Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Venezolanos invierten duro en mercados financieros globales, pese a controles

Curazao 2
20/03/2017
|
FOTO: DEPARTAMENTO DE TURISMO DE CURAZAO

Durante los últimos 10 años inversionistas venezolanos movieron $115.546 millones en compras de bonos y acciones en el mercado financiero de Estados Unidos. Se trata de operaciones abiertas a través de corredores y bancos, registradas por las autoridades de ese país, según el más reciente informe del departamento del Tesoro de la primera economía del mundo.

Durante el mismo período los venezolanos vendieron a ciudadanos estadounidenses $105.584 millones, según la información estadística difundida por el Tesoro.

El movimiento de inversiones ejecutadas en estos mercados financieros por particulares se compara en orden de magnitud con los $193.000 millones del total de la deuda externa del país, reportada por analistas independientes y economistas de oposición, a falta de informes oficiales.

En todo 2016 las compras de activos financieros por parte de venezolanos a ciudadanos estadounidenses en el mercado financiero legal de Estados Unidos sumaron $8.880 millones, según los datos difundidos del Departamento del Tesoro.

Por otra parte, los venezolanos movieron al menos $5.733 millones colocados en otros 19 países, según cifras del FMI.

Los números revelan un robusto movimiento de capitales privados nacionales en el extranjero, en medio de la turbulencia interna de la era chavista. Las ventas de estos activos financieros por parte de venezolanos a ciudadanos estadounidenses sumaron $7.869 millones el año pasado.

Además, entre enero y junio de 2016 las inversiones financieras de los venezolanos en otros 19 países sumaron $5.733 millones. Pero son datos parciales del semestre, porque falta un indicador clave: las colocaciones en Curazao y Saint Marteen, convertidas en puente y destino privilegiado de inversiones financieras en el mundo, especialmente de Venezuela a través de bancos, operadores y otras empresas financieras.

Las cifras analizadas por El Estímulo, de movimientos de estos 19 países diferentes a Estados Unidos provienen de la Encuesta Coordinada de Inversiones de Portafolio, hecha por el Fondo Monetario Internacional (FMI), con datos aportados voluntariamente por los socios.

Revelan que en los últimos años los capitales venezolanos se mantienen muy activos internacionalmente, con la vigencia del control de cambios, justo en medio de lo que los expertos califican como la peor crisis económica, política y social de este país petrolero en su historia reciente.

Las inversiones de portafolio de capitales venezolanos por el mundo alcanzaron a 20.455 millones de dólares en todo 2015, solamente en estos 19 países seleccionados por orden de importancia en los mayores volúmenes colocados. A esto se suman $11.719 millones en activos financieros comprados por ciudadanos de nuestro país en activos financieros en el mercado de Estados Unidos, según datos oficiales, en ese año particularmente activo para los intereses de ciertos venezolanos.

Entre enero y diciembre de 2013, las inversiones financieras venezolanas en Curazao y Saint Marteen (las cifras de las ex colonias de Países Bajos son contadas de forma unificada) sumaron $25.337 millones. Al cierre de 2014 se mantuvieron en $25.258 millones y en 2015 terminaron en $13.861 millones, según los datos oficiales.

Las inversiones venezolanas en Curazao en esos años equivalieron a un tercio de lo invertido a su vez por la isla en papeles en Estados Unidos.

En diciembre de 2012, las colocaciones de venezolanos en Curazao habían cerrado en tan solo $119 millones.

No están claras las razones del espectacular salto en estas inversiones registradas y rastreadas por el FMI y el gobierno de Estados Unidos, pero las fechas coinciden con el agravamiento del presidente Hugo Chávez y su posterior muerte, así como con las elecciones presidenciales de diciembre de 2012 y el inicio de la peor era de turbulencia económica y política en una década.

Las colocaciones en Curazao y Saint Marteen representan dos tercios de los $95.360 millones de dólares de capitales venezolanos que se movieron en estos 19 países durante los tres años y medio terminados en junio de 2016.

En orden de importancia de las operaciones registradas destacan las colocaciones de venezolanos en Luxemburgo, con $2.592 millones al cierre de junio de 2016, por encima del saldo de $2.287 millones a junio de 2015.

Las inversiones de portafolio son definidas por el FMI como transacciones y posiciones registradas y reportadas a través de las fronteras, en deuda o acciones. No incluyen inversiones extranjeras directas ni en activos de reserva (como oro y monedas).

Por otra parte, el reciente informe del Departamento del Tesoro de Estados Unidos revela que también se ha mantenido fuerte la posición financiera de venezolanos en ese país, en inversiones de largo plazo de más de un año en bonos del Tesoro, de agencias del gobierno de ese país, papeles de renta fija de grandes corporaciones, acciones de corporaciones estadounidenses, de empresas extranjeras inscritas en esos mercados y en bonos de países emisores extranjeros.

Los datos analizados por El Estímulo están recogidos en el más reciente informe TIC (Treasury International Capital) del Departamento del Tesoro, sobre operaciones en portafolios de Estados Unidos con el resto del mundo y viceversa.

Las cifras reportadas obligatoriamente por operadores financieros y tenedores de activos representan movimientos legales de capitales, transacciones, y no necesariamente posiciones finales netas.

El sistema recopila datos de transacciones y posiciones de inversión entre residentes en Estados Unidos (incluyendo filiales de firmas cuyas casas matrices están en otros países) y residentes en el extranjero (incluyendo filiales de empresas de Estados Unidos en el exterior).

En el caso de Venezuela, en medio del control de cambio y una aguda escasez de divisas, las firmas de Estados Unidos así como las del resto del mundo que operan aquí se quejan de la imposibilidad de repatriar divisas por sus operaciones en Venezuela. Casi la totalidad de ellas han excluido a sus filiales venezolanas de los libros de reportes contables en cada ejercicio fiscal.

De aquí se deduce que en estas operaciones financieras en Estados Unidos no están incluidos capitales de estas firmas extranjeras que operan en Venezuela, sino principalmente de personas naturales que operan internacionalmente.

Al cierre de junio de 2016 la posición neta de los venezolanos en Estados Unidos era de $6.257 millones, comparado con $7.214 millones en junio de 2015, con $12.174 millones en junio 2014 y $13.607 millones al cierre de 2013, semestre con mayor volumen negociado.