Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Trabajadores de Smurfit Kappa esperan aclarar su situación tras intervención

Smurfit
25/09/2018
|
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

La sorpresiva decisión de la gerencia de la empresa trasnacional Smurfit Kappa Group que anunció que estaba “impedida de continuar ejerciendo el control del negocio de Smurfit Kappa Cartón de Venezuela (SKCV) en el país”, debido a acciones que calificaron como arbitrarias y de continuas interferencias, por parte del gobierno nacional, mantiene en incertidumbre de los trabajadores de las cinco plantas en Valencia.

La firma divulgó el lunes 24 de septiembre un comunicado donde expresa las razones de esta decisión y en el que solicita la liberación de dos de sus empleados detenidos en la sede de la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM) en Valencia, Luis Lugo y Cipriano Betancourt.

Las caras largas y algunos ojos apesadumbrados se vieron a las afueras de la planta que fue objeto de una toma temporal, inicialmente de 90 días, que ocurrió el pasado 28 de agosto de este año 2018 y que les fue informada por la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde).

Este martes 25 de septiembre, representantes sindicales de las instalaciones ubicadas en Carabobo sostenían una reunión con organismos gubernamentales. El propósito es conocer qué va a pasar con los trabajadores que desde la mañana del lunes 24 comenzaron a recibir los pagos de una supuesta liquidación.

“Nos enteramos de lo que sucedía porque el gerente de la planta de Cartonal, localizada en Guacara, salió y les dijo que eso era la liquidación. Desde allí se corrió la voz”, mencionó uno de los trabajadores de SKCV.

Marlon Mata, un trabajador de 21 años de servicio, confiesa que quedó “en el aire” cuando supo la noticia.

“Aquí estamos esperando. Hay una reunión en estos momentos en el edificio corporativo y esperar a ver qué nos dicen de esa reunión (…) Nos preocupan muchas cosas, ahorita vamos a quedar así en el aire y la familia. Con lo que nos dieron no alcanza para nada”, añadió Mata.

Dijo que en este período que ya tienen fuera de sus puestos de trabajo, le ha tocado rebuscarse como ayudante de albañilería, de electricidad, como mecánico. “En la planta de operador de sistema de superficie”.

En el país funcionan diez plantas de este grupo empresarial: cinco en Carabobo, dos en Aragua, una en Caracas, otra en Yaracuy y una más en Portuguesa y entre todas poseen al menos 1600 empleados, indicaron trabajadores en Valencia.

error: