Ubii lanza APP con tarjeta y se propone sacudir mercado de pagos

La APP funciona con una tarjeta respaldada por la plataforma de pagos de Visa y con la intermediación del Banco Venezolano de Crédito. Promete facilitar la vida de las personas al momento de completar cualquier compra en bolívares en un país dolarizado y con escasez de efectivo

Ubii lanza APP con tarjeta y se propone sacudir mercado de pagos

Ubii Pagos, una de las empresas de tecnología financiera (Fintech) de más rápido crecimiento en Venezuela, acaba de lanzar al mercado local una tarjeta de pagos en puntos de venta y plataformas electrónicas que facilitará el acceso a servicios financieros a millones de venezolanos, gracias a una alianza con la franquicia Visa y el tradicional Banco Venezolano de Crédito.

Según analistas, el lanzamiento de esta tarjeta prepagada es también una nueva evidencia de la acelerada flexibilización de la economía venezolana, tras años de fuertes controles e intervenciones del Estado socialista que limitaban este tipo de iniciativas.

Ubii comenzó su expansión en 2017, con la oferta de aparatos de puntos de pagos en comercios y servicios en un país que entonces tenía fuertes controles de cambios, de precios y una escasez crónica de medios físicos de pago, así como de productos básicos. Era el comienzo de una dolarización de facto en las transacciones comerciales, que se ha ido afianzando en los últimos años hasta el punto de que hoy día predomina el uso de la divisa estadounidense por encima del malogrado bolívar.

Alternativa a los bancos

Con bancos universales del Estado y privados en su mayoría reducidos a su mínima expresión, sin oferta de crédito y limitados a servir de intermediarios en los pagos de clientes, y a vivir de comisiones por esas transacciones, en Venezuela abrir una cuenta bancaria es un calvario excluyente, de modo que  miles de personas están fuera del sistema.

«Ubbi apuesta por el acceso de los venezolanos a los servicios financieros y promueve la inclusión financiera rápida y sin burocracia», afirman los jóvenes responsables de esta empresa en una reciente presentación oficial de la tarjeta de pagos Ubii Visa, con el respaldo de la plataforma Visa, más conocida por sus tarjetas de crédito.

Prometen «revolucionar la forma como se accede a los servicios financieros en Venezuela, con el fin de promover la inclusión financiera simple, a través de una experiencia 100% digital, sin filas, sin burocracia».

 

Cómo funciona

  • Es una tarjeta prepagada respaldada por el Banco Venezolano de Crédito, uno de los más antiguos y sólidos del país.
  • Se activa y recarga a través de la aplicación Ubii App, disponible en las tiendas Play Store y App Store. La emisión cuesta ocho dólares, con servicio de entrega incluido.
  • Las recargas máximas son del equivalente a 1.000 dólares para personas y de $5.000 para empresas. Ese dinero en realidad queda depositado en una cuenta del Banco Venezolano de Crédito, y sobre ella se gira cada vez que se hace un pago.
  • Está disponible para descargar y registrarse en menos de ocho minutos, con estrictas medidas de seguridad, disponible las 24 horas del día, los 365 días del año.
  • Desde la plataforma se podrá controlar la tarjeta, así como realizar pagos en todos los puntos de venta nacionales de manera presencial y virtual.
  • Las transferencias entre cuentas demoran 24 horas (como entre bancos). No tiene cuotas mensuales de mantenimiento, las comisiones de pagos son las  mismas que las de la banca.
  • Sirve para completar múltiples recargas y pagos de compras y servicios como, Pago Móvil (con RIF del Venezolano de Crédito), transferencias bancarias, recargas con tarjetas internacionales, pagos entre usuarios Ubii, pagos de cuentas telefónicas.
  • La tarjeta Ubii Visa se puede solicitar por delivery desde la Ubii App, al igual que por la plataforma de Pedidos Ya. Será enviada a la dirección indicada en la ciudad de Caracas en menos de una hora y en un máximo de 48 horas en el resto del país, para atender a cualquier persona en cualquier lugar,  gracias a alianzas con cadenas como Farmatodo.

Seguridad de uso

El plástico de color azul, provisto de un chip, no trae impresa información información sensible a la vista, al contrario de lo  como sucede tradicionalmente con las tarjetas de débito o de crédito, lo que disminuye la posibilidad de fraude, señalan sus promotores.

«Los datos de la tarjeta se encuentran guardados de manera segura dentro de la aplicación y pueden ser consultados por los usuarios al momento de realizar pagos online», explican en el material de prensa.

Ubii tarjeta

Para venezolanos dentro y fuera del país

Una de las principales metas de Ubii es atender a un porcentaje importante de la diáspora venezolana con respecto a los pagos que se envían a Venezuela de manera informal y a un alto costo, señala la presentación.

«Actualmente, los usuarios pueden recargar su Ubii Visa con una tarjeta internacional, convertir en bolívares de manera inmediata y transferir a sus familiares sin la intervención de terceros. En los países que cuentan en la actualidad con una gran concentración de venezolanos, se integran distintos métodos de pago, para que puedan recargar, tener instrumentos financieros donde se encuentran y puedan enviar dinero a Venezuela», agregan.

Ramón Velásquez, uno de los jóvenes propietarios  y fundadores de Ubii Pagos, dijo en rueda de prensa para presentar la tarjeta que entre los planes a mediano plazo está lanzar otra tarjeta, ya certificada y esta vez propia, con Master Card, de uso global para complementar su oferta de servicios de pago.

Con Sudeban, la Superintendencia de Bancos, Ubii obtuvo una licencia como emisor y procesador de pagos. «El regulador está muy abierto a escuchar», explica.

«La experiencia de usuario es muy fácil y el saldo de la tarjeta es transferible a cualquier cuenta», explica.

Un mercado de oportunidades

Velásquez y su equipo presentan esta tarjeta como una estrategia disruptiva en el mercado venezolano, donde el 93% de las personas no tiene cuentas en divisas.

También apunta al mercado de jóvenes sin tarjetas de débito de los bancos tradicionales e inclusive al de menores de edad que tienen sus dificultades para los pagos básicos como los de la merienda en los colegios.

Por eso su estrategia de mercadeo en los próximos meses apunta a colegios, universidades, empresas para pagos de  nóminas o a trabajadores informales.

La diáspora como oportunidad

Por su parte, los migrantes que envían remesas a Venezuela calculadas en 5.000 millones para este año, en su mayoría están en la informalidad y sin servicios financieros en los países donde residen, señalan su estudios.

«Somos pioneros en una APP de pagos. Ser local nos permite entender la necesidad del mercado», dice Velásquez, en la sede de Ubii Pagos en Altamira, Caracas.

Define la empresa como de 100% de capital propio, sin inversionistas externos, aunque en efecto sueñan con convertirse en una empresa Unicornio y expandirse internacionalmente y aún más en el mercado local.

Velásquez señala que aunque esta tarjeta es innovadora en el mercado, se espera que muchas empresas vayan a hacer algo similar pronto.

«La Superintendencia está promoviendo que esto suceda», dice sobre la estrategia oficial de hacer que el bolívar sea usado cada vez más como medio de pagos en la economía corriente.

Desde el 31 de diciembre hasta la fecha han emitido más de 3.000 tarjetas, y ya tiene un pedido de 20.000 nuevas para las próximas semanas.