Pékerman y la prensa: acostumbrarse al hermetismo

El hermetismo sobre la agenda y el primer módulo de trabajo de la Venezuela, generó una incertidumbre informativa disipada hasta la noche del pasado lunes, cuando se había dado inicio al mencionado módulo. ¿Así es que operará esta nuevo ciclo? Analizamos al técnico y su relación con los medios de comunicación

Pékerman y la prensa: acostumbrarse al hermetismo

Venezuela puede ser el país con menos cultura futbolística en Suramérica, pero, sin duda, es el que más noticias y polémicas genera. Que no quede duda de eso.

Quizá sea por ese mismo motivo, la poca cultura de fútbol, que genere tanta tela para cortar. Porque estamos todos en un constante intento, un indetenible comienzo. ¡Es que hay tantas y tantas cosas por abordar, por mejorar, por materializar!

La ilusión generada por la contratación de José Pékerman y su cuerpo técnico como seleccionador nacional de Venezuela ha hecho que, ante tantas desazones recientes de una marca llamada Vinotinto que en algún momento elevó al país futbolístico (y el que no, también), la palabra del argentino sea santa. Ya una sugerencia del entrenador es un hecho: eliminar la norma del juvenil en los torneos profesionales y la creación de un campeonato de reservas de los clubes de Primera División.

En esa tonada, surgió además un debate relacionado con la información oficial que se maneja en torno a la selección, justo bajo los primeros mandos del nuevo entrenador. El hermetismo sobre la agenda y el primer módulo de trabajo, generó una incertidumbre informativa disipada hasta la noche del pasado lunes, ya cuando se había dado inicio al mencionado módulo.

De inmediato, se aprecia un manejo hermético de la información que tenga que ver, al menos, con la selección de mayores, hecho que no ocurría en los últimos años. Es una forma de manejar el hecho informativo que parece ser sugerencia del propio Pékerman, dado lo similar que son esas maneras con las que terminó adoptando en su paso por el mismo cargo en la selección colombiana.

He querido consultar a dos reconocidos periodistas deportivos colombianos cómo fue la relación con la prensa y el manejo de la información del técnico argentino cuando estuvo dirigiendo en ese país, su última referencia laboral.

Juan Pablo Coronado, de Radio Nacional de Colombia, nos desea suerte a los colegas venezolanos: “Bienvenidos al hermetismo. Comienzan los juegos del hambre para procurar la información”, son las palabras de “aliento” que nos manda.

Para quien fuera reportero de campo de la extinta cadena internacional Fox Sports, el hermetismo con el que ha comenzado el manejo comunicacional de Pékerman en Venezuela “es totalmente normal, no es para alarmarse. Así fue acá en Colombia y creo que ese fue, en parte, uno de los éxitos de Pékerman al frente de la selección. Tuvo las mismas reglas para todos los medios de comunicación, incluso para el canal licenciatario de los derechos. Solo habla en conferencias de prensa cuando da la convocatoria o el día antes del partido y después”.

Secunda a Coronado el periodista Samuel Vargas de la cadena continental DIRECTV Sports, quien también tuvo la oportunidad de relacionarse comunicacionalmente con el proceso de Pékerman en la selección argentina y luego con la de Colombia: “Traía esas formas desde que dirigía a Argentina. Nunca dio entrevistas mano a mano a ningún medio de comunicación. Todo se limitó a las conferencias de prensa. Restringió los contactos”.

Destaca un hecho muy particular en lo que tiene que ver con las oportunidades de realizar preguntas al técnico: “Las convocatorias las entregaba en horarios lejos de la agenda informativa de los medios en Colombia. Terminamos con lo mínimo indispensable: conferencias antes y después del partido, cuando al comienzo había espacio para preguntar justo cuando estregaba las convocatorias en conferencia de prensa”, revela Vargas.

Juan Pablo Coronado lo certifica: “En su primer proceso clasificatorio mundialista, hacia Brasil 2014, acostumbraba a dar las convocatorias en conferencia de prensa. Las entregaba en horarios estratégicos, cuando no había espacios de opinión al aire en ese momento. Ya para el segundo periodo, se apeló más a los comunicados emitidos por la Federación Colombiana de Fútbol para divulgar convocatorias”.

Coronado afirma que el manejo comunicacional estricto se extendió a sus dirigidos: “Esas mismas condiciones las estableció a sus jugadores. Mientras estuvo al mando, ninguno de sus jugadores estuvo autorizado a dar notas exclusivas con ningún medio de comunicación”.

No esperemos que revele el once del partido antes que se haga oficial por los medios acostumbrados. “Nunca fue dado a informar la alineación en rueda de prensa. Lo hizo una sola vez y fue contra Paraguay cuando ya Colombia estaba clasificada al Mundial”, recuerda Coronado, quien da una recomendación a la prensa local: “Sus conferencias son generales, globales; las preguntas tienen que ser concretas si quieres la respuesta concreta. Hubo que establecer una estrategia para que contestara lo que uno estaba preguntando, porque suele contestar con muchas generalidades”.

Si bien el hermetismo puede tener aristas tan negativas como positivas, algo siempre conservó Pékerman como bien coinciden Vargas y Coronado, en su relación con los medios: sostuvo todo el tiempo una relación cordial, dentro de los parámetros. Es un hombre muy educado para contestar.

Lo cierto es que éstas serán sus formas. Lo estrictamente necesario será comunicado, con los tiempos bien justos. Difícilmente se vea alguna filtración informativa, al menos desde dentro, desde el seno de una concentración. Lo que sí nunca aplaudiré como comunicador es la desinformación. Eso no.

La nueva era Vinotinto también lo será comunicacionalmente.

Alberto Arvelo, un cineasta seducido por los desafíos creativos / Entrevista

El director venezolano no solo se aventuró a registrar, en tiempo real, la última aventura artística y obra “imposible” del maestro Carlos Cruz-Diez, a través de su fascinante documental Free Color. Además, junto a Gustavo Dudamel, recientemente lideró en Los Ángeles el montaje de la ópera Fidelio, de Beethoven, que por primera vez en la historia pudo ser escenificada y presenciada por una audiencia con discapacidad auditiva.

"Top Gun: Maverick", el poder del entretenimiento

La película de Joseph Kosinski es el blockbuster definitivo. Ese parece ser el objetivo de una producción que se sostiene sobre una vitalidad asombrosa, ajena al posible ingrediente de nostalgia. Tom Cruise, que recibió una ovación de seis minutos en Cannes y un reconocimiento a su carrera, emerge como un héroe cinematográfico fuera de lo común