificaciones.

“Una conquista histórica como el del seguro de Hospitalización, Cirugía y Maternidad (HCM), hoy en día más de 2000 trabajadores de la gobernación no tenemos ese servicio, producto de la pérdida del poder adquisitivo y además las coberturas o montos no cubren los baremos que manejan las clínicas del país”, expresó Figueroa.

Recalcó que el valor del trabajo ha sido destruido y las conquistas laborales, cercenadas. “Hoy en día el salario mínimo del venezolano es el más pobre de toda Latinoamérica y del mundo, solamente comparado con los que devengan en países africanos como Yemen o Sudán”.

Asimismo indicó que la desmejora de los sueldos empezó con la devaluación que disfrazaron de reconversión monetaria.

Para ejemplificar la crisis de lo que reciben en pagos, dijo que sus sueldos se ubican en un promedio de siete dólares al mes  y con ese monto solamente pueden comprar dos productos de la canasta alimentaria. “Si compras un aceite ya casi se va todo el salario mínimo, porque hay aceites de 39.000 bolívares”.

De igual manera, la vocera sindical lamentó que estén a punto de desconocer las convenciones colectivas en el país.

“El Ministerio del Poder Popular para la Economía y Finanzas y el del Proceso Social del Trabajo emiten un instructivo de aplicación para la administración pública nacional, regional y municipal, donde nos echa por tierra todas las conquistas que en materia salarial se han hecho a través de los años, con un tabulador que definen ellos en unas oficinas, no es el que se discute en las convenciones colectivas, entonces aumenta mucho más el drama (…) Este instructivo se convierte en una camisa de fuerza para los derechos conquistados”, precisó Layret Figueroa.

Refirió asimismo que se ha presentado lo que definió como un retroceso en materia d autonomía de las gobernaciones. “El gobernador Rafael Lacava fue despojado de competencias administrativas y financieras sobre todo vinculadas al manejo presupuestario para el personal. Desconocemos si el patrón natural, que era el gobernador del estado, es realmente nuestro patrón (…) la respuesta que nos dan es que dependemos de la Oficina Nacional de Presupuesto”.

Figueroa además señaló que tienen deudas con los trabajadores desde el año 2018, entre ellas las relativas a la dotación de uniformes, al día del empleado público, al plan recreacional para los funcionarios, a la prima de profesionalización, a las becas de estudio de hijos y trabajadores de la gobernación y al tabulador salarial.

También rechazó que hay un “apartheid laboral”, debido a que entregaron un bono selectivo a algunos funcionarios por 65.000 bolívares y a los directores por 130.000, “pero sobre todo se dieron a los del partido de gobierno”.

Recordó que la única forma para la asignación de bonos especiales es la antigüedad, la evaluación de desempeño y la experiencia en el cargo. “Son los parámetros para bonos o retribuciones especiales”.

error: